Niveles de agua históricamente bajos en Suiza

En Berna, el nivel del río Aare está particularmente bajo. Keystone

El otoño inusualmente seco que impera en el centro de Europa afecta el suministro de energía, el turismo y la vida acuática en Suiza. El comienzo del año había sido especialmente seco. Los efectos negativos se encadenan.

Este contenido fue publicado el 02 diciembre 2011 - 08:46
Clare O’Dea, swissinfo.ch

De acuerdo con MeteoSwiss, el nivel de las precipitaciones pluviales registradas entre el 1 de enero y el 19 de noviembre de este año en la Suiza occidental y en el valle del Ródano es el más bajo desde que empezaron las estadísticas en 1864. La última lluvia cayó en esa región el 19 de octubre, dijo el servicio nacional en un informe sobre la sequía publicado esta semana.

La actual sequía es causada por una zona de alta presión estacionada sobre Europa central desde hace varias semanas y que aleja el tiempo inestable del Atlántico.

Las fuertes lluvias en el Tesino

“Desde el punto de vista hidrológico, la situación actual es bastante excepcional”, dijo Silvia Morf, de la Oficina Federal de Medio Ambiente (OFEV). Sin embargo, las diferencias regionales son todavía grandes: en el sur de Suiza cayeron fuertes lluvias a principios de noviembre. “Pero en el Valais central y en el norte del país, algunas zonas no han registrado una sola gota”, señaló la especialista.

Algunos ríos y algunos lagos muestran niveles de agua comparable a los de 1947 o incluso de 1921. “Los lagos de Biel, Murten y Neuchâtel tienen niveles inferiores a los habituales en los meses de noviembre. Con el lago de Zúrich, están cerca de establecer récords”, añadiío Silvia Morf.

Los mantos freáticos y las pendientes también sufren. “Nuestra red de estaciones de medición muestra un fuerte déficit, especialmente en el Jura y en la meseta suiza”, explicó la responsable.  

El transporte fluvial más caro

El proveedor de electricidad Alpiq sufrió un desplome de 25% en sus estaciones hidráulicas en el río Aar, con respecto al mismo período del año pasado. Los niveles de los ríos en el centro de Suiza y en el norte, que se redujeron de manera drástica, es la causa. Otros proveedores, como las Fuerzas motrices de Berna y Axpo, anuncian recortes de producción de alrededor de 20% en alrededor de 10 años.

Sin embargo, la situación es mejor en los lagos utilizados para el almacenamiento de agua para el invierno. “Los lagos de acumulación se llenaron a finales de septiembre y principios de octubre y esa agua se puede utilizar para la producción de energía en invierno”, asegura el portavoz de Alpiq, Andreas Meier. 

El Rin no se salvó. “El costo del transporte fluvial se ha incrementado puesto que las barcazas no pueden recibir las cargas completas de productos, debido al bajo nivel del río”, dijo Nina Hochstrasser, de la sociedad Puertos Suizos del Rin (asociación de los puertos de Basilea) a la radio suiza de expresión alemana. La carga actual es inferior en alrededor de dos tercios al total normal. Los tres puertos de Basilea importan entre el 10 y el 15% de todos los bienes que llegan a Suiza.

Inquietud en estaciones de esquí

En las montañas, los responsables de las estaciones de esquí escrutan con inquietud el horizonte. Si bien disfrutan de un tiempo soleado permanente, ningún copo de nieve ha caído. En muchos lugares, como Davos y Andermatt, el inicio de la temporada de invierno ha sido pospuesto. Para esas regiones, que sufren ya los reveses de la fortaleza del franco, con una disminución en el turismo, el golpe es duro, aunque MeteoSwiss precisa que la actual de capa de nieve no permite predecir las condiciones de nieve en el invierno por venir.

Arosa es un buen ejemplo. En 2009, las pendientes de la estación de los Grisones estaban aún verdes a finales de noviembre. A principios de diciembre, la nieve apareció y fue ideal para todo el invierno.

Algunas organizaciones de protección del medio ambiente también se preocupan por las consecuencias de la actual sequía. Las truchas, por ejemplo, podrían quedar en la imposibilidad de nadar en los ríos para llegar a sus lugares de desove.

Sequía

La sequía de este otoño es el segundo episodio de escasez de lluvias en 2011.

Desde febrero hasta finales de abril, las lluvias habían sido excepcionalmente raras.

Del 1 de enero al 19 de noviembre el Valais y la Suiza occidental registran los más bajos niveles desde que comenzaron las mediciones en 1864.

Los Alpes orientales y el Tesino se ven menos afectados.

End of insertion

METEOSUISSE

MeteoSwiss es un servicio público, adscrito al Ministerio suizo del Interior. 

Ofrece previsiones para el pueblo, la administración y la economía.

El servicio cuenta con aproximadamente 350 personas.

Unos 800 observadores no profesionales trabajan en las estaciones de medición.  

Recibe de la Confederación la mitad de su presupuesto anual de 80 millones de francos.

El resto proviene de los servicios vendidos por MeteoSwiss, incluido al sector de la aviación.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo