Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

¿HOGAR, DULCE HOGAR? “El suizo es amigable, pero no busca amigos”

Police on patrol during the annual techno parade in Zurich

Los expatriados consideran que la agenda de ocio en Suiza no es para tirar cohetes. En cambio valoran la seguridad y la estabilidad del país.

(Keystone)

Para las personas expatriadas, el paraíso tiene los niveles de seguridad suizos, las opciones de ocio sudafricanas, los profesores finlandeses y los vecinos mexicanos.  En el infierno del expatriado, los niveles de seguridad son sudafricanos; las opciones de ocio, finlandesas; los profesores, mexicanos, y los vecinos, suizos.

Estas son algunas de las conclusiones de la encuesta ‘Expat Insider 2017’ que publica hoy InterNationsEnlace externo, la “red de expatriados más grande del mundo”. (Para ser justos, algunos de los países citados están entre los mejores o peores en sus respectivas categorías; pero no son en absoluto los mejores ni los peores).

Los mejores y peores destinos de expatriados, 2017

Este año los mejores destinos para los expatriados son Bahrein (1º), Costa Rica, México, Taiwán, Portugal, Nueva Zelanda, Malta, Colombia, Singapur y España (10º).

Los peores destinos son Turquía (56º), India, Catar, Ucrania, Italia, Arabia Saudí, Brasil, Nigeria, Kuwait y Grecia (65º).

Otros resultados destacados: Alemania (23º), Francia (38º), Estados Unidos (43º), Gran Bretaña (54º).

Fin del recuadro

En 2014, cuando se hizo la primera encuesta Expat Insider, Suiza fue elegida como el cuarto mejor país para vivir siendo expatriado. En la siguiente edición bajó al puesto 14º y al año siguiente, al 31º. Este año se ha quedado en el puesto 27º. Un resultado sorprendentemente bajo para un país que en las encuestas suele figurar entre los “mejores lugares para vivir”.

“Cuando se trata de la seguridad personal y del índice de confianza, Suiza es la número uno”, como declara a swissinfo.ch el alemán Malte Zeeck, fundador y codirector general de InterNations, y añade: “Esto incluye factores como el modo en que se siente la gente respecto a su propia seguridad, y lo tranquilo y estable que consideran que es Suiza a nivel político”.

La Confederación Helvética también está entre los destinos preferidos para trabajar fuera del país de origen, porque los expatriados estiman que en la seguridad del empleo Suiza es muy estable, explica Zeeck. En este apartado es el tercero. Y también obtiene muy buenos resultados en relación a su ubicación céntrica e infraestructuras de transporte.   

Otra cosa muy distinta es instalarse en el país, sentirse acogido y hacer amigos. “En esto, Suiza está muy mal. De 65 países, se ha quedado en el puesto 61º. Y en los últimos cuatro años, siempre ha estado entre los diez últimos”, dice Zeeck.

Los países más amigables
(swissinfo.ch)

Sin mezclarse

Los extranjeros en Suiza tienen pocas cosas positivas que destacar de la población local. Consideran que es reservada (el 78%), distante (el 57%), tradicional (el 64%) y no muy dinámica (el 54%).

Casi siete de cada diez personas expatriadas (un 68%) coinciden en que es difícil tener amigos suizos. Casi 30 puntos por encima de la media mundial. Zeeck señala que “Suiza, junto con Dinamarca y Suecia, está entre los tres países peor clasificados”.

Solo la mitad de las personas encuestadas (el 50%) cree que la amabilidad general de la población es favorable, 20 puntos por debajo de la media mundial. Para un encuestado estadounidense, “en Suiza la gente tiene la cultura de ser reservada: es amigable pero no busca amigos”. 

"Los suizos son amigables pero no buscan amigos"

Fin de la cita

Y esto que evidencian las encuestas lo experimentó el propio Zeeck siendo estudiante de Economía en la Universidad de San Galo. “Entablar amistad con personas suizas es muy difícil porque siguen con su propio círculo. Especialmente en las ciudades, donde para una persona extranjera no resulta fácil tejer una red de amigos nativos suizos”, indica.

“En San Galo, los estudiantes helvéticos prácticamente todos los fines de semana se iban a casa a estar con sus amigos; y, a la hora de mezclarse con los estudiantes internacionales de la universidad, eran mucho menos abiertos”, añade Zeeck.

Malentendidos lingüísticos

Aunque seis de cada diez expatriados (un 61%) dominan bastante bien el idioma o los idiomas del país –incluyendo el 11% que son hablantes nativos–, algunos tienen su particular batalla con los dialectos alemanes locales.

