Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Suiza gusta a la industria de la seguridad

Protección, defensa, servicios militares privados: crece el negocio ligado a la privatización de la seguridad.

(Keystone)

La neutralidad de Suiza atrae a los servicios de seguridad y sociedades militares privadas que eligen el país alpino por su buena imagen.

Son las razones que llevaron a la creación, en la primavera del 2005, en Chiasso, de una sociedad que pretende iniciar una actividad en este campo.

Así lo confirma Luigi Barattolo, gerente de la sociedad 'Ronin Security'. La elección de Suiza y de la localidad de Chiasso, en el cantón del Tesino, se debe justamente a una cuestión de imagen", explica a swissinfo.

"Suiza es una excelente tarjeta de visita como Confederación o como país neutral, que ofrece una determinada seguridad nacional. Por una cuestión de lengua se dio prioridad al cantón del Tesino".

Consciente de la probable proliferación en suelo helvético de sociedades similares – por cierto, potencialmente problemáticas – el gobierno de Berna prevé eliminar próximamente las lagunas legislativas.

La sociedad de Chiasso, que operará preferentemente en el extranjero en países como Irak y Kuwait, se encuentra por ahora en una fase inicial. "Pero no se trata de una agencia de mercenarios", puntualiza su gerente.

Marco jurídico del Tesino

"Actualmente es una sociedad de carácter estrictamente administrativo", confirma a swissinfo el jefe de la Oficina Cantonal de Permisos, Claudio Portavecchia. "Por ello, es prematuro hablar de permisos y autorizaciones".

"Dado que las actividades previstas no están reglamentadas a escala nacional y, por consiguiente, los cantones tienen competencia para legislar de forma autónoma, el Tesino aplica en este caso la ley relativa a las actividades privadas de investigación y vigilancia del 8 de noviembre de 1976", explica el alto funcionario.

En otros cantones, especialmente en la Suiza de expresión alemana, faltan todavía las bases legales concretas. "En la región francófona del país, los cantones están sujetos a un pacto común, cuyas características son análogas a las normas vigentes en el Tesino. Un hecho que permite a estas dos regiones el reconocimiento recíproco de los permisos".

Berna no se quedará de brazos cruzados

Frente a una situación que presenta algunas lagunas legislativas, el Gobierno federal no piensa quedarse de brazos cruzados. En su reciente informe sobre 'sociedades de seguridad y sobre sociedades militares privadas', dejó clara su voluntad de reglamentar este sector.

"El Consejo Federal no tiene intención de prohibir las actividades de esta índole", confirma Marc Schinzel, alto funcionario de la Oficina Federal de Justicia.

"Entre otras cosas, porque la posibilidad de recurrir a sociedades privadas que garanticen la protección de las embajadas o empresas helvéticas en el extranjero es una opción interesante y una práctica corriente".

Pero resulta obvio que hay que poner orden. "Justamente porque estas sociedades eligen muchas veces a Suiza por su buena reputación y por su neutralidad, el Estado tiene el deber de ejercer un control sobre ellas", subraya Schinzel.

"Y aún más por ser Suiza el país depositario de los Convenios de Ginebra y el derecho humanitario y la tradición humanitaria, uno de los pilares de la política exterior helvética".

"Muchas veces el personal de las sociedades privadas carece de los conocimientos necesarios en el campo de los derechos humanitarios y del derecho internacional. Como estos grupos operan sobre todo en el extranjero, es imperativo un control riguroso", concluye Schinzel. "Vamos, que no hay espacio para las ambigüedades".

Ante la eventual proliferación de este tipo de actividades, el Gobierno suizo considera actualmente la posibilidad de crear un registro nacional para tener un mayor control y mejores garantías. En nombre de la buena reputación de Suiza.

swissinfo, Françoise Gehring, Chiasso
(Traducción del italiano: Belén Couceiro)

Datos clave

En el 2003 había en Irak más de 20.000 militares privados.

Se calcula que varios centenares de sociedades que operan en más de 100 países facturan mas de 100.000 millones de francos.

Fin del recuadro

Contexto

Cada vez hay más ejércitos privados, mercenarios, compañías de defensa, asesores privados en seguridad en un panorama internacional que se muestra reacio a reconocer su existencia y enmarcar sus actividades.

El Gobierno suizo, en su informe del 2 de diciembre del 2005, se propone poner orden: no pretende prohibir tales actividades, sino establecer reglas inequívocas.

La sociedad 'Ronin Security', de Chiasso, integrada por militares y policías, acapara la atención y desata un debate sobre el tema.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×