Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El FMI, guardián de la crisis económica

El FMI con la mirada puesta en dos crisis: la financiera y la alimenticia.

(Keystone)

El Comité Monetario y Financiero del Fondo Monetario Internacional (CFMI) subraya la necesidad de mejorar la vigilancia de los mercados y aprobó una reforma a favor de los países pobres. De ser aceptada, Suiza perderá peso en las votaciones de la institución.

El órgano ejecutivo del FMI quiere que una parte de los votos de los países industrializados se dirija a los países pobres o en vías de desarrollo, como Brasil.

Los miembros del FMI deben aún dar su visto bueno de aquí al 28 de abril. La propuesta requiere el 85% de los votos. Tras la aprobación de los ministro el sábado pasado (12.04.), el director del FMI, Dominique Strauss-Kahn, declaró: "Sólo hay una pequeña posibilidad de que no se alcance el 85% de los votos".

Aún en otoño pasado, durante la reunión del FMI y del Banco Mundial, se intensificó la disputa entre los países en desarrollo y los industrializados por el nuevo orden en el peso de los votos.

Suiza perdería con ello parte de su peso electoral en el FMI. No obstante, el ministro de Finanzas helvético, Hans-Rudolf Merz, subrayó en Washington que Suiza apoyaba la reforma.

"Perdemos 11% de nuestros votos. No es mucho. Esta pérdida forma parte de un compromiso necesario para obtener un resultado global satisfactorio", comentó Merz a swissinfo.

"La reforma refuerza los votos de los países en desarrollo, sin debilitar mucho a los países donadores".

Los precios de los alimentos, en el ojo del huracán

Suiza deberá también perder algunas plumas en otro sector. El FMI, cuya situación financiera parece "insostenible", como mencionó un representante estadounidense, debe por primera vez en su historia reducir su fuerza laboral. Hasta el 2011 deberán desaparecer 380 de sus 2.700 puestos de trabajo.

Y además de la reforma, existen otros temas esenciales en el seno del FMI: la crisis financiera internacional y la explosión de los precios de los alimentos.

En el caso de que continúen tan caros, "la población de muchos países podría confrontarse a terribles consecuencias", indicó Strauss-Kahn.

También la ministra suiza de Economía, Doris Leuthard, se mostró preocupada por el desarrollo del sector alimentario en los países en desarrollo. Pidió que el Banco Mundial (BM) encuentre caminos para ayudarles. Deben aumentar su producción agrícola, para responder a la demanda.

Comercio coordinado

El FMI no había previsto ni la crisis financiera ni la alimenticia. Por ello la pregunta de swissinfo al ministro helvético Hans-Rudolf Merz, sobre si el FMI cumple adecuadamente su papel de guardián internacional de la economía mundial. Merz respondió con una evasiva: "Estados Unidos no tiene aún el nivel de vigilancia que deseamos".

El presidente del banco central helvético, Jean-Pierre Roth, afirmó que "el FMI no es una autoridad de vigilancia" y que "las instituciones de control son las propias autoridades nacionales".

Pero el Comité Monetario y Financiero Internacional, el órgano político del FMI, parece en desacuerdo con la opinión del patrón del Banco Nacional Suizo, que en uno de sus comunicados subraya la necesidad del FMI de "agudizar" sus análisis. También reitera que "la vigilancia bilateral permanece en el centro del trabajo del FMI y es un aporte esencial de esa observación a escala multilateral y regional".

Por su parte, el G-24 -que agrupa a los países de África, Asia y América Latina-, solicita que el FMI mejore "urgentemente" sus funciones de vigilancia de los mercados norteamericanos y europeos a fin de prevenir otras crisis.

swissinfo, Marie-Christine Bonzom, Washington
(Traducido por Patricia Islas Züttel)

FMI

El Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), las denominadas instituciones de Bretton-Woods, nacieron a finales de la Segunda Guerra Mundial, bajo la iniciativa de Estados Unidos.

El FMI se ocupa de la cooperación monetaria, de la estabilidad financiera y de la prevención de crisis económicas.

Tiene 185 miembros. Cada uno contribuye al capital de la institución de acuerdo al peso de sus economías. Ese peso también repercute en la parte de los votos internos.

Fin del recuadro

Peso de Suiza

Suiza forma parte de un grupo de voto, cuyo peso electoral equivale a 2,84%, colocándolo en el puesto 18 (de 24) en la dirección ejecutiva del FMI.

Suiza se encuentra justo detrás de China y delante de Rusia, dos países cuya cuota ha aumentado considerablemente.

Fin del recuadro


Enlaces

×