Suiza, líder en gasto educativo

La escolaridad obligatoria es la que más recursos absorbe en Suiza. Keystone

Es el país europeo que más recursos destina -en relación proporcional- a preparar a 1,4 millones de alumnos, según cifras de la OFS. Los resultados no son todavía los deseados.

Este contenido fue publicado el 16 marzo 2005 - 07:31

Actualmente, 2 de cada 10 francos suizos de gasto público se van a la educación, apenas detrás del presupuesto de previsión social.

Suiza es el país que más gasta en educación de toda Europa.

Llevada esta afirmación a las cifras, hablamos de 25.100 millones de francos suizos anuales destinados a preparar 1,4 millones de alumnos de todas las edades.

Visto desde una perspectiva macroeconómica, el monto equivale al 8,8% del Producto Interno Bruto (PIB) helvético.

Antes de Suiza, ningún país del Viejo Continente. Después de ella, Dinamarca (7,7% del PIB); Suecia (7,1%); Finlandia (7%); y Noruega (6,9%), según cifras del Banco Mundial (BM) y de la Oficina Federal de Estadística (OFS).

En otras latitudes, países como Estados Unidos (EEUU) o Australia destinan aproximadamente 5% del PIB a este objetivo.

En América Latina, salvo Cuba (6,7% del PIB) y Venezuela (5%), el resto de las naciones están por debajo del 4,5 por ciento.

Sin embargo, los resultados todavía no son los ideales, aun cuando desde 2001 se vienen ajustando las medidas para dejar el incómodo mediocre lugar asignado por el estudio PISA en 2000. Desde entonces se ha hecho avances notables en matemáticas y ciencias, pero aún no es el caso en lectura. De ahí que el público suizo siga de cerca el curso de la onerosa educación helvética.

De hecho, los vaiventes de la economía mundial, en los que Suiza está inmersa, imponen nuevos retos a la calidad de la educación.

En concreto, obligan a los 26 cantones helvéticos a revisar sus objetivos y programas de estudios con miras a homologarlos y elevar su nivel tanto como sea posible, de modo que los alumnos egresados sean capaces de competir al mismo nivel que cualquiera otro de Europa, afirma la Oficina Federal de Estadística (OFS) en sus "Indicadores sobre la Enseñanza 2004".

Por su parte, el Banco Mundial, en el estudio "La Larga Marcha", agrega:
"El gasto educativo debe ser un esfuerzo cuantitativo, pero también cualitativo. Los gobiernos de un país y otro pueden destinar los mismos recursos a la eduación, y uno obtener resultados mucho mejores que el otro".

La diferencia la hacen la calidad de los profesores y el establecimiento de metas a cumplir, subraya.

Educación, prioridad nacional

La Oficina Federal de Estadística (OFS) presentó este lunes (14.03) su Informe sobre el Gasto Educativo 1992-2002, un diagnóstico sobre el financiamiento durante una década entera.

La conclusión más importante: actualmente la Confederación Helvética destina 1,8 de cada 10 francos suizos del gasto público a la educación, lo que la convierte en el segundo objetivo más importante del gobierno después de la previsión social (2,2 francos de cada 10).

Cada alumno le cuesta al país un promedio de 11.000 francos suizos al año, sin importar su edad o grado de calificación.

De los recursos canalizados, 52% son financiados por los cantones, 35% por las comunas y el 13% restante por la Confederación.

Sin embargo, el esfuerzo cuantitativo es importante, pero insuficiente. De nada sirve canalizar un abultado presupuesto si la educación no se adapta a los nuevos retos económicos, por lo que la OFS exhorta a reconsiderar estructuras y contenidos.

¿Quiénes son los beneficiarios?

De acuerdo con el informe, más de la mitad del gasto destinado a la educación se dirige a preescolar y escolaridad obligatoria. En 2002, que es el dato más reciente, hablamos de 12.959 millones de francos suizos sobre un total, como ya citamos, de 25.100 millones.

En segundo término se ubica la educación secundaria, que en su rubro de formación profesional absorbe 3.409 millones de francos suizos anuales en promedio.

En tercer sitio se coloca la educación secundaria, pero esta vez en el renglón de las escuelas de formación general, que reciben 1.994 millones de francos suizos.

En las prioridades de los suizos, viene después la educación terciaria. Dentro de ésta, la formación profesional superior gasta 247 millones de francos; y las altas escuelas de especialidades 1.210 millones de francos.

Las altas escuelas universitarias –también dentro de la educación terciaria- son proporcionalmente las más costosas, pues aún cuando el número de estudiantes al que benefician es reducido, reciben 4.774 millones de francos suizos del presupuesto público anual, según confirma la OFS.

Mejor y peor año

Un breve recorrido por las cifras nos dice lo siguiente: en 1992 se dedicaron 19.402 millones de francos suizos; en 1993, un total de 20.027 millones; en 1994, un monto de 20.214 millones; en 1995, alrededor de 20.665 millones; en 1996, un total de 20.720 millones; en 1997, sumó 20.759 millones; en 1998 alcanzó la cifra de 21.018 millones; para 1999 se ubicó en 21.320 millones; para el 2000 en 22.021 millones de francos; 2001 un monto de 23.345 millones, y finalmente, en 2002, último año analizado, repuntó a 25.080 millones.

Sin embargo, aunque el monto es relevante, lo es más aún el porcentaje que representa el gasto público –que cada año crece un poco como lo hace la población misma-.

De los 10 ejercicios evaluados, 1993 fue el peor año, pues recibió sólo 17,5% del gasto total del gobierno, y el mejor de todos fue 1992, con 18,8% del presupuesto gubernamental.

El año 2002 evidenció una recuperación del gasto en educación, pues representa el 18,6% de presupuesto público total, cada vez más cerca de su mejor año.

Sin embargo, y pese a los esfuerzos presupuestarios, el desempleo en Suiza representa el 4% de la población activa, es decir en condición y deseos de trabajar, lo que afecta a más de 165.000 personas.


Swissinfo/Andrea Ornelas

Datos clave

· Suiza destina 25.100 millones de francos suizos anuales a la educación
· Atiende a 1,4 millones de alumnos
· El presupuesto educativo equivale a 8,8% del PIB
· Del gasto público, 2 francos de cada 10 se dirigen a la educación

End of insertion

Contexto

·Suiza es líder europeo en materia de educación, al dedicar más de 8% del PIB al gasto educativo. Detrás le siguen Dinamarca, Suecia, Finlandia y Noruega.

·La educación es la segunda prioridad más importante del gasto público helvético, apenas detrás de la previsión social.

·La Oficina Federal de Estadística (OFS) presentó un Informe sobre el gasto educativo 1992-2002 en el que evidencia que más de la mitad de los recursos se dirigen a la educación básica.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo