Navigation

Suiza sigue con inquietud situación en Bolivia

Un hombre cruza por un camino bloquedo durante los enfrentamientos en Tiquipaya, Bolivia. Keystone

La espiral de violencia en el país andino parece desacelerar tras los hechos recientes que crearon desasosiego en propios y ajenos.

Este contenido fue publicado el 15 septiembre 2008 - 08:45

"La comunidad suiza ya está acostumbrada a este tipo de turbulencias" y prefiere tomar previsiones abasteciéndose de alimentos y de lo más indispensable por cualquier eventualidad", señaló la Embajada de Suiza.

El cónsul y embajador a.i., Eros Robbiani, enfatizó que a pesar de los muchos sobresaltos políticos pasados en ocasiones anteriores por la comunidad helvética, de unas 900 personas, entre suizos y doble nacionales, la situación actual preocupa mucho más por la crispación poco habitual de las partes enfrentadas.

La legación diplomática sigue atenta y preocupada el desenvolvimiento de los violentos choques que han cobrado varias vidas y heridos en algunas ciudades del país. No obstante, el diplomático informó a swissinfo que no hay problemas en la comunidad de residentes suizos en Bolivia y que hasta ahora no ha recibido información sobre amenazas o peligros para sus compatriotas.

Por otra parte, Robbiani recomienda a los turistas suizos que se encuentran en Bolivia no viajar a los sitios en conflicto, es decir, a los departamentos de Santa Cruz, Pando y Tarija.

Les sugiere, en cambio, visitar otras atracciones turísticas como el Salar de Uyuni, el Parque de Madidi o el Lago Titicaca, en calma.

La comunidad suiza

Dado que muchos suizos se sienten profundamente arraigados en Bolivia, comparten la preocupación y no renuncian a la esperanza de una solución negociada.

En una declaración reciente a swissinfo (Ver Una patria, al final, no es el pasaporte que uno maneja) el ingeniero Fred Schaub manifestó el peligroso acercamiento a la trampa del racismo y a las posturas radicales que desestabilizan al país y alejan las perspectivas de inversión extranjera.

En la misma ocasión, Schaub hacía votos porque el diálogo permitiera a las partes enfrentadas lograr el consenso antes de que sea tarde.

Por su parte el suizo, George Petit (nacido en Basilea), residente en Bolivia desde hace más de 40 años y actual presidente de la empresa alemana Hansa Ltda., considera que la situación de hoy es un poco más complicada que las similares del pasado.

Los pobres, los más afectados

Bolivia siempre supo defender sus intereses y resolver sus problemas por cuenta propia, mientras que ahora "tenemos una persona adicional que está influenciando en la política boliviana: el presidente de Venezuela, el señor Chávez que está ejerciendo una influencia que no necesariamente refleja los intereses de Bolivia", señala nuestro interlocutor.

Al comentar sobre un inicio de diálogo entre el prefecto de Tarija y el Gobierno, Petit, dijo que la esperanza es lo último que se pierde y que este pequeño resquicio puede llevar a la apertura de un diálogo sincero que encuentre soluciones adecuadas para las partes en conflicto.

Una aspiración parecida expresa Mariane Hochstäter, cuya actividad principal es la de solidaridad con los más necesitados en un centro hospitalario de La Paz. "Es importante la pacificación en Bolivia porque los más afectados son la gente humilde, los campesinos que están sufriendo los embates de los grupos de choque de los comités cívicos en los departamentos del oriente y sur del país".

La Sra. Hochstäter hace votos porque el diálogo sea una realidad y dé soluciones duraderas que beneficien a las partes enfrentadas y aporten cambios positivos para Bolivia.

En fin, la comunidad suiza muestra serenidad a pesar de los hechos alarmantes, sin descartar la posibilidad de acudir en todo momento a su representación diplomática, si fuera necesario. Por ahora todos los ciudadanos helvéticos afincados en Bolivia se unen a las esperanzas de una solución negociada y de consenso.

Actitudes recalcitrantes

En los últimos días se ha desatado una inusual violencia en los departamentos del oriente boliviano y del sur de Bolivia, en la denominada media luna donde, con uso de fuerza, han sido tomadas varias instituciones estatales, con un saldo de más de una decena de muertos y numerosos heridos.

El gobierno del presidente Evo Morales mantiene su decisión de no ordenar la intervención del Ejército y de la Policía para evitar enfrentamientos mayores.

No obstante, ante la amenaza de mayor violencia ya no se descarta de plano un estado de excepción para reordenar la vida en el país, tal como ocurrió en la ciudad amazónica de Cobija donde contingentes militares se encuentran para pacificar esta región, pese al rechazo del prefecto del departamento, Leopoldo Fernández, y la resistencia de algunos grupos de choque, alentados por esa autoridad y dirigentes del Comité Cívico.

Una puerta de esperanza

Luego de ocho horas de diálogo realizados el viernes y sábado pasados entre el prefecto del departamento de Tarija, Mario Cossio (representante de los Prefectos de la "media luna" ) y autoridades de Gobierno encabezadas por el Vicepresidente de la República, Álvaro García Linera se abrió una puerta de esperanza.

Tras el prolongado encuentro se determinó un cuarto intermedio para retomar el diálogo en las próximas horas con la presencia de los otros prefectos de Santa Cruz, Beni y Tarija, ya que la invitación al de Pando se encuentra en duda a raíz de los últimos desmanes violentos en esa región.

El sábado, el presidente Evo Morales Ayma saludó la solidaridad de la comunidad internacional y los organismos internacionales, como la Unión Europea, Naciones Unidas y Organización de Estados Americanos, quienes invocan por la pacificación del país, apoyando la gestión gubernamental del mandatario boliviano.

Asimismo ponderó la presencia del prefecto del departamento de Tarija, Cossio al tiempo de señalar que el diálogo siempre está abierto, pero que ahora las autoridades de las prefecturas de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija tendrán que devolver las instituciones tomadas, poner fin a los actos de violencia y enjuiciar a los responsables de las matanzas y actos vandálicos.

swissinfo, Félix Espinoza R., La Paz.

Contexto

Bolivia es país prioritario de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación, COSUDE que, junto con la Secretará de Estado suiza de Economía, SECO, asignaron 13,4 millones de francos para programas de desarrollo este 2008.

La participación es bilateral, con contrapartes nacionales, y multilateral, con organizaciones internacionales. Además, diversas ONG suizas cooperan en Bolvia, sobre todo en el área rural, donde se concentra la mayor parte del 60% de las personas más pobres.

End of insertion

CONTEXTO DEL CONFLICTO

10 de agosto: Evo Morales obtiene 67% de votos en el referendo revocatorio que le ratifica su confianza. Convoca a un diálogo a los prefectos de los departamentos del oriente y sur de Bolivia, para acuerdos entre el texto de la nueva Constitución Política del Estado y los Estatutos Autonómicos.

12 de agosto: acuden los prefectos de Beni, Pando, Tarija y Chuquisaca, (no asiste el de Santa Cruz, Rubén Costas), pero el encuentro no prospera porque ellos rechazan la agenda tentativa: Compatibilizar la nueva Constitución con los Estatutos autonómicos, pacto fiscal para solucionar el Impuesto Directo a los Hidrocarburos y nominación de autoridades del Poder Judicial y la Corte Nacional Electoral.

19 de agosto: comienzan las presiones de los comités cívicos de la "media luna". En el chaco boliviano se declara bloqueo de caminos. En el departamento del Beni comienza luego la toma de instituciones públicas. Tarija sigue el mismo ejemplo.

9 de septiembre: comienza el caos en Santa Cruz con la toma y quema de instituciones públicas y la golpiza a gente humilde, de supuesta filiación del MAS.

11 de agosto: se desata la violencia en el departamento de Pando. Grupos de choque de la Prefectura y el comité cívico emboscan a campesinos e indígenas de esa parte de la Amazonía, quienes se trasladaban hasta la población de Filadelfia.

11 de septiembre: se contabilizan 4 muerto y hasta la fecha ya sobrepasan la decena.

12 de septiembre: el Gobierno dicta el Estado de Sitio en Pando. En la misma noche se inicia un intento de diálogo entre autoridades gubernamentales y el prefecto de Tarija, en representación de los otros de la "media luna".

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.