Navigation

Visita parlamentaria a Yénin

Niños palestinos junto a un montón de escombros en Yénin Keystone

Tres legisladores suizos que acaban de inspeccionar el campo de refugiados palestinos piden la suspensión del mercado de armas con Israel.

Este contenido fue publicado el 06 mayo 2002 - 14:17

Los diputados socialistas Ruth Gaby Vermont y Andrea Hämmerle, y la verde Anne -Catherine Menétrey-Savary visitaron este sábado (04.05) el campo cisjordano de Yénin, escenario de una supuesta masacre de palestinos durante la incursión militar israelí de abril último.

"Lo que vimos se reduce a montones de escombros. La situación es terrible", declaró la parlamentaria Vermon-Mangold a swissinfo para significar que "los tanques y las aplanadores israelíes dejaron sólo montones de destrozos".

"Las viviendas parecen cortadas por la mitad. Se puede ver el interior de los hogares, llenos de restos de muebles y cobertores", precisó.

Silencio a las armas

Según Gaby Vermont-Mangold, el gobierno (de Suiza) no puede quedar callado sobre el abastecimiento de armas a Israel.

"Bajo ninguna circunstancia debe proporcionar armas a Israel, porque son usadas contra los palestinos", añadió.

Cabe señalar que en virtud de su estricta ley de exportación de material de guerra, Suiza es más bien comprador de Israel.

El también socialista, Andrea Hämmerle, exhortó a que Berna colabore más con el movimiento pacifista y las ONG abocadas a ese fin.

La diputada del partido Verde, Anne-Catherine Menétrey-Savary, integró también el trío de parlamentarios que recogió impresiones directas en Yénin.

"Es increíble cuánto afecta a uno ver el grado de desamparo y desesperanza de esa gente (palestinos). Todo lo que pueden hacer es conversar entre ellos y crecer en silencio", afirmó Ruth Gaby Vermont-Mangold.

No obstante, enfatizó que su visita ha demostrado a los pobladores del campo la solidaridad internacional con su causa. "Ha puesto de manifiesto que su luto, su miseria y su ira son considerados muy seriamente".

Philippe Kropf

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.