Sida, África debe producir sus medicamentos

El doctor Adrian Hazbun se ocupa de un niño serpositivo en Gaborone, Botswana. Keystone

África se mantiene como el continente más afectado por el virus VIH. Director ejecutivo de Onusida, Michel Sidibé propone la creación de una agencia africana de medicamentos como preeludio al desarrollo de una industria farmacéutica local. Entrevista con motivo del día mundial del SIDA.

Este contenido fue publicado el 01 diciembre 2009 - 09:04

El África subsahariana, donde vive un 67% de la población mundial infectada por el VIH, sigue siendo la región más afectada por el SIDA, según el informe anual de Onusida, la agencia de la ONU especializada en la lucha contra la pandemia.

Alrededor de 1,9 millones de africanos resultaron infectados en 2008, lo que llevó el número de personas con el virus a 22,4 millones en el África subsahariana.

La amplitud de la epidemia, que tiende a estabilizarse en numerosos países africanos, dejó en la orfandad a más de 14 millones de niños en esa región. Ahí también se produce el 91% de las nuevas infecciones de menores en el mundo.

Por esa razón, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda comenzar más temprano el tratamiento antirretroviral en el adulto y el adolescente, administrar antirretrovirales (ARV) más mucho tiempo para reducir el riesgo de transmisión del VIH de la madre al niño al 5% o incluso por debajo. Por primera vez, la OMS recomienda también que las madres Vih-Positivas y su niño tomen ARV durante la lactancia para evitar la transmisión del VIH.

¿Cómo es posible que los progresos en la lucha contra el SIDA sean tan escasos en África?

Michel Sidibé: Los progresos no son tan escasos y algunos países lograron invertir la tendencia y controlar la progresión de la epidemia. Sin embargo, es necesario saber que un 70% de los enfermos tratados en África dependen de la ayuda de los países ricos para tratarse. El continente no tiene suficientes recursos previsibles y perennes. Así pues, se limitan las inversiones a largo plazo y los proyectos alcanzan raramente un nivel nacional.

Pero sobre todo, se utiliza aún el viejo esquema de desarrollo "vertical" caracterizado por la relación bilateral entre el Gobierno del país donante y el del país recipiendario. La ayuda internacional debe ahora redefinirse a través de esquemas más horizontales, con una capacidad más importante otorgada a los protagonistas y al pueblo africano.

Dos tercios de los cuatro millones de personas bajo tratamiento en el mundo viven en África. No sólo tienen difícilmente acceso a los medicamentos, sino que a menudo éstos son falsificados.

M.S.: El medicamento constituye uno de los elementos más importantes en la lucha contra el SIDA. Cada día, dos personas empiezan un tratamiento antirretroviral y cinco otras son infectadas por el virus. Eso significa que el número de personas que requerirán un tratamiento no dejará de aumentar. Ahora bien, los medicamentos son costosos y no se garantiza su eficacia a largo plazo.

Como la mayoría de estos medicamentos no se produce en África, es la ocasión para el continente de evolucionar y desarrollar su industria farmacéutica aprovechando este nuevo mercado para modernizarse y retener a sus profesionistas.

¿Con esta perspectiva aconseja la creación de una Agencia africana de medicamentos para regular el sector?

M.S.: Efectivamente, África necesita una Agencia africana de medicamentos, a la imagen de la Agencia europea de medicamentos, que regula la cooperación farmacéutica en Europa. Esta creación permitiría una transferencia de competencias y tecnología. Elevaría el nivel de calidad de los productos fabricados en África y haría más estricto el registro de productos importados. Reforzaría también el contacto entre los Estados miembros que podrían crear un observatorio de seguimiento de los precios de los medicamentos.

¿Cómo preve la financiación de tal proyecto?

M.S.: Trabajamos ya de estrecha manera con el NEPAD (Nueva asociación para el desarrollo de África) con el fin de elaborar un plan de negocios.

¿La fase siguiente sería pues la producción de medicamentos en África?

M.S.: Es un mercado que surge de varios miles de millones que podría abordarse con un enfoque continental. Inicialmente se podrían producir medicamentos clasificados en el ámbito público que contribuirían a la lucha contra la malaria, la tuberculosis y el SIDA. Estas gestiones permitirían proteger a la población africana contra los medicamentos falsificados y de calidad inaceptable.

¿Dados los intereses en juego, no cree que la industria farmacéutica en Suiza y en otros países desarrollados frenaría ese proceso?

M.S: La mundialización no puede ser exclusiva. Si no hay un debate con las empresas internacionales, habrá una reacción de los países emergentes con respecto a África.

Actualmente, Brasil construye una unidad industrial en Mozambique. Una producción a gran escala de medicamentos antirétroviraux utilizados para prolongar la vida de las personas afectadas por el VIH/Sida, va a comenzar muy pronto. La India establece una fábrica en Uganda para la producción de genéricos.


Catherine Fiankan-Bokonga, InfoSud/swissinfo.ch
(Traducción, Marcela Águila Rubín)

1 de diciembre EN SUIZA

Discriminadas. Según la Ayuda suiza contra el SIDA (ASS), las personas seropositivas tienen hoy una esperanza de vida normal pero a menudo siguen siendo discriminadas.

Solidaridad. Por esa razón, la ASS exhorta este 1 de diciembre a la solidaridad en su favor en todo el país, con motivo del Día Mundial contra el SIDA.

Miedos difusos. La ASS denuncia que las personas seropositivas sufren aún por medidas tales como la pérdida de empleo, el acoso por parte de sus colegas de trabajo y una mezcla de miedos difusos y prejuicios.

Normalización. La existencia de efectivos medicamentos ha permitido, sin embargo, una "normalización" de la infección del VIH, según la SSA.

La asociación pide en consecuencia una "normalización en la sociedad" para garantizar la igualdad de oportunidades y los derechos de los seropositivos.

End of insertion

¿QUIÉN ES MICHEL SIDIBÉ?

Ciudadano de Mali, Michel Sidibé es el Director ejecutivo de ONUSIDA desde el 1 de diciembre de 2008.

Ingresó a la organización en 2001 como Director del Departamento de apoyo a los países y a las regiones donde supervisó una extensa reforma, reconocida por haber transformado ONUSIDA en un programa común más específico y eficaz.

Tiene también el cargo de Secretario General adjunto de las Naciones Unidas.

Catherine Fiankan-Bokonga

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo