Navigation

Skiplink navigation

Tecnologías nuevas para reducir el gasto energético

Los rayos infrarojos muestran la pérdida de calor (en rojo) en los edificios. Keystone/QC-Expert AG

El ahorro de energía es compatible con el crecimiento económico. Hasta 2050 es posible pensar en 65% de crecimiento y 30% de menor gasto energético, según expertos del Instituto Paul Scherrer (PSI).

Este contenido fue publicado el 13 agosto 2007 - 08:30

La aplicación de tecnologías eficaces, productos atractivos y la combinación de energías permitirían alcanzar la meta, según indica Alexander Wokaun, director del PSI.

El Gobierno suizo diseñó el modelo '2000 Watt-Gesellschaft' (Sociedad 2000 vatios) como objetivo de largo plazo en la política energética. La intención es conseguir que la sociedad consuma energía de manera racional.

swissinfo: La visión no es realizable sin la industria. ¿Qué aporta ese modelo '2000 Watt-Gesellschaft'?

Alexander Wokaun: No puede ser que se haga uso acelerado de las fuentes no renovables de energía que aún nos quedan. Lo lógico es hacer lo contrario.

La energía es un factor de costos y la industria tiene un interés vital para reducirlos.

swissinfo: El automóvil de tres litros se anuncia desde hace años; no obstante, aún no existe en la calle. ¿Qué ocurre?

A.W.: El crecimiento económico provoca el incremento financiero y de ingresos. Al mismo tiempo sabemos que debemos reducir el consumo energético.

La pregunta fundamental es: ¿ A dónde dirigen los ciudadanos sus ingresos? y ¿cómo podemos contribuir para que compren automóviles que cuiden de la ecología?

swissinfo: Pero la gente sabe de la problemática...

A.W.: Justo en ese punto se encuentra el desafío. El auto, la casa o el aparato más ecológicos deben ser tan atractivos como para que la gente los compre.

No se trata de hacer propaganda por la imagen ahorradora de energía que tenga el producto en sí, sino de que éste pertenezca a gente innovadora.

El dilema es que el producto proporcione, por el mismo precio, más rendimiento y confort y debe ser ecológico. Con frecuencia el mejor producto ecológico debe también ser el más barato en el mercado o, por lo menos, debe resultar el mejor en la relación de rendimiento-precio.

swissinfo: Usted participa en investigaciones sobre nuevas técnicas de propulsión. ¿Cuándo llegará el auto libre de emisiones con células de combustión a base de hidrógeno?

A.W.: El motor a hidrógeno debe encontrar su camino en el mercado a través de nuevos nichos. El mayor impedimento para su introducción son los costos. Ahora reflexionamos justamente acerca de dónde podríamos introducir su primera aplicación.

Uno de nuestros proyectos es en una máquina limpiadora de calles. Podría emplearse en las zonas peatonales para propagar así la propulsión sin emisiones.

swissinfo: Desde su punto de vista, ¿cuál es el método ideal de producción eléctrica?

A.W. Lo ideal es una combinación. Creo que no se puede renunciar totalmente a las emisiones de CO2. Requerimos de la fuerza hídrica como columna vertebral y debemos desarrollarla en el contexto de una sustitución ecológica.

También debemos emplear la generación de corriente con biomasa para explorar el potencial geotérmico en el futuro. En sitios adecuados –como en las costas al norte del globo–, podemos generar fuerza gracias al viento. El cinturón soleado al sur de Europa es adecuado para la energía solar.

Finalmente, la energía nuclear, que cubre el 40% de las necesidades, es otro elemento para producir energía con un reducido número de emisiones de bióxido de carbono.

swissinfo: ¿En Suiza qué peso tienen la energía solar y la eólica?

A.W.: Las velocidades del viento promedio aquí son más pequeñas que en el Mar del Norte, los rayos del sol, menores que en el Sur.

La pregunta es dónde tiene sentido invertir. Y en ese sentido, la fuerza hidráulica es central y sería también una ventaja para la geotermia.

swissinfo: Menos emisiones CO2 y la aplicación de las fórmulas de ahorro potenciales como meta. ¿Qué desarrollo cree usted que pueda producirse realmente de aquí al año 2050?

A.W. Ambas cosas deben ir de la mano. La paulatina desaparición de las fuentes de petróleo y el incremento del precio de ese combustible y del gas contribuirán a que así ocurra.

Esperamos que con los esfuerzos adecuados se logre reducir en un 30% el uso de energía por persona, manteniendo el crecimiento económico pronosticado de un 65% para el 2050.

Para cubrir el requerimiento energético restante deberemos utilizar energía fósil, atómica y otras energías renovables a fin de reducir a la mitad las emisiones de CO2 para el 2050.

swissinfo: Si se reduce el gasto de energía al 30%, hablamos de una disminución de 5.000 a 3.500 vatios. ¿Entonces dónde queda el proyecto de los 2.000 vatios ('2000 Watt Gesellschaft')?

A.W. 2000 Watt es una visión, un ideal. Se supondría que todos los actores de la sociedad deberían comportarse absolutamente racionales para que sólo el buen juicio jugara un papel a la hora de comprar un auto o construir una casa, a fin de aplicar sólo la mejor tecnología.

La visión es valiosa ya que muestra claramente en la realidad la dirección de los cambios que pretendemos llevar a cabo.

swissinfo-Entrevista: Andreas Keiser, Villigen
(Traducido del alemán por Patricia Islas Züttel)

2.000 Watt-Gesellschaft (Sociedad 2000 vatios)

El uso de energía por persona ocupa en promedio mundial actualmente los 2.000 vatios por persona.

No obstante, la diferencia en el mundo es significativa: En Etiopía se sitúa en 500 vatios; en EE.UU., en 12.000 y en Suiza, en 5.000.

La visión de la 'Sociedad 2000 vatios' (2000 Watt-Gesellschaft) fue desarrollada en la Escuela Politécnica Federal.

Con ella se quiere mostrar cómo se puede reducir el uso energético y las emisiones de CO2, sin dañar el bienestar de la sociedad.

Esta visión se basa en un pronóstico de 65% de crecimiento económico hasta el año 2050, establecido por un análisis de la Secretaria de Estado de Economía.

Un papel importante en esta evaluación del consumo energético lo juegan los edificios, que agotan el 60% de los recursos utilizados.

End of insertion

Alexander Wokaun

Wokaun dirige el sector de investigación de Energía del Instituto Paul Scherrer (PSI) y también es profesor de Química en el laboratorio de Química Técnica de la Escuela Politécnica de Zúrich.

En ese contexto, el investigador austriaco participa en buscar estrategias para la reducción del consumo de energía por persona en Suiza, del nivel actual -5000 vatios- a los 2000.

Entre los campos de investigación en los que el profesor se haya inmerso se encuentran las energías renovables, el ahorro energético, las células de combustión a base de hidrógeno y la reducción de los daños en los procesos de combustión.

Wokaum también preside la comisión de manejo de competencias sobre energía y movilidad del politécnico suizo.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo