Navigation

Los grandes emisores en la mira de Suiza en Bali

Las emisiones de gas de efecto invernadero en el menú de la conferencia de Bali. Keystone Archive

Los representantes de 190 naciones se reúnen desde este lunes en Indonesia para asistir a una conferencia sobre el clima. Suiza busca implicar a los grandes productores de gas de efecto invernadero.

Este contenido fue publicado el 03 diciembre 2007 - 10:59

Para Thomas Kolly, al frente de los negociadores suizos, se tendría que incluir a los países emergentes y a Estados Unidos en el sistema que se aplicará desde 2012.

En Bali, todos tienen en mente el alarmante informe del grupo intergubernamental de expertos sobre la evolución del clima(GIEC), en el que sus autores predicen sequías, canículas y aumento de los océanos como consecuencia del calentamiento climático.

"Esta reunión responde a una urgencia sin precedentes", afirma Yvo de Boer, secretario de la ONU a cargo de los asuntos climáticos.

¿El objetivo principal de la reunión de Bali? Lanzar el debate en vista del acuerdo climático que sucederá al protocolo de Kyoto desde 2012.

"En Bali, el objetivo y el resultado probable será que decidiremos una hoja de ruta que debe conducirnos hasta finales de 2009", explica Thomas Kolly a swissinfo.

"Insuficiente"

Los países emergentes, incluida China e India, están exonerados de la obligación de limitar sus emisiones, lo mismo que el conjunto de los países en desarrollo. Y ello, a pesar de su crecimiento excepcional.

Para Thomas Kolly, "los países vinculados al Protocolo de Kyoto no 'pesan' más que una cuarta parte de las emisiones de CO2 (bióxido de carbono). Simplemente, no es suficiente".

China, por ejemplo, está por emparejar el nivel de contaminación de Estados Unidos y se convertirá muy pronto en el primer emisor del planeta. Sin embargo, la rígida posición de Pekín cambia.

De acuerdo con Yvo de Boer, las autoridades chinas comienzan a dar señales estimulantes y podrían aceptar reducir sus emisiones, por lo menos en algunos sectores.

En el fondo, los países emergentes temen que la lucha contra el calentamiento afecte sus esfuerzos por salir de la pobreza.

Estados Unidos

Por su parte, Thomas Kolly se muestra más optimista sobre la participación de Estados Unidos en el proceso de negociación dadas las presiones de la opinión pública estadounidense y de la contundencia de las pruebas científicas.

Por el momento, Estados Unidos -junto con Australia-, es el único país industrializado que permanece al margen del sistema de Kyoto que obliga a reducir las emisiones de CO2. Empero, Australia acaba de anunciar su próximo ingreso al protocolo.

Convencida de que hay que limitar el incremento de la temperatura promedio del planeta -2 grados centígrados-, la Unión Europea (UE) se comprometió unilateralmente a reducir de aquí al 2020 sus emisiones en 20%, incluso en 30% si los otros países industrializados hacen lo mismo.

Suiza anunció que adoptaría una posición semejante a la de la UE en Indonesia.

Una obligación

Hay, pues señales estimulantes. Pero según numerosos expertos, el objetivo de lograr un acuerdo antes de finales de 2009 es muy optimista, dado que Estados Unidos será gobernado por una nueva administración a partir del mes de enero.

Esa fecha debe ser respetada, estiman los especialistas que recuerdan que se necesitarán muchos años para obtener la ratificación del documento final.

Otro motivo que invita a respetar esa fecha: los industriales que explotan fábricas o centrales eléctricas quieren conocer a la brevedad posible las reglas que va a imponerles el mecanismo sucesor del Protocolo de Kyoto.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon anunció que ante el cambio climático "no podemos permitirnos dejar Bali sin un avance real hacia un acuerdo global entre todas las naciones".

swissinfo y agencias

La Conferencia

La Conferencia de Bali debe concentrarse sobre la reducción de las emisiones de gas a efecto invernadero.

También abordará el tema de las compensaciones otorgadas a los países tropicales para estimular la lucha contra la deforestación, fuente de 20% de las emisiones de CO2.

Los debates abordarán igualmente un fondo de adaptación que permita a las naciones pobres afrontar los efectos del cambio climático. Se hablará también de la manera de ayudar a los países en desarrollo a acceder a las tecnologías energéticas de punta.

End of insertion

El protocolo de Kyoto

Fue concluido en 1997. Su objetivo es reducir las emisiones globales de gas de afecto invernadero a un nivel 5% inferior al de 1990. Más de 170 países se han comprometido en ese sistema.

Estados Unidos, primer país emisor, decidió en 2001 retirarse del pacto que, según Washington, costaría muy caro a la economía estadounidense y la penalizaría ante China y la India. Las emisiones de Estados Unidos podrían aumentar una tercera parte de aquí al 2020 con respecto al 1990.

Los gases de efecto invernadero retienen el calor al interior de la atmósfera terrestre. El principal de entre ellos es el CO2, seguido del metano y del protóxido de azote N2O.

End of insertion

El taxi solar

El suizo Louis Palmer efectúa una vuelta al mundo en un vehículo solar para mostrar el aprovechamiento de las energías limpias. Estará en Bali con la esperanza de que numerosos políticos efectúen un paseo en su 'taxi solar'.

El taxi solar es un vehículo de tres ruedas con un remolque de seis metros cuadrados equipado con células solares. Puede alcanzar hasta 90 kilómetros por hora y recorrer hasta 400 kilómetros sin detenerse.

Louis Palmer forma parte de la delegación del programa de Naciones Unidas para el medio Ambiente (PNUE) y de la misión suiza.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo