Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Guía de Arte e Historia de Suiza


Recorrido por joyas arquitectónicas suizas poco conocidas


Por Martina Kammermann


Con más de 5 millones de ejemplares vendidos, la colección de Guías de Arte e Historia de Suiza es, sin duda, muy popular.  (GSK)

Con más de 5 millones de ejemplares vendidos, la colección de Guías de Arte e Historia de Suiza es, sin duda, muy popular. 

(GSK)

La ‘Guía de Arte e Historia de Suiza’ llega a su edición número mil este mes de septiembre, un momento propicio para recorrer, a través de las imágenes de archivo de la colección más vendida del país, una serie de monumentos poco conocidos, pero no menos espectaculares. 

El milagro azul

La ‘Flecha azul’ en la estación de trenes de Marin-Epagnier, de la línea Neuchâtel-Berna. (bls historic)

La ‘Flecha azul’ en la estación de trenes de Marin-Epagnier, de la línea Neuchâtel-Berna.

(bls historic)

Los apasionados suizos de los trenes recordarán la ‘Flecha Roja’ de los Ferrocarriles Federales Suizos (FFS) como la primera locomotora rápida helvética. Pero se tiende a olvidar la ‘Flecha Azul’, surgida en la estación de Berna en 1938. Fue el primer tren eléctrico y por ello sus costos de funcionamiento se redujeron a la mitad de lo que costaban los otros sistemas ferroviarios. Se trató, pues de una innovación en la historia de las redes regionales helvéticas. Uno de sus vagones puede ser admirado actualmente en el Museo de Transporte de Lucerna, mientras que uno de estos trenes, restaurados en 2014, aún circula en manifestaciones históricas especiales.

Edición Nr. 960, 2014

La patria de Barry

El ejército de Napoleón pasa el Gran San Bernardo. Grabado en madera de François Georgin (1801-1863). (akg-images)

El ejército de Napoleón pasa el Gran San Bernardo. Grabado en madera de François Georgin (1801-1863).

(akg-images)

Atravesar las montañas ha marcado la historia suiza, y los refugios han jugado siempre un papel importante en estos caminos. El del Gran San Bernardo es interesante por muchas razones: aquí se criaron los famosos perros de protección del mismo nombre. También aquí hizo un alto Napoleón en 1800, al dirigir un ejército de 46 000 hombres y antes de convertirse en emperador. En la iglesia del lugar se puede admirar un tesoro de objetos de culto de gran belleza. Destacan los asientos en madera del coro. Una visita vale bien la pena.

Edición Nr. 556, 1994 

La guerra perdida

El memorial San Jacobo de Basilea. A la izquierda, en una vieja postal y a la derecha, en 2002, vestida con los colores del equipo de fútbol de Basilea, el más prestigioso de Suiza. (Keystone)

El memorial San Jacobo de Basilea. A la izquierda, en una vieja postal y a la derecha, en 2002, vestida con los colores del equipo de fútbol de Basilea, el más prestigioso de Suiza.

(Keystone)

El monumento de San Jacobo en Basilea no atrae a tanta gente como el estadio de fútbol, sin embargo, aquí también se trata de victorias y de derrotas. Este conjunto de esculturas de 1872, realizadas por Ferdinand Schlöth recuerda el 26 de agosto de 1444, día en el que las tropas francesas lucharon y casi arrasan por completo a los confederados helvéticos. Esta derrota se volvió un mito y un símbolo nacional de coraje y resistencia.

Edición Nr. 912, 2012

El más bello cementerio de Suiza

El cementerio boscoso de Schaffhausen. (Ernst Mueller/GSK)

El cementerio boscoso de Schaffhausen.

(Ernst Mueller/GSK)

Edificado en 1914, el cementerio boscoso de Schaffhausen representa, para su época, una obra pionera, única en Suiza. Fue la primera vez que una zona de árboles se convirtió en un cementerio. La idea tuvo origen en Alemania. Los grupos de tumbas alternan con grandes superficies arboladas y espaciosos corredores. El cementerio, actualmente, cubre 17 hectáreas de tierra y es uno de los más bellos parques de Suiza.

Edición Nr. 949, 2013

Fortaleza impenetrable

Los tres castillos de Bellinzona hacen parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO. (Keystone)

Los tres castillos de Bellinzona hacen parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

(Keystone)

En la Edad Media, Bellinzona era calificada de impenetrable y hoy todavía se puede ver la razón: los muros, torres, portales y los tres castillos testimonian lo que fue esa poderosa estructura medieval. En el siglo XV, los duques de Milán construyeron esas obras para frenar la ruta del sur a los belicosos confederados. Desde 2000 estas edificaciones al Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Edición Nr. 866, 2010

En la arena

Vista aérea del anfiteatro y la comuna de Windisch, Argovia, 2004. (RDB)

Vista aérea del anfiteatro y la comuna de Windisch, Argovia, 2004.

(RDB)

En tiempos de la Roma Antigua, cada asentamiento importante tenía su anfiteatro, pues el entretenimiento era particularmente importante en la dura vida de los legionarios. Las arenas ofrecían al público combates entre gladiadores y animales. El anfiteatro de Windish, en el corazón del cantón de Argovia, a 30 km de Zúrich, tenía asientos para 11 000 personas. Esta obra es la más grande y más antigua de su tipo en suelo helvético.

Edición Nr. 885, 2011

Le Corbusier, en privado

La residencia de Le Corbusier en Corseaux, 1957. (RDB)

La residencia de Le Corbusier en Corseaux, 1957.