Así, solo para el 22% de los extranjeros en Suiza resulta fácil aprender el idioma o los idiomas locales (frente al 33% de la media global). Como dijo un estadounidense, “hablan suizo alemán, un idioma tan diferente al alemán estándar que les cuesta entenderlo incluso a quienes tienen el alemán como lengua materna”. 

Y Zeeck lo reafirma. “Sentía cierto recelo hacia los alemanes que residen en Suiza. Una cuestión que podría estar relacionada con el idioma, porque hablar alemán estándar resulta todo un reto. No cabe duda de que es otro idioma”.

Como consecuencia de este aislamiento suizo, la mayoría de los expatriados (el 52%) mantienen amistades extranjeras.

Una buena noticia para InterNations, según Zeeck. “Tenemos bastantes grupos en ciudades como Zurich, Ginebra, Berna, Basilea, San Galo y Zug”, cuenta. “Cerca del 70% de nuestros colectivos son expatriados y el 30% es gente local con mentalidad internacional, que habla inglés, y está muy interesada en juntarse con los extranjeros de la red. Muchos han vivido en el extranjero o planean mudarse a otro país”.

Mayores sueldos, precios más altos

Pero no todo son quejas y lamentos. Los expatriados en Suiza ven con buenos ojos la economía del país. Y solo un 1% de los encuestados tiene algo negativo que decir sobre esto, frente a una cuarta parte a escala mundial. Un 58% de los encuestados califica la economía helvética como muy buena.

Más de las tres cuartas partes de los expatriados que trabajan (el 77%) dicen que cobran más de lo que ganarían en su país de origen y un 44%, mucho más.

Y las cifras así lo confirman: el 57% de los expatriados en Suiza tiene unos ingresos brutos anuales de más de 100 000 dólares (96 650 francos suizos). El 14%, 200 000 dólares o más. Estas cifras casi triplican la media mundial, ya que el 21% tiene unos ingresos anuales de 100 000 dólares y el 5%, de 200 000 dólares o más.

Es cierto que para los expatriados Suiza tiene sus cosas buenas. También malas. Y es que el país ocupa el segundo puesto en el índice de coste de la vida. Una cuestión negativa para casi las tres cuartas partes de los encuestados (el 73%).

“El coste de la vida es muy alto, incluso si se tienen en cuenta los ingresos elevados”, lamenta un húngaro. La mayoría de los expatriados también dan una calificación negativa al precio de la vivienda (el 67%), la asistencia sanitaria (el 50%) y el cuidado de los niños (el 71% de los padres).

Sin embargo, a pesar de los costes exageradamente elevados, casi siete de cada diez encuestados (el 69%) están satisfechos con su situación económica en Suiza; junto con el 78% que dice que tiene suficiente, o más que suficiente, para cubrir sus gastos. Esto coloca al país en un digno puesto en el Índice de Finanzas Personales.

En este momento de incertidumbre global, Suiza es el lugar al que pueden desplazarse las personas que buscan mayor seguridad. El país tiene una de las proporciones más altas de extranjeros en el mundo (un 25%) y, sin embargo, el 97% de los encuestados se sienten seguros, 18 puntos por encima de la media mundial.

Este año Suiza ha mejorado sobre todo en la categoría de seguridad personal. En 2016 no consiguió estar entre los diez primeros puestos. En 2017, sin embargo, ocupa el tercer lugar. Un expatriado de Kenia alaba a Suiza diciendo: “Mis hijos crecerán seguros, hablando distintas lenguas. Y esto es impresionante”.

¿Está de acuerdo con estas conclusiones? ¿Cuáles son sus experiencias, como expatriado en Suiza?

Expat Insider

La encuesta Expat Insider 2017 ha sido realizada por InterNations, entre el 20 de febrero y el 8 de marzo, a través de internet.

El público objetivo incluía todo tipo de expatriados: los empleados destinados temporalmente en el exterior (expatriados en el sentido clásico); personas que viven y trabajan en el extranjero por diversas razones; miembros de la red InterNations y expatriados en general.

En este sondeo han participado un total de 12 519 personas de 166 nacionalidades que viven en 188 países o territorios.

La clasificación general se compone de cinco subapartados: calidad de vida, facilidad de establecimiento, trabajo en el extranjero, vida familiar y finanzas personales.

El 56% de quienes han respondido a la encuesta son mujeres. El 65% vive en pareja, el 74% no tiene hijos dependientes en el extranjero, y el 83% tiene un título universitario. Los encuestados tienen una edad media de 43,5 años.

Fin del recuadro


swissinfo.ch

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×