Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Suiza apoya llamado de mujeres por la paz


Por Sergio Ferrari


Desde su fundación en 1996, la Ruta Pacífica lucha contra la violencia infligida a las mujeres. ()

Desde su fundación en 1996, la Ruta Pacífica lucha contra la violencia infligida a las mujeres.

Participantes de diversos confines del planeta asisten en Colombia al XV Encuentro Internacional de Mujeres de Negro para exigir el cese de toda forma de violencia, en particular contra madres, esposas e hijas, convertidas en “botín de guerra”.

La reunión, que tiene lugar en Bogotá del 15 al 20 de agosto, fue convocada por la Ruta Pacífica, organización de la sociedad civil colombiana que lucha por el respeto de los derechos humanos y la democracia y que cuenta con el apoyo de Suiza.

“Ese evento constituye el mejor ejemplo de la consolidación que vive la Ruta  desde su fundación en 1996. Hoy es ya una organización sólida, reconocida internacionalmente y con una fuerte presencia e incidencia al nivel nacional”, señala a swissinfo.ch Peter Stirnimann, coordinador del Programa Suizo para la Promoción de la Paz en Colombia (SUIPPCOL).

El apoyo de esa estrategia oficial helvética desde hace una década, así como el sostén de diversas ONG suizas y de la comunidad internacional, “ha tenido un impacto visible. Ese movimiento de mujeres puede hoy, incluso, apoyar a numerosas comunidades y asociaciones colombianas que promueven la construcción de la paz desde la base en ese país sudamericano”.

Y ello, amén de que la Ruta se encuentra ya también en condiciones “de irradiar su influencia en el plano internacional, proponiendo la resolución política negociada en los conflictos actualmente existentes”, precisa Stirnimann.

El rol de las mujeres en la construcción de una política de paz será, justamente, uno de los temas principales de este XV Encuentro de las Mujeres de Negro señala Marina Gallego en entrevista a swissinfo.ch. Gallego es la coordinadora de las Ruta Pacífica y pieza clave del encuentro internacional a realizarse por primera vez en un país americano.

“Y por tanto, iniciativa histórica” al decir de la abogada colombiana quien subraya la importancia de la solidaridad internacional, en general, y la suiza en particular, para asegurar este evento.

swissinfo.ch: ¿Usted, como anfitriona internacional del encuentro, podría explicarnos lo que es la Ruta Pacífica?

Marina Gallego Zapata (MGZ): Desde su fundación en 1996 la Ruta Pacífica de Mujeres ha sido una propuesta política feminista por la defensa, protección y restitución de los derechos humanos de las mujeres. Lucha en favor del fortalecimiento de la democracia y de la negociación política del conflicto armado.

La Ruta forma parte del creciente movimiento ciudadano por la paz. Trabaja para que las mujeres no solamente se visibilicen y se expresen como sobrevivientes  de la guerra, sino también como actoras sociales y políticas del proceso de negociación y de construcción de la  paz.

swissinfo.ch: Construcción que pareciera muy difícil...

MGZ: En efecto, vivimos en un contexto de violencia  desde hace más de 50 años, y en este contexto de guerra que se enmarca Colombia, los actores armados violan mujeres, prohíben la movilización y la organización y condicionan sus formas de vida, bajo la amenaza de convertirlas en objetivo militar.

Las asesinan por los nexos familiares y afectivos que  puedan tener con cualquiera de los actores armados, las convierten en botín de guerra. 

Las mujeres estamos cansadas de todo esto y por eso, las organizaciones que participamos en la Ruta, construimos nuevos lenguajes, un nuevo simbolismo para  tratar de contrarrestar la guerra. Y de ahí,  las marchas, los encuentros, las movilizaciones, los plantones, es decir las más diversas formas para mostrarle a la sociedad colombiana y a la comunidad internacional nuevas formas de resistencia y de lenguajes de paz.

swissinfo.ch: ¿Y el origen de las Mujeres de Negro (MdN)?

MGZ: Nace en 1988, cuando las israelíes protestaron en contra de su gobierno oponiéndose a su política de ocupación de los territorios palestinos, y a las que  se sumaron luego las mujeres de la ex Yugoslavia, de Italia y España.

Con ello, distintas organizaciones del mundo se fueron identificando con estos ideales, con estas posturas que hoy son el estandarte de todas las organizaciones de mujeres que formamos parte de la red en todo el planeta.  

swissinfo.ch: ¿Cómo se integró la Ruta en esta red internacional?

MGZ: En el 2001, la Ruta Pacífica recibió el premio ‘Milenium de Paz para las Mujeres’, reconocimiento compartido con Mujeres de Negro y con tres mujeres a título individual. Este galardón propició un reconocimiento mutuo de posturas con respecto al feminismo, al antimilitarismo, al pacifismo y conllevó a la incorporación de la Ruta en la Red Internacional de Mujeres de Negro contra la Guerra.

Desde entonces nosotras, en las distintas regionales, el último jueves de cada mes, hacemos los plantones de las MdN, en contra de la guerra.

swissinfo.ch: ¿Qué esperan del encuentro en Bogotá?

