Lula analiza momentos clave de América Latina

El expresidente brasilero, Luiz Inacio Lula da Silva, poco antes de recibir el reconocimiento de ciudadano honorario de París, el 2 de marzo de 2020. Copyright 2020 The Associated Press. All Rights Reserved

Lula Da Silva, expresidente de Brasil, denuncia el golpe contra Evo Morales como un ataque a las políticas en pro del pueblo de Bolivia, califica el bloqueo contra Venezuela como una medida que “mata inocentes” y subraya que Trump, que “nació de la mentira” no respeta a Jair Bolsonaro. Del papa Francisco dice que es una figura “por encima de lo que la humanidad ha producido”. (Entrevista, segunda parte)

Este contenido fue publicado el 06 marzo 2020 - 14:00
Jamil Chade

Lula se encuentra en Suiza en el marco de su segundo periplo europeo luego de su liberación en noviembre pasado tras año y medio en prisión. En entrevista con swissinfo.ch en San Pablo, antes de emprender el viaje, el expresidente de Brasil habla de la situación actual en diversos países latinoamericanos.

swissinfo.ch: ¿Qué hace hoy Venezuela? La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos presentó un informe en el que define, también, la responsabilidad del Gobierno Maduro en la crisis…

L.S.: Leí el informe de Bachelet. Pero, antes de hablar del gobierno de [Nicolás] Maduro, quiero decir algo sobre Venezuela. En enero de 2003, viajé a Ecuador para una inauguración. Estaban Hugo Chávez, Fidel Castro, varios gobernantes. Chávez ya vivía una crisis con la oposición. Me reuní con él en mi habitación y le propuse -porque era importante- que creáramos algo llamado grupo de amigos de Venezuela para discutir sobre la democracia en Venezuela, para hablar con Chávez y con la oposición de Chávez.

Junto con Celso Amorim sugerimos que participara el gobierno de los Estados Unidos, porque era enemigo de Chávez, pero era amigo de la oposición. Y que entrara José María Aznar, de España, que había sido el único gobierno que había reconocido a los golpistas.

Recuerdo que Fidel Castro se enojó, se puso nervioso. A la una de la mañana llegó a mi habitación, preocupado, porque pensaba que habíamos entregado Venezuela al imperialismo. Le dije: “Fidel, déjame decirte algo. ¿Por qué tuvimos que integrar a los Estados Unidos? Porque no estamos proponiendo la creación de un grupo de amigos de Chávez. Si se tratara de un grupo de amigos de Chávez, estaríamos tú, Kirchner y yo. Pero es un grupo de amigos de Venezuela para construir la democracia. Y tiene que estar la gente de la oposición, de lo contrario no hay negociación”.

Chávez fue a la Granja del Torto. El, Marco Aurelio García, Celso Amorim y yo tuvimos una larga conversación. Todo, con la intención de convencer a Chávez de que esa metodología era importante. Colin Powell participó, Jimmy Carter, también, y logramos que las elecciones en Venezuela fueran tranquilas.

"Lo importante es establecer con Maduro un diálogo para que acordar una regla democrática que se pueda acatar”

End of insertion

En este momento pienso que el mundo rico, Europa, los Estados Unidos, le hicieron un gran perjuicio a toda lección de democracia que se quiera impartir en cualquier lugar del mundo. No debieron haber reconocido a un farsante que se autoproclamó presidente (Juan Guaidó). No es correcta la moda de tomar la democracia, tirarla a la basura y que cualquiera pueda proclamarse presidente.

¿Entiende? Ahora yo podría proclamarme presidente de Brasil. Pero, ¿a dónde va la democracia? ¿Qué pasa con la Constitución?, ¿Se tira a la basura? Es Maduro quien toma la iniciativa de hablar, no Guaidó. Guaidó, incluso, trató de forzar a los estadounidenses a invadir Venezuela. Debería haber sido arrestado. Y Maduro fue tan democrático que no lo arrestaron cuando fue a Colombia a tratar de instigar la invasión a Venezuela, es decir, cuando Guaidó cometió una falta de respeto democrático. Así que me indignaron mucho los Estados Unidos, Alemania, Italia, todo el mundo que apoyó a Guaidó.

swissinfo.ch: ¿Pero Maduro es un demócrata?

L.S.: Un momento. Maduro fue elegido democráticamente. Si está haciendo un buen gobierno o no, es otra cosa. No se da un golpe en todos los países que no van bien. Dieron un golpe en Bolivia, que era el único país que iba bien aquí en el continente. Noquearon a Evo como reacción a las significativas políticas benéficas para el pueblo de Bolivia. ¿Qué locura es esta?

swissinfo.ch: ¿Usted acepta que Evo realizó una elección complicada?

L.S.: ¿No fue complicada la elección de Bush contra Al Gore? Fue ajustada, y Bush gobernó 8 años. ¿No fue ajustada la de Trump? Sí, lo fue, y asumió la presidencia. ¿No fue complicada la elección de Bolsonaro? Todo el mundo sabe de los fakes news. Y asumió también.

