Navigation

En Níger hay crisis, pero no catástrofe alimenticia

La distribución de las raciones alimenticias de emergencia en Níger. Keystone

La cooperación helvética opina que el número de afectados por la crisis alimenticia se han exagerado por algunos representantes de la ayuda internacional, aunque subraya que el problema persiste.

Este contenido fue publicado el 11 agosto 2005 - 18:35

Los comentarios se producen días después del inicio de un debate sobre la dimensión del problema.

La semana pasada, Edward fox, administrador asistente para asuntos públicos y legislativos de la Agencia estadounidense de ayuda USAid, mostró su desacuerdo ante las estimaciones presentadas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre la hambruna en Níger, que hablaban de 3 millones 600 mil afectados.

A juicio de Fox, el verdadero peligro de hambruna se extiende para "alrededor de 800 mil personas que necesitan algún tipo de asistencia alimenticia directa".

Peter Bieler, responsable de la Oficina en Níger de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), dijo a swissinfo que sería erróneo decir que la hambruna asola al país.

"Hay una gran laguna entre la realidad a la que nos confrontamos en el terreno y lo que dice la comunidad internacional", indicó.

Un mal año

"Cada año mueren niños a causa de la malnutrición, pero en el último año, la situación se empeoró porque la cosecha no fue tan buena. El país está viviendo un periodo de crisis alimenticia, pero no una catástrofe general de hambruna".

Bieler agregó que la situación podría "cambiar relativamente rápido, con la nueva cosecha".

"Pero es importante que la opinión pública tenga una visión a largo plazo, debido a que los problemas probablemente continuarán", advirtió.

La obra de ayuda de las iglesias protestantes de Suiza, que trabaja en el poblado central de Tahoua, intenta que el problema se observe desde una perspectiva adecuada.

"Parece que hay diversas posiciones sobre la situación", dijo su portavoz, Seta Thakur. "No hablamos de hambruna, sino de una seria insuficiencia alimenticia".

Acusaciones

El martes, el presidente de Níger, Mamadou Tanja, criticó los informes sobre la situación alimenticia en su país al definirlos como divagaciones políticas. Acusó a la ONU de alzar la voz con el único objetivo de recolectar dinero.

A juicio del representante de la oficina de la COSUDE en Níger, el gobierno de ese país hubiese podido hacer más para reducir la dimensión del problema alimenticio en su territorio.

Precios inalcanzables

"Al principio de este año, el gobierno incrementó los impuestos de los alimentos, lo que produjo un violento conflicto", explica Peter Bieler.

"Ahora están distribuyendo comida, pero no piensan más allá de la crisis actual. Se carece de una clase dirigente propositiva, lo que resulta sintomático si se observa lo que está pasando aquí".

De acuerdo a Bieler, originalmente un millón de personas eran las afectadas por la pérdida de las cosechas, pero el número creció debido al incremento de los precios de los víveres. Son tan caros que mucha gente más ya no tuvo acceso a ellos.

Hasta ahora, explicó Bieler, se calcula que 2 millones 600 mil personas recibirán ayuda.

Por su parte, la COSUDE ha contribuido con 832 mil francos (662 mil dólares) y enviará a Níger dos expertos en logística para colaborar en la distribución de los alimentos.

Entre tanto, representantes de la ONU indicaron que la distribución a gran escala de las raciones alimenticias de emergencia a las familias nigerianas dio inicio tras la primera petición de apoyo a la comunidad internacional, el año pasado.

swissinfo, Matthew Allen
Traducido por Patricia Islas

Datos clave

La ONU habla de 3.6 millones de personas afectadas en Níger por la carencia de alimentos, el 28% de la población total.

USAid calcula que menos de un millón de personas requiere algún tipo de asistencia alimenticia directa.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo