Navegación

Enlaces para saltar navegación

Subsitios

Principales funcionalidades

Suiza inventa un simulador para detener penaltis

El antiguo guardameta suizo, Jörg Stiel, participó en las pruebas.

(Keystone)

Los lanzamientos de pena máxima suponen una ingrata labor para los guardametas de fútbol, pero el nuevo aparato para su práctica en 3 dimensiones les puede echar una mano.

Científicos de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich indican que puede servir para enseñar a los porteros cómo saber la dirección del tiro antes de que salga de la bota del jugador, en función de las condiciones propias de los grandes partidos.

En el fútbol profesional cuesta sólo medio segundo que el balón alcance la red de la portería tras su lanzamiento. Los porteros deben anticiparse a la dirección finalmente elegida para contar con mayores posibilidades de atajarlo.

En estos casos siempre aparece la presión de saber que un posible fallo del guardameta puede resultar un golpe muy duro para el equipo que encaja el tanto de penalti. Es un pequeño milagro que muchos cancerberos no se sientan como un pato en una caseta de tiro de feria cuando se enfrentan a esta pena máxima.

El simulador virtual de penaltis dispone de variada tecnología como: proyectores láser, gafas especiales, altavoces, cámaras de infrarrojos, electrodos y demás sensores.

Equipado con estos mecanismos, el portero 've' una simulación en 3 dimensiones y a tiempo real el golpeo del internacional suizo, Benjamin Huggel. Este lanza el penalti contra un fondo de un estadio cerrado. Existen también aficionados virtuales que celebran la parada del portero o que le abuchean si no consigue detenerlo.

El ritmo cardiaco del guardameta, la respiración y temperatura de la piel son otros baremos que se miden para probar la respuesta frente al estrés.

Juego de adivinar

"Sabemos que un portero no se debe mover ni muy pronto ni muy tarde si quiere tener éxito. Lo que desconocemos son los aspectos en los que se debe centrar para poder anticiparse a la dirección final del tiro", comenta a swissinfo Peter Wolf, de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (EPFZ).

"Hay mucha tecnología existente para jugadores de campo, como botas diseñadas para visualizar los movimientos durante un partido, aunque hasta la fecha no había nada para porteros".

Varios guardametas tienen distintos métodos para adivinar la dirección del tiro. Algunos fijan su vista en los ojos del delantero, mientras que otros observan la carrera previa al disparo o la dirección de las caderas justo antes del impacto.

El aparato puede borrar ciertas partes del cuerpo de Huggel de la visión del cancerbero para ayudarle a determinar qué parte es la mejor observar para poder anticiparse.

El antiguo guardameta suizo, Jörg Stiel, participó en las pruebas de la EPFZ.

"Le fascinaron las condiciones del estadio por ser muy reales, aunque echó de menos el tacto del balón en sus manos cuando tenía que pararlo", explica Wolf. "Eso es algo que podemos incorporar en el simulador más adelante".

Penaltis de infarto

Suiza sufrió en sus propias carnes la crueldad que ocasionan los penaltis. El equipo nacional cayó eliminado en el pasado Mundial tras perder contra Ucrania desde la línea de 11 metros.

"Fue una de las razones por las que comenzamos con el proyecto y también por el hecho de que Suiza sea una de las anfitrionas de la Eurocopa 2008", según el citado científico.

El mecanismo forma también parte de una idea más extensa que la de usar la experiencia del centro académico en el campo de los sistemas de sensores en el contexto deportivo. Tampoco se descarta explotar el invento con fines comerciales.

"Estamos contactando con profesionales del fútbol para evaluar la posible demanda comercial, para lo que tendremos que mejorar".

swissinfo, Matthew Allen, Zúrich
(Traducción: Iván Turmo)

Simulador de penaltis

El aparato virtual fue diseñado por el laboratorio de sistemas de sensores motorizados del departamento de Mecánica e Ingeniería de Procesos de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich.

El equipo estuvo dirigido por el profesor Robert Riener.

El laboratorio también creó otra máquina similar pero de remo y planea construir más dispositivos relacionados con la práctica de varios deportes.

El simulador de penaltis usa seis proyectores para recrear un estadio virtual, en el que aparecen aficionados, además del lanzador de la pena máxima.

El ruido de los 'fans' sale por un total de 112 altavoces.

El portero lleva gafas especiales para visualizar la escena. Su cuerpo y guantes se llenan de sensores para captar los movimientos.

Escuela Politécnica Federal de Zúrich

La Escuela Politécnica Federal de Zúrich es una universidad pública pionera en investigaciones en Europa y en el mundo.

Su campus está en la ciudad suiza de Zúrich donde se la conoce simplemente como la ETHZ.

Su renombre se debe a los muchos científicos que han pasado por sus aulas y laboratorios.

21 premios Nobel en sus más de 150 años de existencia, entre los más famosos está Albert Einstein.

En la parte francófona de Suiza se encuentra su universidad hermana la 'École Polytechnique Fédérale de Lausanne'.

Es miembro de la Liga IDEA y de la Alianza Internacional de Universidades de Investigación (IARU).


Enlaces

×