Navigation

Vacaciones en Suiza para niños víctimas de la guerra

El presidente Ogi recibió a los 103 niños que descansan en el campamento de Melchtal. Keystone

Suiza seguirá organizando vacaciones para niños traumatizados por conflictos bélicos. Este jueves se creó la fundación Swiss Cor que, a partir del 2001, asumirá la responsabilidad de la iniciativa humanitaria ideada por el presidente suizo, Adolf Ogi.

Este contenido fue publicado el 17 agosto 2000 - 16:59

La fundación Swiss Cor se encargará de asegurar cada año una visita a Suiza de niños que hayan sufrido conflictos armados, así como de su acogida en un campamento de vacaciones.

El presidente suizo, Adolf Ogi, asume el padrinazgo de la fundación Swiss Cor, según indicó este jueves el Ministerio de Defensa.

Cada año se organizará un campamento y se reclutarán familias en todas las regiones lingüísticas de Suiza para apadrinar a los niños. La operación será financiada con los ingresos de Swiss Cor, así como con las contribuciones de patrocinadores, familias que apadrinen a los menores y otras donaciones privadas.

La fundación dispone ya de un capital constitutivo por valor de 200.000 francos al que han contribuido las fundaciones Leenaards, de Lausana, y Fanny Häuptli, de Zúrich, así como el UBS, primer banco helvético.

103 niños kosovares y bosnios, en edades comprendidas entre los 9 y 12 años, disfrutan actualmente de dos semanas de descanso en Melchtal, cantón de Obwalden.

Algunos son huérfanos, otros han sido víctimas de minas u otros artefactos explosivos. Una unidad del Ejército asume su cuidado hasta el próximo 23 de agosto en un campamento militar, situado en la Suiza central.

Este jueves los niños fueron recibidos por el presidente Ogi en el Palacio Federal, sede del gobierno y parlamento suizos en Berna, donde intercambiaron regalos.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.