Libertad de expresión Político turco empuja límites de tolerancia de Suiza

Perinçek reiteró en una conferencia en Zúrich su postura de que "ninguna corte ha considerado como genocidio los eventos en Armenia de 1915".

(Keystone)

Con el respaldo de la principal corte de derechos humanos de Europa, un político turco sigue poniendo a prueba la tolerancia de Suiza sobre la libertad de expresión.

Doğu Perinçek, presidente del Partido Patriótico Turco, apareció por primera vez en los medios de comunicación cuando declaró públicamente en Suiza, en tres diferentes ocasiones, que el asesinato masivo de 1,8 millones de armenios por las fuerzas turcas otomanas, hace un siglo, no constituyó un genocidio.

Los tribunales suizos lo condenaron en 2007 por violar la ley suiza contra el racismo, que prohíbe negar, menospreciar o justificar el genocidio. Perinçek apeló ante la Corte Europea de Derechos Humanos, con sede en Estrasburgo, Francia.

La Corte absolvió a Perinçek de los cargos de racismo en septiembre de 2015 y concluyó un mes más tarde que Suiza violaba su derecho a la libertad de expresión. Desde que ganó la batalla legal de casi una década, Perinçek no ha dejado de presionar a Suiza sobre el tema.

Durante una conferencia de prensa el martes pasado en el consulado turco de Zúrich, criticó las teorías conspirativas sobre los recientes ataques terroristas en Europa y dijo que apoyaba la iniciativa de un legislador suizo que ofrece más cobertura legal para expresar escepticismo sobre el genocidio.

Perinçek afirmó que Estados Unidos “está detrás” de los recientes ataques terroristas en París, Bruselas, Berlín y Turquía porque quiere dividir a Turquía y debilitar a Europa. 

Perinçek también expresó su apoyo a una nueva propuesta presentada por el parlamentario suizo Yves Nidegger, que solicita una modificación del código penal suizo que excluya la mención de genocidio, o al menos requiere que sea “verificada por un tribunal competente”.

Consideraciones jurídicas y políticas

El Código Penal suizo establece multas o prisión para aquellos que sean encontrados culpables de tratar de negar, minimizar o justificar burdamente el genocidio u otros crímenes de lesa humanidad.

Israel y más de una docena de países europeos, incluyendo a Suiza, tienen leyes que penalizan la negación del Holocausto. Otros países tienen leyes que abordan más ampliamente el asesinato deliberado de un grupo amplio de personas por razones de nación o etnia, como genocidio. La definición legal de genocidio se deriva de una convención internacional de 1948.

Turquía se ha opuesto enérgicamente a cualquier referencia al genocidio, y las naciones occidentales han sido cautelosas en el empleo del término por temor a incomodar a Turquía, aliada en la OTAN en una región del mundo que experimenta un enorme revuelo.

swissinfo.ch and agencies/cl

×