Navigation

Vivir es respirar

La inhalación de corticoesteroides sirve para detener la inflamación bronquial. Keystone

Con motivo del Día Mundial del Asma, la Liga Pulmonar Suiza lanza una campaña de sensibilización, ya que el diagnóstico precoz puede ayudar mucho a los enfermos.

Este contenido fue publicado el 04 mayo 2004 - 14:58

Medio millón de suizos padece asma y entre 200 y 300 mueren cada año a causa de esta dolencia.

El número de casos de asma está aumentando drásticamente. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta dolencia afecta actualmente a no menos de 150 millones de personas en el planeta.

Aunque no se conocen las causas concretas que provocan este aumento, existen indicios que hacen pensar en que está relacionado con ‘la vida moderna’. Y una de las explicaciones más probables es que los asmáticos han estado poco expuestos a las infecciones durante los primeros años de vida.

“Otra de las causas posibles sería la contaminación ambiental”, explica a swissinfo Corinne Zosso, directora de la Liga Pulmonar Suiza, “aunque todavía no disponemos de los resultados del estudio Sapaldia”, que investiga los efectos de la contaminación del aire sobre las enfermedades respiratorias en Suiza.

Campaña de sensibilización

Medio millón de personas padece asma en Suiza y, pese a los tratamientos avanzados que existen hoy, entre 200 y 300 fallecen cada año a consecuencia de la dolencia.

Esas muertes se podrían evitar “mejorando la comunicación entre los pacientes y médicos, y luchando con mayor determinación contra la inflamación de las vías respiratorias”, subraya en un comunicado la Liga Pulmonar Suiza (LPS).

La asociación ha lanzado una campaña de sensibilización con motivo del Día Mundial del Asma, que se celebra este martes. “Se trata, ante todo, de que la población esté informada y de esa forma pueda reconocer a tiempo los síntomas de la dolencia”, precisa Corinne Zosso.

“En el caso de las personas con asma el objetivo es que conozcan toda la sintomatología de la enfermedad”, agrega. A ellas están dirigidos los cursos que organiza la Liga Pulmonar Suiza.

Pero la campaña también pretende demostrar que los asmáticos pueden llevar una vida normal y las secciones cantonales de la LPS han organizado acciones concretas.

Este miércoles, por ejemplo, tendrá lugar un evento poco habitual: un grupo de niños asmáticos se entrenará con los jugadores del Fútbol Club Grashoppers en Zúrich. Y la sección ginebrina de la LPS organiza este martes un debate sobre el tema: ‘Ser asmático y fumar’.

Tratamiento eficaz

El asma es una enfermedad crónica que afecta a los bronquios que, por una predisposición genética, se encuentran inflamados de forma permanente. La inflamación hace que los bronquios se obstruyan ante determinados estímulos o desencadenantes.

Por ello la tos, las sibilancias, una sensación de opresión en el pecho y la disnea (dificultad para respirar) son los síntomas característicos de un ataque de asma.

Para tratar la dolencia se suele utilizar un broncodilatador con el fin de aliviar el estrechamiento de las vías respiratorias y un tratamiento antiinflamatorio (normalmente corticoesteroides inhalados) destinado a detener la inflamación subyacente.

Aunque existen métodos eficaces para tratar el asma, muchos pacientes no logran controlar la enfermedad, según los resultados de 24 estudios realizados con 60.000 pacientes en Europa y presentados el pasado mes de abril en una conferencia de expertos en Londres.

Una de las razones es la falta de comunicación entre el paciente y los profesionales de la salud, confirma el doctor Rainer M. Kaelin, vicepresidente de la Liga Pulmonar Suiza. Y es que ocurre que los padres de un niño con asma no saben describir en detalle al pediatra los síntomas que padece su hijo.

Diagnóstico precoz

A la falta de comunicación se suma el escaso conocimiento de la dolencia. Si los síntomas persisten pese al tratamiento, los pacientes tienen que advertir a su médico, insiste la Liga Pulmonar Suiza.

“El mínimo síntoma de asma tiene que ser interpretado como una señal de una inflamación bronquial crónica que hay que tratar con una dosis adicional de antiinflamatorios”, puntualiza el doctor Kaelin.

Y es que varios estudios han demostrado que, si el asma se trata de manera eficaz desde el mismo momento en que se diagnostica, es probable que tenga un mejor desenlace clínico y sea más fácil de controlar en el futuro.

swissinfo, Belén Couceiro

Contexto

Uno de cada diez niños y uno de cada quince adultos en Suiza padece asma.

Entre 200 y 300 personas mueren cada año en el país a causa de esta dolencia.

El número de casos de asma está aumentando drásticamente, señala la OMS.

Una mejor comunicación entre médico y paciente, así como un buen conocimiento de la sintomatología son las mejores armas para luchar contra la enfermedad, afirma la Liga Pulmonar Suiza.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.