Mundial 2014: ¡El balón es para...Brasil!

El presidente Lula, junto a Sepp Blatter, ya puede comenzar a soñar con un gran evento. Keystone

En Brasil tendrá lugar la Copa del Mundo 2014, confirmó este martes, en Zúrich, la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA).

Este contenido fue publicado el 30 octubre 2007 - 18:33

El presidente del país sudamericano, Luiz Inacio 'Lula' da Silva, presente en Suiza, celebró la decisión y prometió un nuevo triunfo.

"El Comité Ejecutivo de la FIFA decidió por unanimidad otorgar a Brasil no sólo el derecho, sino la responsabilidad de organizar la Copa del Mundo 2014", señaló este martes, en Zúrich, el presidente de esa organización, Sepp Blatter.

Acto seguido, Blatter depositó en las manos del presidente brasileño, Luiz Inacio da Silva, el trofeo de la Copa del Mundo.

"Para nosotros el soccer no es sólo un deporte. Es más que eso. Es una pasión, una pasión nacional", subrayó a su vez el mandatario brasileño, quien viajó a Suiza para presentar la candidatura de su país como sede de la justa internacional del balompié 2014.

Brasil, lugar de peregrinaje

Michel Plattini, presidente de la Unión Europea de las Asociaciones Nacionales (UEFA), no ocultó su optimismo: "Una Copa del Mundo en Brasil es como ir en peregrinación a La Meca, a Santiago de Compostela o a Jerusalén".

"Si todo va bien - prometió 'Lula' - ganaremos nuevamente la Copa del Mundo".

Y el presidente tiene en qué fundamentar su optimismo. El suyo es considerado 'el país del fútbol'. Ha participado en todas las Copas del Mundo (18), y se ha llevado cinco de ellas (1958, 1962, 1970, 1994 y 2002). Ninguna otra nación ha logrado una proeza semejante.

Sin embargo, desde 1950, cuando fuera vencido por Uruguay en su mítico Estadio de Maracaná, Brasil no ha organizado una Copa del Mundo. La del 2014 será la primera desde entonces y sucederá a la del 2010 que tendrá lugar en África del Sur.

Platini celebra esa elección. Para él, la organización de eventos de una magnitud semejante "es un medio de hacer avanzar el país. Si vamos sistemáticamente a los sitios grandes, bonitos y ricos, nos veremos limitados a cuatro o cinco, nunca iremos a los países que lo merecen. Con Sudáfrica 2010 y Brasil en 2014, la FIFA tomó dos grandes decisiones".

Remodelación de Maracaná

Único aspirante al torneo -que correspondía a la América del Sur-, Brasil presentó un expediente en el que se compromete a renovar el estadio de Maracaná y a la construcción de cuatro nuevas instalaciones deportivas en el norte del país, región menos desarrollada que el sur.

El estadio de Morumbi, la mayor instalación de carácter privado en Brasil, con 73.500 asientos, también será remodelado.

Un total de 18 ciudades brasileñas aspiran a convertirse en sede de los encuentros, pero sólo entre 8 y 13 serán incluidas en el proyecto final.

Infraestructura y seguridad

Para la realización de la cita futbolera, la FIFA prevé un mínimo de 55.000 cuartos para un millón y medio de pernoctas. Tras una visita de inspección a Brasil, la Federación señaló que si bien "el país dispone de una increíble capacidad en materia de infraestructura hotelera (...) al menos cuatro ciudades encontrarán grandes dificultades en la organización".

Otro tema sensible que inquieta a algunos observadores: la seguridad en un país con un alto índice de delincuencia. Pero, según el grupo de inspección "la realidad no es tan terrible (...) Algunas capitales tienen un problema pero ese no es el caso en la mayor parte de las ciudades candidatas".

El informe de los inspectores subraya las promesas del gobierno brasileño en el sentido de que invertirá 3.300 millones de dólares en una campaña de seguridad, de aquí al 2012, amén de "la gran experiencia (de Brasil para) la organización de grandes eventos".

La mejor Copa de la historia

"Tenemos todo preparado para organizar muy bien esta Copa Mundial. Estoy seguro que el apoyo del gobierno será grande y acogeremos una gran competición", apuntó Ricardo Teixeira, presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol.

"Estamos muy orgullosos por haber logrado este sueño. Mostraremos al mundo la otra cara de nuestro país, que es más que playas y samba. Esta Copa dará un nuevo impulso al proceso de desarrollo que vive Brasil, y estoy seguro que conseguiremos transmitir al mundo toda nuestra alegría a través del fútbol", apuntó a su vez el seleccionador brasileño, Dunga,

El ex jugador canarinho, Romario, que también formó parte de la delegación brasileña presente en Zúrich, prometió que sus compatriotas harían "todo lo posible por organizar la mejor Copa Mundial de la historia".

swissinfo y agencias

Contexto

Brasil – que ya organizó el Mundial de Fútbol en 1950 – presentó su candidatura para la organización de la edición 2014 en diciembre de 2006. 18 ciudades brasileñas son candidatas a acoger los partidos. En el proyecto final su número oscilará entre 8 y 13.

El último país sudamericano que organizó un Mundial de Fútbol fue Argentina en 1978.

En 2010, el Mundial Fútbol se celebrará en Sudáfrica.

Este lunes (29.10.), la FIFA decidió abandonar el sistema rotativo de Confederaciones (alternancia entre continentes). Esto significa que todas las federaciones nacionales pueden presentar su candidatura, a condición de que su confederación no haya acogido una de las últimas ediciones.

La Federación Australiana de Fútbol anunció que será candidata a organizar el Mundial de 2018.

End of insertion

Cooperación estratégica

El presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, aprovechó su presencia este martes en Zúrich para reunirse con su homóloga suiza, Micheline Calmy-Rey.

Durante una reunión de trabajo, los dos mandatarios decidieron que en el futuro Suiza y Brasil estrecharán su colaboración en varios ámbitos (cooperación en el seno de la ONU, en materia humanitaria o de investigación, por ejemplo, sobre el bioetanol).

En una primera fase, los dos países establecerán una cooperación estratégica que podría desembocar en un acuerdo en 2008. Permitirá también abordar los diferendos, sobre todo en materia agrícola.

Brasil es uno de los países prioritarios de la política económica exterior de Suiza.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo