Zúrich no quiere un burdel oficial

Mantener un burdel no es función del Estado: es lo que decidió el Parlamento municipal de Zúrich el 10 de noviembre de 2016. La mayoría de sus miembros se opusieron a la propuesta del Partido Socialista que pretendía obligar al Gobierno a poner a disposicion un edificio para las actividades de las prostitutas en la ciudad más poblada de Suiza. Keystone/Ennio Leanza
Este contenido fue publicado el 10 noviembre 2016 - 13:53


Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo