Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

'Schola Cantorum', un templo para el sonido del pasado

Grupo de músicos, lienzo del siglo XVI atribuido a Pieter van Aelst. Venecia, Museo Civico Correr.

Entre las muchas instituciones punteras de la educación suiza, hay una que ocupa un lugar especial en el corazón de los amantes de la música. Se trata de la mítica 'Schola Cantorum' de Basilea, donde estudiantes de Europa, América Latina y Asia se forman en los misterios de la música del pasado.

A mediados de los años setenta tuvo lugar una pequeña revolución artística: la explosión de la música antigua interpretada con instrumentos originales y criterios históricos. Décadas antes de esta relativa novedad, ya había tomado posiciones esta institución, gracias al apoyo incondicional del magnate y mecenas Paul Sacher. Este suizo había fundado la Sociedad de Amigos de la Música Antigua en fecha tan temprana como 1943, en medio de una Europa convulsionada por la Segunda Guerra Mundial.

En la 'Schola Cantorum Basiliensis' (tal es su verdadero nombre) merece mención especial su mundialmente célebre Departamento de Musicología que graba y produce sus propios discos y publica libros a partir de, por ejemplo, facsímiles de partituras de la Biblioteca Vaticana o códices invaluables de la Biblioteca Nacional de Viena.

Su subdirector, el doctor Thomas Drescher, nos recibe en su despacho. La casona centenaria se encuentra rodeada de los edificios vecinos del conservatorio 'convencional' de la ciudad. La Schola Cantorum funciona como escuela de música y centro de investigación desde 1933 y es la más antigua del mundo en su campo.

“Hasta 1954”, comenta el doctor Drescher, “fecha en la que se fusiona con la Academia de Música de Basilea, fue la casa particular de Paul Sacher, quien dirigía orquestas, era un apasionado de la música antigua y, a su vez, encargaba obras nuevas a compositores de su tiempo”. De hecho, Sacher llegó a encargar obras a Stravinsky, Honnegger o Bartók, quien estrenó en Basilea su 'Música para cuerdas, percusión y celesta' por encargo del mecenas suizo.

La idea se Sacher era volver a “una nueva simplicidad, volver a los orígenes” y rechazaba frontalmente los criterios imperantes en la interpretación de su tiempo, impregnada de ideas provenientes del siglo XIX. En los años 30, Sacher invita a Suiza a la gran clavecinista polaca Wanda Landowska, quien le impresiona tanto con su interpretación de Bach y su forma de analizar las obras que provoca el nacimiento oficial de la 'Schola Cantorum Basiliensis'.

“Sacher dirigió la escuela hasta 1969, y es la primera y única del mundo con un departamento dedicado en exclusiva al estudio de la música medieval”, comenta con orgullo el musicólogo. La escuela posee además la más importante y consultada biblioteca musical de Suiza y un museo de instrumentos originales, que cuenta con joyas como un piano inglés de 1830 que fue propiedad de Brahms y Wagner.

Profesionales y aficionados

En la escuela hay dos ramas principales: una abierta al público aficionado que cuenta con unos 500 alumnos y no otorga diplomas. La otra es la rama profesional que cuenta con más de 200 alumnos venidos de todas partes del mundo. La duración de estos estudios oscila entre cuatro y cinco años.

Estos alumnos avanzados son músicos profesionales que profundizan en el estudio de la música antigua a un nivel que, en otras disciplinas, podría denominarse de postdoctorado. En la escuela hay numerosos estudiantes de Europa Central, españoles y latinoamericanos. Es interesante también notar que el instrumento más solicitado hoy en día es la voz, con casi el 50% de la demanda de plazas.

Drescher destaca “la generosidad de la ciudad de Basilea, que financia hasta el 90% de la institución, aun cuando más del 80% de sus docentes y estudiantes son extranjeros”. Asombroso, e inimaginable en otros países. El costo medio de un estudiante para la ciudad es de 34.000 francos suizos anuales (unos 25.000 euros) de los que el alumno sólo paga 2.400 (unos 1.600 euros). Si bien es verdad que la vida en Suiza es muy cara, los estudios no lo son tanto.

La música antigua, ¿fenómeno pop?

Intentando entender el interés que despierta la música antigua, la 'Schola Cantorum' realiza seminarios. “Hemos descubierto”, comenta Drescher entre sorprendido y divertido, “que ésta música se está convirtiendo casi en un fenómeno pop. Ya comienzan incluso los experimentos y el 'crossover' (fusión), tan habituales en otras músicas. A pesar de todo, intentamos mantenernos serios. La 'Schola Cantorum' está condenada a la máxima calidad”, afirma el músico alemán.

Por otro lado, parece que el futuro de estas músicas está asegurado con músicos que son cada año mejores que el anterior. Surge la paradoja incluso de “jóvenes aspirantes que tocan ya mejor que graduados de hace veinte años. Estos chicos han comenzado tan pronto en la música antigua que ésta se ha convertido en toda su vida”. O sea, en su opinión, hay futuro, y muy brillante de hecho.

“El futuro pasa por la improvisación y la composición”, sostiene el doctor Drescher. “La idea es volver a jugar con las obras, hacerlas nuestras. Cambiarlas, improvisar como era usual hace 300 años. El repertorio hasta el siglo XVII era improvisado en un 90%. En el fondo estamos muy cerca del jazz”.

A la pregunta de si quedan aún obras por descubrir, el musicólogo responde que “todo lo realmente grande está descubierto”, pero aún quedan maravillas para sorprendernos. “Hay tanto en el terreno de la ópera que desconocemos. Aún hay mucho que hacer. Siempre hay nuevos puntos de vista sobre las obras, incluso sobre las que ya creemos conocer. Pero lo principal es el lado emocional del arte. Tenemos que desarrollar la capacidad emotiva del alumno tanto o más que el conocimiento técnico”.

'Schola Cantorum Basiliensis'

Este prestigioso centro superior de estudios musicales está especializado en la obra de los compositores anteriores a 1750.

Se la considera de forma unánime como una de las mejores escuelas del mundo, sino la mejor, dentro de su área de especialización.

En la Schola Cantorum', rama de la Academia de Música de Basilea, se investigan y recrean con rigor científico los sonidos del pasado. En particular, las músicas de la Edad Media, el Renacimiento y el Barroco.

Fue fundada por el mecenas y filántropo suizo Paul Sacher en 1933, quien dirigió la institución hasta 1969.

Recibe alumnos de Europa, Asia y América Latina. El costo de la educación es subvencionado en un 90% por la ciudad de Basilea.

La institución produce sus propias grabaciones discográficas y posee su sello editorial. Su biblioteca musical está considerada como la mejor de Suiza.

Fin del recuadro

Músicos célebres de la 'Schola Cantorum'

Gustav Leonhardt: clavecinista y director de orquesta holandés, estudió en la 'Schola Cantorum' entre 1947 y 1950. Posiblemente, sea su ex alumno más famoso, en particular por su defensa de la obra de J. S. Bach y la interpretación musical siguiendo criterios históricos y científicos.

August Wenzinger: Violonchelista y director suizo, fue el primero en realizar grabaciones de música antigua con instrumentos originales en 1950. Grabó el primer 'Orfeo' de Claudio Monteverdi siguiendo criterios históricos.

Jordi Savall: músico catalán, director de orquesta y compositor. Alcanzó fama mundial gracias a la banda sonora de la película 'Tous les Matins du Monde' (Alain Corneau, 1991). Dirige agrupaciones como 'Hesperión XXI' o la 'Capella Reial de Catalunya'.

María Cristina Kiehr: soprano de origen argentino, estudió con René Jacobs en la 'Schola Cantorum'. Está considerada una de las mejores voces de la música antigua y graba regularmente con el sello francés Harmonia Mundi.

Hopkinson Smith: maestro de los instrumentos de cuerda pulsada originario de los Estados Unidos. Es una autoridad mundial del laúd y la vihuela española. Es actualmente catedrático de la 'Schola Cantorum'.

Fin del recuadro

swissinfo.ch


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes