Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Consejo de las Religiones: Nuevo interlocutor

Los máximos representantes de las comunidades cristianas, judías y musulmanas, unidos en un Consejo.

(swissinfo.ch)

El próximo 15 de mayo será inaugurado en Berna el Consejo Suizo de las Religiones, conformado por representantes cristianos, musulmanes y judíos.

Con este nuevo interlocutor se espera poder evitar y resolver, de forma pacífica y constructiva, eventuales situaciones polémicas, como el caso de las caricaturas de Mahoma.

"La situación geopolítica actual también afecta a Suiza. La globalización de las religiones es un hecho. También en Suiza tenemos diversas culturas y religiones", explica Markus Sahli, futuro secretario del Consejo de las Religiones.

"Ya que el Islam conforma en Suiza la tercera comunidad religiosa (por el número de sus adeptos) es conveniente crear una plataforma en la que también se pueda establecer el diálogo con ellos."

Altos representantes religiosos

La idea del Consejo fue de Thomas Wipf, presidente de la Unión de Iglesias Evangélicas de Suiza. Será él quien al principio lo presida.

El obispo Kurt Koch, de la Iglesia Católica Romana y el Obispo Fritz-René Müller, de la Iglesia Católica Cristiana de Suiza conformarán también el Consejo, al igual que Alfred Donath, representante de la Unión de Templos Judíos de Suiza.

Farhad Afshar, presidente de la Coordinación de Organizaciones Musulmanas en Suiza, y Hisham Maizar, presidente de la Federación de las Comunidades Islámicas de Suiza oriental y el principado de Liechtenstein, son los dos representantes de la religión musulmana.

No todas las religiones estarán representadas

En Suiza existen otras comunidades como aquellas de las iglesias libres evangélicas, las ortodoxas, las budistas o las hinduistas, por mencionar algunas. Pero éstas no están consideradas dentro del Consejo.

Sahli: "Por el momento así es. El mandato que hemos formulado indica que otras comunidades religiosas podrían incluirse posteriormente."

Las iglesias libres evangélicas, explica, no están tan inclinadas al diálogo interreligioso y la práctica ecuménica.

¿Cómo llegar a los círculos más extremistas?

¿Qué puede hacer el Consejo para alcanzar los círculos extremistas musulmanes o los ultraderechistas cristianos? "En el caso de los extremistas musulmanes, es una tarea que dejamos a nuestros representantes musulmanes. Y partimos de la base que ese contacto existe", indica Sahli.

A juicio del futuro secretario del Consejo de las Religiones, los círculos extremistas son una verdadera minoría en Suiza, incluidos aquellos de raíces cristianas. "Aquí es verdaderamente difícil encontrarse con el extremismo tal y como ocurre en otros países."

Para explicar esa situación, Sahli sólo puede hacer referencia a especulaciones: "Podría deberse a la histórica y creciente diversidad cultural que tenemos en Suiza, en donde hablamos distintos idiomas, tenemos diversas formas de pensar y diversas confesiones."

Recuerda los conflictos surgidos entre católicos y protestantes en el siglo XIX. "Hemos tenido experiencias históricas y político-culturales que nos han llevado a establecer compromisos."

Política religiosa

El Consejo no persigue ningún objetivo de culto, sino que su finalidad es político-religiosa. Para sus iniciadores es importante que se convierta en un nuevo interlocutor del Estado en cuestiones religiosas.

Thomas Wipf, futuro presidente del Consejo, indica que las comunidades religiosas se confrontan con dos tendencias: el fundamentalismo religioso y la indiferencia.

El diálogo interreligioso puede ayudar a redescubrir la propia fe como fuente de esperanza, a tener en cuenta la dimensión espiritual del ser humano en las cuestiones éticas y a que se mantenga la convivencia pacífica entre las diversas religiosas existentes dentro de la sociedad.

La crisis de las caricaturas

Markus Sahli puede imaginar que si el Consejo de las Religiones hubiese existido en el momento de la crisis de las caricaturas de Mahoma, hubiese subrayado que, en Suiza, tanto la libertad de credo como la de prensa resultan valores de gran importancia.

"Naturalmente, debe haber un cierto equilibrio entre esos dos valores. La libertad de prensa no puede dar lugar a abusos, tampoco debe lastimar los sentimientos religiosos ni hacer caer en provocaciones a las comunidades religiosas."

Agnell Rickenbacher, secretario de la Conferencia Episcopal Suiza, está convencido de que ese tipo de irritaciones podría evitarse si hay un mayor conocimiento interreligioso.

Por su parte, Farhad Afshar, de la comunidad musulmana, espera que los judíos y los cristianos puedan interceder por ellos en casos similares que puedan presentarse, según indicó al diario de Zúrich, el 'Neue Zürcher Zeitung': "En el Consejo de las Religiones, los musulmanes, los cristianos y los judíos podrán recordar su objetivo común, que es el del llamado a la paz."

swissinfo, Etienne Strebel
(Traducido del alemán por Patricia Islas)

Datos clave

Religiones en Suiza (censo 2000):

Católicos: 42%
Protestantes: 35%
Católicos Cristianos: 0,18%
Cristianos Ortodoxos: 2%
Otras comunidades de raíces cristianas: 0,19%
Judíos: 0,24%
Musulmanes: 4,26%
Otras: 0,8%
Sin pertenecer a alguna agrupación religiosa: 11%
Sin indicación alguna: 4,33%

Fin del recuadro

Contexto

Objetivos del Consejo de las Religiones:

Mantener la paz y la comprensión interconfesional en Suiza.

Apoyar el buen entendimiento entre sus miembros con respecto a intereses comunes.

Fomentar la confianza entre las comunidades religiosas.

Incentivar el diálogo sobre cuestiones político-religiosas.

Fungir como interlocutor del gobierno en caso necesario.

Fin del recuadro


Enlaces

×