Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Suiza anuncia montos congelados


Micheline Calmy-Rey y el ministro tunecino de Exteriores, Mouldi Kefi, el lunes en la ciudad de Túnez. (Keystone)

Micheline Calmy-Rey y el ministro tunecino de Exteriores, Mouldi Kefi, el lunes en la ciudad de Túnez.

(Keystone)

Los fondos congelados en suiza de dirigentes del norte de África suman unos 830 millones de francos (646 millones de euros), indicó el lunes el Ministerio Federal de Relaciones Exteriores.

Esta cifra fue divulgada por la presidenta de la Confederación y ministra de Exteriores, Micheline Calmy-Rey, en la conferencia regional de embajadores suizos en África del Norte y Oriente Medio celebrada en Túnez. Así lo manifestó a AFP, Lars Knuchel, portavoz del ministerio.

También se abordó la cuestión de los inmigrantes tunecinos en Europa.

Según el portavoz, la mayor parte de esos fondos proviene de la fortuna de las personas del entorno del expresidente egipcio Hosni Mubarak, a quienes les fueron bloqueados por Suiza 410 millones de francos (320 millones de euros).

Después de la instauración a finales de febrero de sanciones contra el régimen del líder libio, Muamar Gadafi, unos 360 millones de francos (280 millones de euros) fueron bloqueados por Suiza.

En lo que respecta al antiguo régimen tunecino, el importe de los fondos bloqueados es de unos 60 millones de francos (46 millones de euros). La cantidad exacta y la naturaleza de los posibles haberes en Suiza del derrocado presidente tunecino Zine El Abidine Ben Ali y sus allegados habían provocado especulaciones.

Según datos del Banco Nacional Suizo, los haberes globales tunecinos en Suiza alcanzaron en 2009 unos 621 millones de francos suizos (483 millones de euros).

Calmy-Rey había anunciado la congelación de los haberes del presidente Ben Ali por parte de Suiza desde enero pasado.

swissinfo.ch



Enlaces

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×