Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El Vaticano prepara la sucesión de Juan Pablo II

Llega a su fin un largo reinado...

(Keystone)

La Iglesia católica ya piensa en la era posterior a Juan Pablo II. Para esa tarea comienzan a llegar los 117 cardenales que elegirán al nuevo jefe de la Santa Sede.

El mismo papa Karol Wojtyla definió los detalles de su sucesión con bases establecidas en la constitución apostólica aprobada en 1996.

Tal como está previsto, son dos los prelados que tendrán los papeles principales al principio: el cardenal camarlengo, el español Eduardo Martinez Somalo, que se encargará de atender los asuntos corrientes y el cardenal alemán Joseph Ratzinger, 77 años, decano del Sagrado Colegio y presidente de la Congregación para la Doctrina de la Fe, dada su influencia en el seno de la Curia.

Tras la muerte del Papa, los cardenales electores -es decir los cardenales menores de 80 años-, se reunirán en cónclave en la Capilla Sixtina, y lo harán en secreto. El sucesor de Juan Pablo II deberá recibir dos tercios de los sufragios.

Un solo elector suizo

En la actualidad son 117 los cardenales electores, un poco menos del tope fijado en 120 por el Papa Paulo VI. 58 son europeos, de los cuales, 20 italianos; 21 latinoamericanos, 14 norteamericanos, 11 africanos, 11 asiáticos y 2 de Oceanía. Un solo helveta, el valesano Henri Schwery, 72 años, asistirá al cónclave. Los otros dos cardenales suizos, George Cottier y Gilberto Agustoni tienen 83 años de edad.

La tradición canónica es la de alternar un pontificado corto después de uno prolongado, y este principio favorece a un Papa de avanzada edad para asegurar una transición posterior al largo reinado de Juan Pablo II, quien fue elegido a los 58 años. Sin embargo, los cardenales electores también pueden designar un prelado joven para continuar la obra emprendida por su predecesor.

¿Un Papa italiano?

Dos grandes tendencias se perfilan en el Vaticano: el retorno de un Papa italiano o la elección de un latinoamericano. América Latina es el continente que cuenta con la mayoría de católicos en el mundo.

Dos campos se oponen -conservadores contra liberales, aun cuando estas denominaciones sean reductoras-,en lo que respecta a los retos del futuro: celibato de los sacerdotes, gestión más colegial de la Iglesia, diaconato de las mujeres, y la contracepción.

"La sucesión de Juan Pablo II será un asunto italiano si los 20 cardenales electores italianos llegan a ponerse de acuerdo sobre un candidato", aseguraron a la agencia de prensa AFP varias fuentes vaticanas, bajo anonimato.

Tres nombres son citados con particularidad: los italianos Dionigi Tettamanzi y Angelo Scola y el alemán Joseph Ratzinger. Cardenal arzobispo de Milán, monseñor Tettamanzi, 70 años, parece gran favorito "porque es a la vez pastor, intelectual, político y porque siendo allegado a Juan Pablo II representa la continuidad, pero con ideas nuevas", explicó una fuente.

El otro "papable" italiano es el cardenal patriarca de Venecia, monseñor Angelo Scola, 63 años, considerado también como un "moderado". Según los vaticanistas italianos, su candidatura podría ser apoyada por el Opus Dei, un poderoso grupo de influencia conservadora nacido en España.

Monseñor Ratzinger, 77 años, tiene la reputación de haber sido muy cercano a Juan Pablo II, pero sus posibilidades son pocas porque es demasiado conservador, estiman algunos vaticanistas.

Nada está dicho

Fuera de Italia, los más mencionados son el cardenal colombiano Darío Castrillón Hoyos, 75 años, prefecto de la Congregación para el clero, y los arzobispos de Tegucigalpa (Honduras) Oscar Andrés Rodriguez Maradiaga, 62 años; de Buenos Aires Jorge Mario Bergoglio, 67 años, y de Sao Paolo Claudio Hummes, 70 años.

África también tiene un candidato: el nigeriano Francis Arinze, de 72 años, prefecto de la Congregación para el culto divino. Entre los poco citados pero no descartados están dos jóvenes prelados: el cardenal arzobispo de Viena, Christoph Schönborn, 60 años, y el cardenal indio Telesphore Toppo, arzobispo de Ranchi, 65 años.

La última palabra será dicha sólo al final, recuerdan los vaticanistas. El cardenal arzobispo de Cracovia, Karol Wojtila, no estaba entre los favoritos cuando fue elegido en la tercera vuelta del escrutinio, el 16 de octubre de 1978, fecha en la que se convirtió en el primer Papa no italiano después de 455 años.

swissinfo y agencias

Contexto

- Karol Wojtyla, elegido el 16 de octubre de 1978, fue el primer Papa polaco en la historia de la Iglesia católica. Sucedió a Juan Pablo I, muerto prematuramente tras 33 días de pontificado.

- Su elección a la cabeza de la Iglesia fue una sorpresa porque no estaba entre los favoritos para el "trono de Pedro", después de los decesos de Paulo VI y de Juan Pablo I (con un mes de intervalo).

- El nuevo jefe de la Iglesia tenía entonces 58 años y se convertía en el primer Papa no italiano en 455 años.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes