Navigation

Skiplink navigation

Suiza cautelosa ante la peste porcina española

El riguroso control del transporte porcino busca evitar la extensión de la peste en España. Keystone

Tras el foco de peste porcina detectada en la zona española de Cataluña, las autoridades suizas prohíben la entrada de especialidades de cerdo ibéricas procedentes de los centros de producción afectados por esta epidemia.

Este contenido fue publicado el 19 julio 2001 - 15:12

La Oficina Veterinaria Federal (OVF) anunció este jueves la entrada en vigor con efecto inmediato de la interdicción sobre las importaciones de chorizo y jamón serrano procedente de las regiones afectadas por la peste porcina clásica (PPC) en diversos puntos de Cataluña y Valencia.

En declaraciones a swissinfo, el portavoz de la OVF, Heinz Karl Müller, indicó que la decisión fue comunicada a los importadores de estos productos ibéricos en Suiza y que las oficinas veterinarias fronterizas helvéticas están en alerta ante la llegada de productos provenientes de los puntos hasta ahora detectados como vulnerables.

La decisión suiza se produce un mes después de la confirmación del foco de peste porcina en Cataluña y de la suspensión de exportaciones de porcino español decretada por la Unión Europea.

La peste porcina clásica, que está sufriendo en estos momentos parte de la cabaña porcina española, es enormemente contagiosa, pero no supone peligro alguno para la salud humana, según el portavoz de la OVF.

Sin existir un plazo definido para esta interdicción, Müller explicó que normalmente, ante un caso de peste, se espera por lo menos 3 meses después de la detección del último animal infectado, para poder confirmar la erradicación de la plaga.

Aunque Suiza continuará importando especialidades provenientes de regiones españolas no afectadas por la PPC, las autoridades sanitarias helvéticas seguirán de cerca el desarrollo de la epidemia en la Península.

España exporta anualmente a Suiza unas 15 toneladas de sus especialidades porcinas, mientras que en total, del exterior, la Confederación recibe alrededor de 13.000 toneladas de carne de cerdo.

Mientras en España se cree que la PPC fue introducida en Cataluña a través de supuestas importaciones clandestinas de lechones enfermos de algún país del Este de Europa, se busca mantener un cinturón de seguridad adecuado para impedir que la plaga se extienda hacia otras regiones del país.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo