Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Sumar esfuerzos para combatir la violencia en los estadios

Violentos enfrentamientos tras el último encuentro entre los equipos de hockey de Lugano y Zúrich.

(Keystone)

Las grandes asociaciones de fútbol y de hockey sobre hielo, así como la Confederación quieren luchar conjuntamente contra un fenómeno de sociedad que también se está manifestando en Suiza. Pero la prohibición total del consumo de alcohol ha sido descartada.

Una prohibición total de la venta y consumo de alcohol en los estadios no es realista, señaló Bernhard Rentsch, responsable de la Oficina Federal del Deporte, después del primer encuentro del grupo de trabajo conjunto. Los participantes consideran que hay que tomar decisiones sobre el alcohol caso por caso.

Después de este primer contacto, los presidentes de las Ligas nacionales concernidas, tanto de fútbol como de hockey sobre hielo, la Asociación Olímpica Suiza y la Oficina Federal del Deporte adoptarán medidas concretas en la próxima reunión, prevista para el 8 de mayo.

En ese marco se analizarán también los violentos acontecimientos ocurridos en La Resega, en la Suiza italiana, con ocasión del último encuentro entre los equipos de hockey sobre hielo de Lugano y de Zúrich.

Responsabilidad de los clubes

Los clubes de hockey y de fútbol tienen una indiscutible responsabilidad en la mayoría de los casos, reconocen los diferentes responsables, que realizaron una primera conferencia telefónica simultánea este martes (17.04.).

En el fútbol también se registraron incidentes entre aficionados, después del partido de la Copa suiza entre el equipo Young Boys de Berna y el Servette de Ginebra, disputado el 11 de abril en la capital federal. La policía municipal debió proteger a los seguidores del club ginebrino atacados por 'hooligans' berneses.

Enfrentamientos en Basilea y Lugano

Varios días antes, hubo asimismo violentos enfrentamientos en Basilea y Lugano, con ocasión de partidos de fútbol y de hockey sobre hielo. Al menos cinco personas, de ellas tres policías, resultaron heridos en Basilea y un herido en Lugano.

Después de esos eventos violentos en manifestaciones deportivas populares, el ministro de los Deportes, Samuel Schmid, exigió medidas urgentes a los responsables. Entre otras cosas, pidió la prohibición del consumo de alcohol en los lugares de los encuentros, algo a lo que se oponen, por ahora, los responsables deportivos.

swissinfo y agencias


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×