Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Una conferencia para reforzar la paz en Bosnia

El puente de Mostar, destruido durante la guerra y reconstruido como símbolo de la reconciliación.

(Keystone)

Representantes de la comunidad internacional se reúnen, este jueves y viernes, en Ginebra para debatir sobre el futuro de Bosnia-Herzegovina.

Hace diez años, el acuerdo de Dayton ponía fin a una terrible guerra fratricida de cuatro años, que dejó más de 100.000 muertos y dos millones de refugiados y desaparecidos.

La conferencia, que organiza la Asociación Internacional para Bosnia y patrocina, en gran parte, la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), quiere abordar tanto el pasado como el futuro de Bosnia-Herzegovina.

Fue precisamente en Ginebra, en septiembre del 1995, donde se lanzó el proceso de paz que conduciría, en diciembre del mismo año, a la firma de los acuerdos de Dayton, con los que los dirigentes de las comunidades musulmana, serbia y croata de Bosnia pusieron fin al conflicto bélico.

La guerra duró cuatro años y se cobró 100.000 vidas, en su mayoría miembros de la comunidad musulmana. Cerca de 2 millones de personas se vieron obligadas a abandonar sus pueblos y casas.

Persisten las divisiones

Todavía hoy no han cicatrizado todas las heridas que dejó esta guerra. No hace muchos días los dirigentes croato-bosnios volvieron a reivindicar el derecho a crear una república autónoma, en el caso de que no se logre abolir la República Srpska (entidad política serbia) para dar vida a una Bosnia unida.

En virtud de los acuerdos de Dayton, Bosnia fue dividida en dos entidades distintas al término del conflicto: la República Srpska y la Federación croato-musulmana.

En la conferencia de Ginebra, que inaugurará la ministra suiza de Asuntos Exteriores, Micheline Calmy-Rey, cobrarán una importancia central los asuntos de carácter institucional, como la revisión de la Constitución, la estabilidad de la democracia y la consolidación de la ordenación estatal.

"Hoy hay muchísimas personas en toda Bosnia que quieren adherirse a un Estado unificado. Este es también el objetivo de la comunidad internacional y de los países donantes, como Suiza", señala a swissinfo Vreni Müller-Hemmi, diputada nacional y miembro de la Asociación Internacional para Bosnia.

Acercamiento a la UE

En Ginebra se discutirá también una serie de cuestiones étnicas y sociales delicadas, entre ellas el proceso de reconciliación, el retorno de los refugiados, la educación y la cultura.

En muchos de estos ámbitos los esfuerzos de paz impulsados por la comunidad internacional sólo dieron escasos frutos en los últimos años.

"En el último decenio se hicieron muchas cosas y hoy Bosnia es un país que se está desarrollando hacia un Estado democrático. La comunidad internacional está llamada ahora a reforzar este proceso de transición, en vista de una adhesión a la Unión Europea (UE)", subraya Vreni Müller-Hemmi.

El miércoles (19.10.), el Parlamento bosnio dio luz verde a una reforma del sistema policial que aspira a crear un único cuerpo de seguridad, condición considerada esencial para un futuro acercamiento a la UE.

Problemas por resolver

Aún así, muchos problemas siguen pendientes de solución, como la insuficiente cooperación por parte de los dirigentes bosnios con el Tribunal Penal Internacional (TPI) para la antigua Yugoslavia.

Desde hace unos años, surgen nuevamente partidos nacionalistas que atizan los sentimientos étnicos.

Para respaldar el proceso democrático y de reconciliación, la comunidad internacional tiene ahora la oportunidad en Ginebra de renovar su compromiso financiero.

"También está en el interés de Suiza respaldar los esfuerzos internacionales para estabilizar la situación en los Balcanes. No nos olvidemos que de esta región provienen unas 380.000 personas que viven actualmente en territorio helvético", concluye Vreni Müller-Hemmi.

swissinfo y agencias

Datos clave

Bosnia-Herzegovina tiene casi 4 millones de habitantes.
El 40% de la población no tiene trabajo y el 20% vive en el umbral de la pobreza.
Ginebra acoge una conferencia internacional, el 20 y 21 de octubre, sobre la situación y las perspectivas en esa región balcánica.

Fin del recuadro

Contexto

Bosnia-Herzegovina se convirtió en un estado independiente en 1992, año en que se adhirió a la ONU y otros organismos internacionales.

Tras la firma de los acuerdos de Dayton, en 1995, la ex república yugoslava pasó a estar bajo la supervisión del Consejo de Seguridad de la ONU.

Al concluir la guerra, Bosnia se convirtió en uno de los países prioritarios de la política de cooperación suiza.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×