MGZ: Nos permitirá darle visibilidad  y denunciar ante la opinión pública nacional e internacional las diferentes formas de  violencias que ha generado la  guerra y la militarización de la sociedad contra las mujeres.

Además, vamos a formular agendas de trabajo, desde el movimiento internacional de mujeres, para el logro de la paz  y el respeto a los derechos de las mujeres a nivel mundial. Ese es el objetivo del Encuentro y estoy segura que lo vamos a alcanzar.

Esa presencia diversificada de delegadas del mundo entero será también una forma de solidaridad activa con nosotras y operará como la mejor protección del evento. La solidaridad internacional en general y la suiza en particular han sido muy importantes para poder organizarlo.

swissinfo.ch: ¿Quiénes participarán?

MGZ: Vendrán delegadas del mundo entero. Junto con varias decenas de representantes de la Ruta y de otras organizaciones colombianas de todo el país.

Igualmente, esperamos la asistencia de representantes de organismos internacionales que respaldan esta iniciativa, por citar solo algunos nombres:  Suippcol y E-CHANGER, de Suiza,  Cooperacción e Intermon Oxfam, de España,  la GIZ alemana,  ONU Mujer, Global Found for Women, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Holanda, la Consejería en Proyectos (PCS), Diakonia, entre otros.

swissinfo.ch: ¿Qué repercusión puede tener este evento en la Ruta?

MGZ: Para la Ruta significará una renovación de compromisos, un auto-reconocernos con las MdN de otros países, de solidarizarnos unas con otras, de intercambiar y aprender con y de otras mujeres provenientes de otros países que sufren  de manera directa o indirecta las atrocidades de la guerra.

Este Encuentro significa juntarnos solidariamente como mujeres en contra de la guerra. Para nosotras cobra mucha importancia porque significa también insistir en el tema de la negociación, de la urgente necesidad de la salida política negociada del conflicto armado en Colombia.

Asímismo, hay otro elemento muy importante: el reconocimiento público nacional y de la comunidad internacional de un Encuentro de este carácter porque esto nos genera un espacio de protección, tanto para el Encuentro como para la misma Ruta Pacífica, especialmente en estos momentos  en que nuestra organización ha recibido amenazas.

Evento internacional

El XV Encuentro de las Mujeres de Negro se realiza del 15 al 20 de agosto en Bogotá y ha previsto seis ejes temáticos. Tal como lo explica Marina Gallego:

 

“1.- la oposición a la militarización de la seguridad nacional e internacional. Es decir un análisis feminista del actual sistema de la política de seguridad militarizada, incluyendo el análisis de cómo los conflictos armados en el Sur son impulsados por las industrias de las armas y los intereses económicos del Norte; aprender de acciones feministas prácticas para atribuir poderes a la mujer y protegerla.

 

2. Perspectivas feministas de los conflictos y guerras actuales.  Mirar los conflictos actuales a través de una perspectiva feminista. Analizando el nacionalismo, la intolerancia religiosa, la xenofobia, el terrorismo y las milicias armadas, el sexismo, el tráfico transnacional de armas, drogas, mujeres y gente vulnerable.

 

3. Praxis transformativa de la mujer ante las dificultades. Alternativas feministas en el análisis de la seguridad humana para  comprometer a las mujeres   en el desarrollo de  las prácticas para la seguridad colectiva y compartida.

 

4. La violencia y la opresión sexual. La resistencia a la opresión y la violencia contra la mujer, lo que incluye: la violación como un crimen de guerra y del área domestica; la esclavitud sexual y el tráfico de la mujer; la prostitución; el odio y la violencia contra las lesbianas.

 

5. Enjuiciar a los responsables de crímenes de guerra y de crímenes contra la mujer. Discusión sobre los tribunales específicos, con especial atención de los casos ante la  Corte Penal Internacional.

 

6. Los desafíos para las Mujeres de Negro: ¿Cómo nos vemos y cómo respondemos?”

Solidaridad helvética

Unos 30 países son escenarios en la actualidad de conflictos armados, 19 de los cuales perduran desde hace más de veinte años.

Colombia, atravesada por una confrontación de más de cinco décadas, ha engendrado numerosos movimientos sociales de todo tipo, incluyendo de mujeres,  que apuestan a una salida político-negociada.

 

SUIPPCOL sostiene activamente a la Ruta desde hace una década.

“Especialmente en sus tareas de incidencia política; en la elaboración y promoción de leyes que beneficien a las mujeres y a las víctimas del conflicto”, señala Peter Stirnimann, coordinador de dicho programa.

La Ruta está integrada aproximadamente por 300 organizaciones y grupos de mujeres que irradian su accionar directamente  a más de 3000 mujeres y a través de ellas a cerca de 10.000.

“Tiene un impacto muy grande en otras organizaciones, por ejemplo las que conforman la red de Iniciativas de Paz desde la base, a las que apoya también nuestro programa”, precisa el coordinador.

Subraya el gran esfuerzo de amplios sectores de la sociedad civil colombiana a favor de una solución política y negociada del conflicto.

swissinfo.ch



Enlaces

×