Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Entrada libre al estudio parisino de Giacometti

Exposición abierta hasta el 11 de febrero de 2008 en Beaubourg. (Centre Pompidou)

La Fundación Alberto y Annette Giacometti presenta en el Centro Pompidou y en la Biblioteca Nacional de Francia una retrospectiva inédita de más de 600 obras y numerosos documentos de archivos.

Diversas facetas del trabajo del artista son representadas entre fragmentos del atelier mítico del más parisino de los artistas suizos del siglo XX.

"El atelier era un lugar mágico. Por supuesto era imposible recrearlo, pero quise poner al artista en el centro, para que se tuviera la impresión de verlo manos a la obra". Misión cumplida por Véronique Wiesiger, directora de la Fundación Alberto y Annette Giacometti y comisaria de la exposición.

Quien no conoce este bello rostro un poco duro de desollado vivo puede (re) descubrirlo en las numerosas fotografías del patrimonio Giacometti, presentado por primera vez de manera tan exhaustiva, catorce años después de la muerte de Annette Giacometti y de una sucesión rocambolesca.

Un genio enigmático

Por famoso que sea, el monstruo sagrado se mantiene "extremadamente contradictorio", según Wiesiger: "Este genio nos presenta obras que son, como él decía, preguntas y ninguna es una respuesta".

Más transparentes son los retratos de Alberto bebé hasta la edad adulta, pintados por sus genios buenos, su padre Giovanni y su padrino Cuno Amiet (Hodler era también amigo de la familia). Lienzos que guardó en su casa toda su vida.

Tras la juventud y los inicios parisinos, la exposición se desarrolla en un trayecto libre: surrealismo, cubismo, cabezas, el hombre y el árbol, bosques y jaulas, paisajes, etc. Poco de las grandes esculturas pero muchos proyectos, fallidos y esbozos. "Queríamos reflejar las exploraciones a las que se entregó Giacometti de 1929 a su muerte, en 1966", explica la comisaria.

La instalación cuidadosa, con juegos de luz natural o artificial, da una impresión general de armonía lujosa que destaca el contraste entre la elegancia de las formas y la materia inconclusa y rugosa, vagamente sucia, esculturas, yesos pintados, pinturas o dibujos, desafiando "la idea de lo limpio, de lo bello, del arte", subraya Véronique Wiesiger.

El mítico atelier

Todo se articula alrededor de un gran momento de emoción: la sala central que recrea el atelier con sus muebles y fragmentos de muros (recuperados también de los estudios de Stampa y de Maloja) cubiertos de graffiti y de esbozos, una acumulación de obras sobre los muros, en el suelo, sobre banquillos o mesas, recrea el revoltijo del número 46 de la calle Hippolyte-Maindron, frecuentado en otro tiempo por los grandes nombres de las artes y de las letras.

Al término de sus estudios en la Academia de la 'Grande Chaumière' Antoine Bourdelle, Alberto se instala en 1926 en este atelier con entresuelo de 25 m2, con ventana en el tejado, sin cocina ni confort, al que queda unido durante cuarenta años, a pesar de la gloria y el dinero. Una instalación definitiva (entrecortada por estancias en Suiza, particularmente durante la guerra), estimulada por su padre.

Su casa era París

"El hecho de que su padre hubiera decidido quedarse en su valle y renunciar a una carrera internacional debió marcar mucho a su hijo, explica Véronique Wiesiger. Su correspondencia muestra que el padre lo anima mucho a hacer lo que él mismo posiblemente habría querido hacer".

¿Su calidad suiza? A Véronique Wiesiger le cuesta trabajo advertirla. "Amaba sus montañas y lo que guardó de su pueblo natal es la proximidad con la frontera, porque durante su vida, siempre estuvo cerca de una u otra frontera".

Sin embargo cuando el artista oriundo de los Grisones decía "mi casa", se refería a París. "Empero, recuerda la comisaria, hablaba de un París cosmopolita, capital europea de las artes".

Y París le permitió alcanzar el pasillo de los grandes, uno de los últimos maestros a la antigua y uno de los primeros en cuidar su comunicación y su imagen.

Reconocimiento insuficiente

Como resultado, Giacometti figura en los más grandes museos y colecciones. Este otoño en Nueva York, la casa de subastas Christie's adjudicó 'Annette con abrigo' (1964) por 11,2 millones de dólares, un récord para una pintura de Giacometti, una de cuyas esculturas alcanzó 18,5 millones durante la primavera.

Para VéroniqueWiesiger, es todavía muy poco. "Giacometti no está en los precios que debería alcanzar entre los otros grandes maestros del siglo XX, particularmente su pintura que es de muy alto nivel", lamenta.

Añade: "Giacometti habla de cosas importantes, de la fragilidad de los seres, la violencia, la muerte, la vida. Si se tiene la posibilidad de poseer una de sus obras, se tiene una parcela de toda esa reflexión".

swissinfo, Isabelle Eichenberger, Paris
(Traducción: Marcela Águila Rubín)

Datos clave

El Centro Pompidou y la Biblioteca Nacional de Francia presentan centenares de obras de la Fundación Alberto y Annette Giacometti, por la primera vez, diez años después de la muerte de ésta última. La exposición está abierta hasta el 11 de febrero de 2008.

Paralelamente, la exposición 'Alberto Giacometti, obra grabada - Colecciones de la Fundación Alberto y Annette Giacometti y de la Biblioteca de Francia' es presentada en la Biblioteca de Francia hasta el 13 de enero de 2008.

Fin del recuadro

Fundación

La Fundación Alberto y Annette Giacometti es una institución privada creada en 2003, tras una guerra de sucesión (no terminada) marcada por la rivalidad entre Diego, el hermano y Annette la viuda (fallecida en 1993), luego entre la asociación creada en 1988 por ésta y por el Estado francés.

La colección cuenta centenas de esculturas y de pinturas, millares de dibujos y de grabados, documentos innumerables y el conjunto del estudio parisino.

El 1 de enero de 2008, su centro de investigación abrirá sus archivos a los investigadores y al público.

Fin del recuadro

Alberto Giacometti

Nacido en 1901 en Stampa (Grisones), muere en 1966 en Coire.

Estudia bellas artes y artes aplicadas en Ginebra y, desde 1992, en París, dónde se instala de 1926 en el número 44 de la calle Hippolyte-Maindron. Su hermano Diego lo sigue en 1929 y trabaja toda su vida a su lado.

1931-1935: Miembro del grupo surrealista de André Bretón.

1932: Primera exposición monográfica en París y en 1934 en Nueva York.

1941-1945: Vuelve a Ginebra dónde encuentra a Annette Arm, una de sus modelos preferidos con la que se casa en 1949.

Luego, expone por todas partes y los museos adquieren su obra.

1965: Creación de la Fundación Alberto-Giacometti en Zúrich.

1993: Muerte de Annette Giacometti.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×