Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Tótem y Tabú: misteriosa desaparición del ecologista suizo Bruno Manser

Se desvanecen las esperanzas de encontrar con vida al ecologista suizo, Bruno Manser.

(Keystone)

Un 23 de mayo, hace un año, se recibió la última señal de vida de Bruno Manser, activista conocido por la causa de la tribu Penan, en Borneo. Desde entonces está desaparecido en la selva Sarawak. La Fundación Manser y amigos del ecologista helvético descubrieron este miércoles un Tótem en el Jardín Botánico de Berna.

Pocos creen que Manser viva todavía. Todos los esfuerzos de búsqueda no han logrado dar con el paradero del activista que dedicó gran parte de su vida a la defensa del hábitat natural de los Penan, en una región remota de Borneo.

Con su perseverante actitud atrajo la enemistad de las compañías madereras de la zona. El 23 de mayo de 2000, desde algún punto de la selva Sarawak de Borneo, Manser dirigió su última carta a una amiga en Suiza. Ahí se pierden las últimas huellas del ecologista originario de Basilea.

Tenía 46 años de edad, seis de los cuales, entre 1984 y 1990 vivió en la selva tropical de Borneo, cuya magnificencia y riesgos conocía bastante bien. Emprendió varias expediciones para atraer la atención pública mundial a la tala indiscriminada en esa región.

La extracción y el comercio de las maderas finas han reducido el ambiente natural de los Penan, una tribu de algunos centenares de habitantes. Según los expertos, 80% de las maderas preciosas de la zona ya ha sido talado.

Las carreteras abiertas para sacar la madera y la erosión han afectado de modo irreversible la vida de los indígenas. Manser trató de explicar la degradación del medio ambiente en Borneo y de sensibilizar a la opinión pública con acciones espectaculares.





En esa incansable misión volvió a tomar el camino a la selva sin imaginar que podría ser la última. Todos los intentos hechos por ubicar su paradero han fallado hasta ahora y el misterio sigue rodeando su desaparición. Es por eso que a un año del último mensaje remitido desde la selva, se llega a la conclusión - aunque sin pruebas - de que ya no esté con vida.

Se multiplican las especulaciones sobre la posible muerte de Bruno Manser. ¿Fue asesinado por personas allegadas a las compañías madereras? ¿Se accidentó en la selva? ¿Se esconde Manser en algún lugar retirado para causar el máximo efecto publicitario posible? Son tesis que no pueden ser sustentadas con pruebas, al menos por ahora.

Lo cierto es que Bruno Manser no era un aventurero irresponsable, llevaba un teléfono con capacidad de transmisión por vía satélite, medicinas contra enfermedades tropicales y herramientas para sobrevivir en la selva de Borneo.

Los amigos, simpatizantes, artistas y hombres de letras que este miércoles descubren un tótem en memoria de Bruno Manser en Berna, reflexionan también sobre la estrategia escogida por el activista suizo para alcanzar su meta.

Manser no creía en la cooperación con el gobierno local para ayudar a los Penan. La confrontación ocasionaba un enorme desgaste de energías. Manser, sin embargo, logró que en foros internacionales se hablara sobre la tala indiscriminada de los bosques tropicales de Borneo.

Pero Manser falló en su intento de que se creara una reserva ecológica para garantizar la subsistencia de la tribu de los Penan. A un año de la posible muerte de Manser, la deforestación en Borneo sigue imperturbable y la preparación de los Penan para oponerse a su desplazamiento forzado es cada vez más débil.

Erwin Dettling, Zürich

1) Porque el Titulo Totem y Tabu? Es el titulo de una obra antropologica muy famosa de Sigmund Freud


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×