Tenemos que entender lo siguiente: cuando se gana una elección, para el que ganó, 4 años no son nada. Pero, para el que pierde, 4 años son un siglo.
En ese sentido, he advertido al Partido de los Trabadjadores (PT) que sea paciente, porque tenemos que esperar cuatro años. Si [Bolsonaro] comete un acto de locura, un crimen, entonces podemos acusarlo. Pero si no lo hace, no podemos pensar en derrocar a un presidente porque no nos gusta. Si lo hiciéramos, acabaríamos con la democracia.

No es con truculencia que confrontaremos la truculencia. Lo importante es establecer con Maduro un diálogo para definir una regla democrática que la gente pueda acatar. Ahora, no puedes criticar a Maduro y no criticar el bloqueo. El bloqueo no ataca a los militares, el bloqueo no mata a los culpables, el bloqueo mata a los inocentes.

swissinfo.ch: Pero es la represión que mata a la oposición…La represión no está relacionada con el bloqueo.

L.S.: Si Bachelet hace una reunión con Maduro y piensa que tiene el derecho y la obligación de crear una comisión de la ONU, puede convocar a los Jefes de Estado, pedir una reunión con Maduro, invitarlo a la ONU y discutir con él. Mi experiencia política, desde el movimiento sindical, me indica que no tiene sentido llegar a un acuerdo si no es alrededor de una mesa donde participen las personas que piensen a favor y en contra.

swissinfo.ch: Usted estuvo con el papa Francisco. ¿Él le hizo alguna recomendación?

L.S.: El papa es una figura humana que está por encima de lo que la humanidad ha producido. Tiene una visión abierta hacia sobre los problemas sociales y políticos y creo que va por el buen camino.

Me interesé sobre el programa que está promoviendo, el Encuentro de la Juventud. Estaba muy feliz. Le pregunté: ¿por qué solamente los jóvenes? Y me respondió: porque hay que crear una rebelión en la economía. Hay que poner a los jóvenes, que son muy enérgicos y tienen mucha voluntad, a discutir todo eso. Y me dijo: mira, estoy en una edad en la que solamente puedo hacer cosas irreversibles. No estoy en una edad de hacer cosas que cambien.

En ese sentido, está el del Sínodo de la Amazonia para empezar a discutir temas que necesitan ser discutidos y que a veces están prohibidos, sea por la prensa, sea porque no son de interés económico.

swissinfo.ch: La actual política externa brasilera establece una alianza incondicional con el Gobierno estadounidense. ¿Cómo se puede entender?

L.S.: No es una alianza. Alianza es cuando uno negocia con alguien que lo respeta, incluso haciendo cosas equivocadas. Se trató de un pacto. Trump no respeta a Bolsonaro. ¿Sabe por qué? En política nadie respeta a quien no se respeta. Usted solamente va a respetar al que vive al lado de su departamento si es respetuoso con usted y si usted se respeta a sí mismo. Si percibe que esa persona es banal, no la va a respetar. Y Bolsonaro no se hace respetar. Lamentablemente es eso.

"Trump no respeta a Bolsonaro. ¿Sabe por qué? En política nadie respeta a quien no se respeta"

End of insertion

Trump no es gran cosa porque nació de una mentira y una mentira será toda su vida. Sabe usted, no se puede esperar que alguien que construyó una mentira para ser elegido presidente de la República va a gobernar con verdades.

Y hago un desafío. Dudo que haya visto en alguna campaña en la que he participado 89, 94, 98, 2002, 2006, 2010, o en 2014 apoyando a Dilma, que haya ofendido a alguien o haya dicho una mentira en un debate. ¿Por qué? Porque creo que cuando uno se presenta a las elecciones está mostrando a la sociedad qué tipo de comportamiento va a tener, qué tipo de gobierno va a hacer. Y Trump está demostrando que no es serio.

swissinfo.ch: Con respecto a la OCDE, durante su gobierno, recibió una invitación para que Brasil se incorporara a dicha entidad. Pero el país decidió de no integrarse. ¿Cuál fue el motivo?

L.S.: Es triste, pero es lo siguiente: Entrar en la OCDE es como ser invitado a una fiesta sin tener derecho a tomar un refresco o comer un pedazo de pastel. Es solo para participar. Y Brasil no necesita de la OCDE para proteger a su pueblo. Ni para mejorar sus estadísticas sobre los avances del bienestar social. No tenemos que hacer esto por obligación. Y por tal razón, no quisimos entrar.

No queríamos perder nuestra soberanía. Yo tenía como prioridad fortalecer nuestro bloque natural, con nuestros vecinos. Teníamos que ayudar para que ese bloque se convirtiera en un frente fuerte. Durante los siglos XIX y XX, América del Sur miró hacia los Estados Unidos, esperando que un día los Estados Unidos vinieran a ayudar. Y no hay ejemplo histórico que muestre que alguna vez los norteamericanos se preocuparon por ayudar a algún país de América Latina. Brasil tiene que entender que necesita crecer. Si crecen Brasil y Argentina, América del Sur se convierte en un bloque de casi 400 millones de personas. Un bloque poderoso. Si logramos transformarnos en un bloque importante, vamos a ser respetados afuera.


Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo