Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Estudiantes suizos: privilegiados, pero trabajadores

Estudiantes en un aula de la Universidad de Zúrich.

(Keystone)

Una comparación de la situación social y económica de los estudiantes en 23 países europeos muestra que los académicos suizos pertenecen a la élite social, son políglotas y muchos de ellos trabajan para costearse los estudios.

En España, la situación es parecida, aunque los estudiantes dependen menos del sostén familiar y más de su fuerza laboral. El aporte financiero del Estado se sitúa en ambos países entre el 7 y el 8%.

Un total de 182.500 estudiantes están matriculados en los institutos de enseñanza superior helvéticos para el semestre de invierno 2008/2009. Se estima que en 2012 van a ser 200.000.

El informe del Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes (Pisa) de 2001 ya había indicado que Suiza dispone de uno de los sistemas de enseñanza superior más selectivos y excluyentes de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Esa contradicción de una sociedad que se define como democrática y abierta es confirmada también por el estudio Eurostudent III, que financiaron la Unión Europea y el Ministerio de Educación e Investigación de Alemania.

"Las probabilidades de acceso a la enseñanza superior dependen mucho del nivel de formación de los padres. La población de bajo nivel salarial está subrepresentada en las universidades europeas", concluye el estudio. En Suiza, apenas el 11% de los estudiantes tienen padres sin formación superior; en Francia y en Italia, en cambio, este índice se sitúa entre los tres más altos.

Acceso restringido

Aun así, Suiza -junto con los Países Bajos, Finlandia, España e Irlanda- forma el grupo de países en el que "la participación de los estudiantes procedentes de familias distantes del mundo académico es relativamente alta". En Alemania y Austria, la situación es aún peor.

Entre los estudiantes suizos, el 38% dijeron que el padre había terminado el bachillerato o un curso de formación profesional. Además de eso, el 51% declararon que el padre tenía una formación de nivel superior. En Alemania, el porcentaje de hijos de académicos en las universidades alcanza el 63%.

Datos de la Oficina Federal de Estadística apuntan que solamente el 9% del alumnado académico suizo tiene padres que terminaron la enseñanza primaria.

"Aumentar la igualdad de oportunidades para el acceso a la enseñanza superior es el reto principal. Esa reivindicación no es nueva, pero es difícil de conseguir", constatan los autores del informe.

Portugueses políglotas

El estudio 'Eurostudent III' revela otros datos interesantes. Así por ejemplo, el 42% de los estudiantes suizos afirman que hablan bien o fluidamente dos idiomas extranjeros. En los países vecinos de Suiza, ese porcentaje oscila entre el 13 y el 23%. Solamente los portugueses (53%) y los eslovenos (46%) superan a Suiza en esta categoría.

Inglés, francés y alemán son las lenguas extranjeras más habladas por los estudiantes europeos. En cuatro países (Suecia, Austria, Países Bajos y Suiza), más del 70% declararon tener conocimientos buenos o muy buenos del inglés.

El dominio de un idioma extranjero es considerado un factor decisivo para realizar prácticas en el exterior, pero en la realidad, menos del 10% de los 120.000 estudiantes europeos encuestados han cursado un semestre en otro país del Viejo Continente.

La mayoría trabaja

Estudiar en Europa es caro. Los países evaluados gastan una media de 5.422 euros (8.510 francos suizos) por estudiante y semestre. En algunos países, como República Checa, España y Eslovaquia, los estudiantes llegan a pagar el 80% de los costes, en los cuales están incluidos los del alquiler que representan la mayor parte de los gastos para quienes no viven en casa de los padres.

A pesar de provenir en su mayoría de la clase social privilegiada, el 39% de los universitarios suizos dijeron que ya trabajaban antes de comenzar los estudios. Este porcentaje es inferior en los países colindantes.

En Suiza, apenas el 7% de los gastos que desembolsa el estudiante a lo largo de sus estudios académicos es financiado por el Estado; mientras la familia se hace cargo del 48% de los gastos, el estudiante se financia el 45% restante por medio de trabajos renumerados.

En España la situación es muy parecida, con la única diferencia de que los estudiantes trabajan más para costearse los estudios (52%); la contribución de la familia es algo inferior (40%). En cambio en Portugal, es principalmente la familia la que apoya a los académicos (72%). En Suecia, sin embargo, el Estado es el principal apadrinador de los estudiantes, ya que paga casi dos tercios de los costes (63%).

Casi dos tercios de los estudiantes suizos tienen un empleo retribuido, trabajando una media de ocho horas por semana. Un índice semejante se registra en Alemania, España e Irlanda, que alcanzan una media de siete horas semanales.

Club de solteros y "hotel mamá"

"La gran mayoría de los estudiantes europeos son solteros", sentencia el informe. Aun así, los investigadores constatan grandes diferencias entre los 23 países analizados. Italia lidera la clasificación de los universitarios solteros (94%), seguida por Portugal (93%), Escocia (93%), España (90%) y Lituania (84%). Suiza ocupa la undécima posición con 63%, mientras la República Checa queda en el último lugar con sólo 35% de estudiantes solteros.

En Suiza, apenas el 3% de los escolares viven en residencias estudiantiles; el 58% paga alquiler y el 39% vive en casa de los padres o parientes. Una situación similar se puede constatar en Alemania, Austria y Escandinavia.

En el sur de Europa, la mayoría de los estudiantes vive en casa de los padres, disfrutando del 'hotel mamá': los porcentajes más altos se registran en Italia (73%), España (64%) y Portugal (55%).

swissinfo, Geraldo Hoffmann
(Traducción del portugués: Antonio Suárez Varela)

Eurostudent III

Más de 120.000 estudiantes de 23 países fueron entrevistados entre 2005 y 2008 para el estudio 'Eurostudent III', que es resultado de una colaboración científica internacional.

Los datos fueron procesados y analizados por el Sistema de Información de Enseñanza Superior, que se desarrolló en la Universidad de Hannover (Alemania).

Algunas conclusiones del estudio:

En la mayoría de los países, más del 40% de los estudiantes trabaja durante el semestre lectivo (en Suiza es el 63%).

Cuánto más alto es el nivel de formación de los padres, menos experiencia profesional suelen tener los estudiantes en el momento de ingresar en la universidad.

La mayoría depende de la familia o de un empleo a tiempo parcial para financiar su vida de estudiante.

La participación del Estado en la cobertura de los costes varía entre el 0% en Eslovaquia y el 63% en Suecia (en Suiza este dato alcanza sólo el 7%).

El próximo informe 'Eurostudent' está previsto para 2011.

Fin del recuadro
(swissinfo.ch)
(swissinfo.ch)


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×