(RDB)

El célebre arquitecto y diseñador Le Corbusier nació en 1887 en La Chaux-de-Fonds. Establecido en París, construyó en 1924 una casa en Vevey, a orillas del lago Léman, para sus padres. Le Corbusier utilizó hasta el último centímetro del volumen de esta pequeña casa rectangular. La sola ventana de este hogar, de 11 metros de largo, ofrece la vista sobre el lago. Hoy esta obra ‘Le Lac’ se ha convertido en un museo. El visitante puede ver los muebles, cuadros y fotografías de la familia del conocido constructor.

Edición Nr. 908, 2012

Oasis de vegetación

El Jardín Botánico de Berna, un sitio donde se respira calma. (Adrian Moser/GSK)

El Jardín Botánico de Berna, un sitio donde se respira calma.

(Adrian Moser/GSK)

Desde 1859, el Jardín Botánico de Berna se extiende sobre más de dos hectáreas en una terraza soleada a orillas del río Aar. Además de los invernaderos con plantas exóticas se encuentran el alpinum, el arboretum y jardines con una amplia paleta de flora local, exótica y plantas medicinales. Para los berneses este sitio es considerado como un oasis de distensión.

Edición Nr. 874, 2011

Como en el Medioevo

El fresco romano ‘El Festín de Herodes’ (hacia el 1200) en el ábside central de la iglesia del Convento de San Juan de Müstair.  (Keystone)

El fresco romano ‘El Festín de Herodes’ (hacia el 1200) en el ábside central de la iglesia del Convento de San Juan de Müstair. 

(Keystone)

En el Convento de San Juan, construido en el siglo XVIII en Müstair, en el cantón de los Grisones, se encuentra un tesoro singular: en su iglesia se conserva el conjunto más grande de frescos coloridos de la época, que muestran escenas de la vida de Cristo. Junto con numerosas decoraciones murales, estas pinturas cubrían antes la totalidad de las paredes interiores de la iglesia. Su descubrimiento en la década de 1940 fue una sensación.

Edición Nr. 733. 2003

Con aires de Versalles

El castillo de Waldegg, 1994. (RDB)

El castillo de Waldegg, 1994.

(RDB)

El castillo de Waldegg forma parte de las destacadas construcciones barrocas de Suiza. Las ostentosas salas del castillo, construidas a finales del siglo XVII, se encuentran, en gran parte, decoradas con los muebles originales. El imponente jardín testimonia cómo los patricios de Solothurn orientaron su estilo de vida al de la nobleza francesa. Un pequeño Versalles en Suiza.

Edición Nr. 977, 2015

La última casa con techo de paja

La ‘Salzmehus‘ en Kölliken. (Rudolf Hunziker/GSK)

La ‘Salzmehus‘ en Kölliken.

(Rudolf Hunziker/GSK)

Hasta finales del siglo XIX, las casas rurales de la planicie helvética tenían techos de paja. Un ejemplo de estas edificaciones se conserva en Suiza, en el poblado de Kölliken, en el cantón de Argovia. Conocida bajo el nombre de ‘Salzmehus’, esta casa con techo piramidal, muestra cómo se construían entonces los hogares campesinos. Si su aspecto exterior no ha prácticamente cambiado desde su creación en 1802, desde entonces se han integrado los elementos de la modernidad, como la energía eléctrica, los baños y el establo.

Edición Nr. 953, 2014

De gran hotel a templo de la cultura

el Centro Cultural LAC, 'Lugano Arte y Cultura', 2015. (Keystone)

el Centro Cultural LAC, 'Lugano Arte y Cultura', 2015.

(Keystone)

A partir de 1850 inició la construcción de multitud de hoteles en Suiza. En Lugano se levantó el Hotel del Parque, a orillas del lago, que después se convirtió en el Grand Hotel Palace. Fue durante mucho tiempo el alojamiento del turismo de lujo en la región. Tras su cierre en 1969 permaneció durante décadas cerrado y comenzó su lenta degradación. La ciudad compró el hotel y decidió en el 2000 transformarlo en Centro Cultural. Hoy, su fachada restaurada fielmente se une al nuevo edificio de un espectacular modernismo. 

Ediciones 978-979, 2015

Un clásico del Renacimiento

Detalle del fresco de la iglesia de Santa María de los ángeles de Lugano, 2007. (Keystone)

Detalle del fresco de la iglesia de Santa María de los ángeles de Lugano, 2007.

(Keystone)

Al lado del nuevo Centro Cultural LAC y del Grand Hotel Palace se encuentra el Convento y la Iglesia de Santa María de los Ángeles. Este conjunto narra la historia de la ciudad hace 500 años. Los frescos en sus paredes de Bernardino Luinis, realizados en 1529, resultan particularmente impresionantes: el central, de 110 metros cuadrados muestra la Pasión de Cristo, una obra maestra del renacimiento clásico.

Edición Nr. 978-979, 2015

Estación férrea en mutación

El arquitecto Alexander von Senger construyó en 1913 la estación de trenes de San Gallen. (Keystone)

El arquitecto Alexander von Senger construyó en 1913 la estación de trenes de San Gallen.

(Keystone)

La famosa Biblioteca Abacial de San Gallen no es el único edificio que impone en esa ciudad. La estación, de 1913, es una fastuosa construcción barroca. En 2018 se inaugurará una sala de llegadas en vidrio, extensión moderna del edificio histórico.

Edición Nr. 950, 2013

Guía de Arte e Historia de Suiza

Desde 1936, la Guía de Arte e Historia de Suiza estudia y presenta los monumentos y los lugares arquitectónicos del país. La Sociedad de Historia del Arte en Suiza la edita. Este mes publica su número mil.

Su formato digital es la App ‘Swiss Art To Go.


(Traducción: Patricia Islas), swissinfo.ch

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×