Navigation

Vázquez Montalbán en Suiza

Manuel Vázquez Montalbán durante la Feria del libro en Madrid en junio pasado.

El célebre escritor catalán Manuel Vázquez Montalbán llega este miércoles a la ciudad de Mendrisio, en el Tesino, para encontrar a sus lectores suizos y cenar con ellos en un restaurante donde se sirven delicias culinarias de los menús de Pepe Carvalho.

Este contenido fue publicado el 24 octubre 2000 - 17:52

Este miércoles 25 de octubre, en la Escuela de Bachilleres de Mendrisio, el escritor barcelonés entablará una conversación con José Manuel López, profesor de literatura española de la Universidad de Berna y con los estudiantes del idioma español del bachillerato.

También los alumnos de los cursos para adultos podrán disfrutar en este encuentro del gran carisma y de las dotes de conversador del inventor de Pepe Carvalho, nuestro investigador más famoso.

El encuentro ha sido organizado por la Librería de los Chicos, de Mendrisio, los alumnos del bachillerato, los alumnos de los cursos para adultos y el restaurante "Montalbano", de Stabio.

Los lectores suizos de Carvalho han querido así festejar el regreso del detective - después de algunos años de ausencia - a las páginas de una nueva novela.

Con "El hombre de mi vida" nos encontramos de nuevo en Barcelona, con un Pepe Carvalho modernizado (tiene un Fax en la oficina) y Charo, que ahora es la propietaria de un centro de ventas de artículos biológicos.

Biscúter sigue siendo el servicial y digno ex-delincuente que haría cualquier cosa por su jefe. Éste, mordaz, desencantado, mas siempre generoso y dispuesto a tomar la parte del que ha perdido, tendrá que resolver un difícil caso en el que peligra nada menos que... ¡la Cataluña!

Resulta que Milán, Toulouse y Barcelona serán sustraídas a sus respectivos países y entrarán a formar parte de una entidad ultranacional llamada Región Plus... pero el verdadero protagonista de la nueva novela de Montalbán es el amor.

No diremos más para no comprometer la expectación de los aficionados de Carvalho, acostumbrados a la lectura de estas novelas que exceden del género negro para dar paso a una reflexión sobre nuestra época de tránsito, entre los años setenta, llenos de entusiasmo y de esperanza en el cambio, y la vigilia del nuevo milenio, con el desencanto y las desilusiones que lo acompañan.

Estos mismos lectores saben que, en un cierto punto durante la lectura de las novelas de Montalbán, a uno se le hace agua la boca leyendo las descripciones de los suculentos menús de Carvalho.

También en esto han pensado los organizadores del encuentro suizo-español: Después de la plática en la Escuela de Bachilleres, los participantes se irán a cenar con Montalbán-Carvalho al restaurante..."Montalbano".

El menú comprende algunos de los legendarios platillos descritos en páginas memorables, como el Lomo de Cordero a la Catalana, Paté de La Mancha, Guiso de Pescado a la Carvalho. Todo ello rociado con buen Chardonay, y, claro, Merlot del Tesino.

Como Don Quijote a Cervantes y el Lazarillo a Hurtado de Mendoza, Carvalho le ha robado popularidad a Montalbán. La gente los confunde, ya ni sabremos con cual de los dos nos hemos ido a cenar, o si estamos en España o en Suiza. ¿Serán los efectos del buen tinto del Tesino?. Quién sabe.

Pero no nos alarmemos, para todo hay arreglo, según dice Biscúter en la penúltima página de la novela que hemos presentado: "Tómese un Bloody Mary, jefe, es bueno para la cruda".

Lupita Avilés

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.