“La resistencia colectiva, única posibilidad de victoria”

Aspecto del exterior de la cárcel de Coronda (Argentina), de la que sobrevivieron los autores de la obra Ni locos, ni muertos. El Periscopio

Con ocasión del aniversario del Golpe militar de 1976 en Argentina, este martes aparece en Suiza Ni fous, ni morts (Ni locos, ni muerto), traducción actualizada del libro colectivo Del otro lado de la mirilla. Olvidos y Memorias de ex Presos Políticos de Coronda (1974-1979).

Este contenido fue publicado el 24 marzo 2020 - 16:01

La Asociación El Periscopio de expresos de Coronda, editora del libro, celebra esta primera edición internacional. Subraya que la aparición de Ni fous, ni morts (editorial de l’Aire, Vevey,2020) el mismo día del 44 aniversario del Golpe de 1976 en Argentina, en una situación mundial marcada por la pandemia del COVID19, adquiere un valor significativo.

“Nos permite recordar que en las situaciones más difíciles y dramáticas, la resistencia colectiva, unitaria, animada por los valores esenciales de fraternidad y solidaridad, es la única posibilidad de victoria”, subraya.

Para Manon Schick, directora General de Amnistía Internacional / Suiza, Ni fous, ni morts, “constituye una lección de vida, una oda a la libertad que la dictadura argentina no pudo ahogar”.

Antonio Hodgers, hijo de padre detenido-desaparecido en Argentina en esa época y presidente del gobierno del cantón de Ginebra, subraya que la obra implica “un acto de memoria indispensable…Recrear el pasado contribuye a construir la identidad futura”.

Seis presentaciones de Ni fous, ni morts, organizadas en otras tantas ciudades suizas para la última semana de marzo, fueron aplazadas para septiembre, cuando la obra escrita por 70 expresos políticos también será presentada en Francia.

Más detalles sobre las actividades previstas para la promoción del libro en este enlace.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo