Navigation

Para apropiarse el lenguaje de la vida

Una de las primeras investigaciones del programa se destinó a la producción de insulina por las células del páncreas.

La próxima gran etapa de la investigación biológica: la biología sistémica, con cuyo liderazgo mundial sueña Suiza.

Este contenido fue publicado el 06 diciembre 2007 - 10:29

En el marco de SystemsX.ch, las escuelas politécnicas federales y seis universidades introducen en la Red sus conocimientos y recursos. En los próximos años se invertirán unos 400 millones de francos.

"Las ciencias de la vida son un tema esencial. Para que Suiza pueda progresar, la política científica debe ser bastante flexible para atrapar las oportunidades", destacó el secretario de Estado para la Educación y la Investigación, Charles Kleiber, el miércoles (05.12) en Berna, durante la presentación del grupo de investigación SystemsX.ch.

Las escuelas politécnicas federales de Lausana (EPFL) y de Zúrich (EPFZ), así como las universidades de Ginebra, Lausana, Friburgo, Berna, Basilea y Zúrich participan en este programa, calificado como la más importante iniciativa de estímulo temático de los últimos años.

Tres institutos (Paul Scherrer en Villigen, Friedrich Miescher en Basilea así como el Instituto Suizo de Bioinformática) también están incluidos.

Sin precedente

Se trata, según Charles Kleiber, de una cooperación sin precedente que podría servir de modelo en el proceso de reorganización del paisaje universitario. Subraya también el potencial de futuro de la biología de sistemas, tanto en términos científicos como organizacionales, dada su interdisciplinaridad.

La biología sistémica es la continuación lógica de los proyectos actuales de desciframiento del patrimonio genético humano y de otros numerosos genomas de plantas, animales y microorganismos, subrayó Rudolf Aebersold, presidente del comité directivo científico de SystemsX.ch. Pretende no sólo ortografiar el lenguaje de la vida, como lo hacemos hoy, sino poder aprender a leerlo y a comprenderlo, añadió.

"Conseguir leer todas las palabras en un diccionario no basta para comprender un texto, hace falta conocer la gramática y la sintaxis", explicó el investigador para ilustrar su declaración. Así, esta etapa suplementaria es necesaria para comprender mejor los efectos de diversos elementos (genes, proteínas) sobre el organismo y sus disfunciones.

"Prevemos comprender mejor el aspecto molecular de ciertas enfermedades", precisó Rudolf Aebersold a swissinfo. "Contamos con reconocer de manera precoz eventuales modificaciones dentro de las células y poder elaborar así nuevas posibilidades de diagnóstico".

Sector farmacéutico

En su opinión, la industria farmacéutica, que requiere un nuevo enfoque para superar el problema de innovaciones que la aqueja desde hace varios años a pesar de las fuertes inversiones, saldrá ganando.

El Parlamento destinó este otoño 200 millones de francos al apoyo de la biología sistémica para los años 2008 a 2011. Para poder obtener los fondos de la Confederación, las universidades beneficiarias deberán contribuir con una suma equivalente.

Otra fuente de financiamiento: la industria, a comenzar con las empresas farmacéuticas. El sector privado ha invertido unos 8 millones hasta aquí. Uno de los objetivos es convencerlo de comprometerse más, con el fin de disponer de un total de 400 millones. Suiza es el país que contempla invertir más en la biología sistémica, por habitante.

Las solicitudes de proyectos, incluidos aquellos ya en curso en Lausana, Basilea y Zúrich, deben ser presentadas de aquí a finales del mes. Hasta ahora, 18 declaraciones de intención han sido devueltas. Los proyectos aprobados de investigación, tecnología y desarrollo podrán arrancar a partir de la primavera. Su potencial competitivo será un aspecto importante.

swissinfo y agencias

Biología sistémica

Este nuevo enfoque interdisciplinario estudia sistemas biológicos en su carácter global. Tiene en cuenta todos sus componentes, redes e interacciones.

La vida es mucho más que una suma de las partes y la biología sistémica fusiona biotecnologías, física, química, matemáticas (modelaje y simulaciones), medicina, tecnologías de la información, nanotecnologías, etc.

Permitirá posiblemente comprender la dirección de las secuencias genéticas y la gramática del genoma. Los investigadores pretenden lograr descubrimientos revolucionarios. Con la materialización, por ejemplo, de la producción de chips biológicos para el diagnóstico rápido o la miniaturización de censores que miden diversos parámetros de inmunidad.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo