Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Degradación del suelo


España, el más desertificado de Europa


Por Antonio Suárez Varela


Valencia es la región española más perjudicada. (Keystone)

Valencia es la región española más perjudicada.

(Keystone)

Según el experto Luis Recatalá Boix, del Centro de Investigaciones sobre la Desertificación (CIDE), en España la intensidad de la erosión hídrica del suelo supera los límites tolerables en un 40% de su territorio. Entrevista.

swissinfo.ch: La desertificación es un proceso ambiental complejo. ¿Cómo se detecta ese proceso y cuáles son los factores que la condicionan?

L. R. B.: En cuanto a los factores, hay que mencionar el clima, el relieve, los materiales litológicos, las aguas, la vegetación y el suelo. Además, es de gran relevancia el factor humano, que a través de prácticas inadecuadas de gestión de los recursos naturales se convierte en el principal responsable de la degradación de tierras.

Los procesos de desertificación se refieren a la destrucción de la cobertura vegetal, la reducción y contaminación de los recursos hídricos, así como a la erosión, la compactación, la pérdida de materia orgánica, la salinización, la contaminación y la asfaltización o el sellado del suelo.

swissinfo.ch: Las principales causas aducidas para la desertificación son el cambio climático y los monocultivos intensivos. ¿Cuál es el factor preponderante y existen otras causas no relacionadas con la intervención humana?

L. R. B.: En el ámbito de la región mediterránea confluyen causas naturales y antrópicas. Entre las naturales destacan las sequías recurrentes y la variabilidad de precipitaciones. Otro factor es el geomorfológico, que es importante en las zonas con laderas acentuadas, donde se produce una mayor erosión. Entre las causas antrópicas, es decir, provocadas por la intervención humana, hay que recalcar la expansión de las superficies urbanizadas e industriales. En las últimas décadas se ha convertido en uno de los principales factores, sobre todo en las zonas costeras.

El cultivo agrícola intensivo es otro factor que desde su origen siempre fue una causa importante. La intensificación conlleva dos efectos asociados: por un lado, la contaminación del suelo y de las aguas superficiales y subterráneas por el uso masivo de fertilizantes y pesticidas, y, por otro, la salinización del suelo por la utilización de agua de riego con alto contenido en sales, que en muchas áreas es extraída de pozos afectados por intrusión marina provocada por la sobreexplotación de los acuíferos. Otros factores que cabría añadir son el sobrepastoreo, el abandono de los cultivos marginales, los incendios forestales, la sobreexplotación de los recursos hídricos y el turismo.

Además, algunos investigadores indican que el cambio climático, que según diversas predicciones podría provocar una subida de la temperatura media de entre 1,4 y 5,8°C hasta finales de siglo, podría dar lugar a una reducción de la precipitación, un aumento de fenómenos climáticos extremos, una mayor incidencia de sequías y una reducción de las reservas hídricas.

swissinfo.ch: ¿Existen ejemplos que demuestran la eficacia de la reforestación? ¿Se ha estudiado su impacto?

L. R. B.: Sí, se han realizado ensayos que han dado buenos resultados siempre que la reforestación se haga considerando todos los factores ambientales, sobre todo las condiciones del suelo, que deben ser favorables para poder llevar a cabo la plantación. En cualquier caso, la reforestación requiere de un estudio previo porque de otra forma podría ser contraproducente. Pero si se hace de forma adecuada, puede favorecer la recuperación del ecosistema.

Degradación de tierras

Según la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD) se entiende por «degradación de tierras» la «reducción o la pérdida de la productividad biológica o económica y de la complejidad de las tierras agrícolas de secano, las tierras de cultivo de regadío o las dehesas, los pastizales, los bosques y las tierras arboladas, ocasionada, en zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas, por los sistemas de utilización de la tierra o por un proceso o una combinación de procesos, incluidos los resultantes de las actividades humanas y pautas de poblamiento, tales como la erosión del suelo causada por el viento o el agua, el deterioro de las propiedades físicas, químicas y biológicas o de las propiedades económicas del suelo, la pérdida permanente de la vegetación natural».

swissinfo.ch:¿A qué se debe que España sea el más afectado en Europa por la desertificación?

L. R. B.: En el Anexo IV de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD) se identifican las condiciones que hacen que la Región del Mediterráneo Norte, en la que se ubican las zonas de mayor riesgo de España, sea sensible a la amenaza de desertificación.

Entre ellas hay que resaltar unas condiciones climáticas semiáridas, unos suelos con tendencia a la erosión, un relieve desigual, pérdidas de la cubierta forestal por incendios de bosques, el abandono de tierras, la explotación insostenible de los recursos hídricos y la concentración de la actividad económica en las zonas costeras.

CIDE

El Centro de Investigaciones sobre Desertificación es un centro mixto de investigación (Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Universidad de Valencia y Generalitat Valenciana) dedicado al estudio de las causas, factores y procesos de desertificación.

El centro está formado por un equipo multidisciplinar que dirige sus esfuerzos a la tipificación de los suelos y al estudio de los procesos de degradación de los mismos, al estudio de la ecología y evolución de las plantas, así como a analizar e integrar la información sobre el estado y dinámica de los distintos componentes del medio en cartografías temáticas como base para la planificación territorial.

El centro desarrolla sus actividades a través de los Departamentos de Degradación y Conservación de Suelos, Planificación Territorial y Ecología Vegetal, con un total de 11 investigadores de plantilla.

swissinfo.ch: ¿Cuáles son los principales problemas que la desertificación causa en la economía y la sociedad?

L. R. B.: Los impactos de la desertificación se manifiestan fundamentalmente en la degradación y deterioro de los recursos naturales, especialmente el suelo, que es el elemento clave de los ecosistemas terrestres. Estos impactos reducen la capacidad del suelo para amortiguar los efectos perjudiciales de la desertificación, lo cual repercute de forma negativa en la regeneración y la recuperación de los sistemas.

Actualmente, se estima que casi un 30% de la superficie terrícola está afectada por la desertificación, suponiendo cerca del 70% de las tierras secas utilizadas para la agricultura. En Europa, las cifras se sitúan entre el 8 y el 10%. En España, que es el país más afectado de la Unión Europea, se estima que la erosión hídrica del suelo supera los límites tolerables en un 40% del territorio. Asimismo, se ha valorado que el coste de la lucha contra la erosión supondría más de 3.000 millones de euros en un periodo de 15 a 20 años.

swissinfo.ch: Según indican varios estudios, una de las regiones más afectadas en España por la desertificación es Valencia. ¿Cuáles son las razones?

L. R. B.: La Comunidad Valenciana es un área representativa de la Región Mediterránea Europea, y como tal cumple todos los condicionantes. Además, en las últimas décadas, la intensificación agrícola, junto con la intensa expansión urbano-industrial, ha incrementado los riesgos. De hecho, es una de las Comunidades con mayor porcentaje de crecimiento urbano en España. Estudios del Departamento de Planificación Territorial del CIDE demuestran que un 30% del territorio presenta un grado leve de desertificación, un 28% moderado, un 9% grave y un 15% muy grave. El resto, es decir, el 18%, estaría constituido por zonas misceláneas.

DISMED

Los países mediterráneos (Portugal, España, Marruecos, Argelia, Túnez, Italia, Grecia, Egipto) han puesto en práctica programas nacionales para combatir la desertificación.

Como soporte a esos planes nacionales y en cooperación con el Secretariado de la Convención de Lucha contra la Desertificación y la Agencia Europea de Medio Ambiente, se estableció un Sistema de Información sobre la Desertificación (DISMED, por sus siglas en inglés) cuyo objetivo principal fue la elaboración de una cartografía de la desertificación.

El DISMED implantó como unidad básica de tratamiento el área sensible a la desertificación, definida a partir de una combinación de índices relativos a la calidad del suelo, el clima y la vegetación.

swissinfo.ch: ¿Y cuáles serían sus recomendaciones?

L. R. B.: La gravedad de los efectos y la seriedad de las dimensiones de la desertificación exigen programas eficaces. Indudablemente, el avance en el conocimiento científico de la desertificación conducirá a una lucha más eficaz para su control y mitigación. En líneas generales, las recomendaciones más adecuadas son una planificación participativa de las actividades humanas que minimice los impactos ambientales y una gestión de los recursos naturales que garantice su sostenibilidad.

swissinfo.ch



Enlaces

×