Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Fin de la perforación del túnel más largo de Suiza

El encuentro de los mineros en el centro del túnel con las banderas valesana, bernesa y suiza.

(Keystone)

Tras once años de excavaciones, quedó concluida la etapa de perforación del túnel ferroviario del Lötschberg, de una longitud de 34.6 km.

1.200 invitados presenciaron la caída de los últimos metros de roca que dan paso al túnel realizado en pleno corazón alpino.

Para los constructores del túnel, se trata de la "obra del siglo". Para las autoridades suizas, el túnel de base del Lötschberg es un objetivo largamente acariciado.

Para Suiza la creación de este túnel tiene por objeto poner en pie la primera línea ferroviaria a gran velocidad a través de los Alpes.

Sin embargo, será hasta el año 2007 –si todo transcurre como previsto-, que los trenes puedan cruzar por este pase alpino que unirá el norte con el sur helvético, y más aún, el norte y el sur europeo, pues forma parte de las medidas de integración en la red europea de gran velocidad.

Momento histórico

Lo cierto es que este 28 de abril de 2005 quedará en la historia ferroviaria de Suiza como el día en el que fue concluida la perforación del túnel del Lötschberg.

Más de 1.000 invitados presenciaron la última explosión de dinamita que abrió esta larga cavidad realizada durante más de diez años de trabajo sin pausa y en la que participaron 1.800 mineros.

En las tareas fueron empleadas herramientas tales como inmensas perforadoras de piedra de 142 metros de largo y una cabeza de 9.4 metros de diámetro, que atrajeron la atención de centenares de curiosos al lugar de las excavaciones.

Dos explosiones fueron necesarias para poder llevar a buen término la celebración organizada para el histórico momento y en la que se contó con la presencia de personalidades de la política helvética, entre ellas, el ministro de Transportes, Moritz Leuenberger y el padre del proyecto, su predecesor, Adolf Ogi.

La tarea costó la vida a 5 personas

El actual encargado de la cartera de Transportes invitó a dos niños a ser los autores de la demolición. Joël, de ocho años y Silvan, de nueve, empuñaron la palanca que comandó las detonaciones para abrir la roca que separaba las excavaciones del túnel en su parte sur y norte, en la franja fronteriza entre el cantón de Berna y el del Valais.

Los equipos de mineros apostados en la cavidad del lado valesano encontraron a sus camaradas en la parte bernesa para estrechar sus manos y recibir la felicitación de Leuenberger y de Peter Teuscher, jefe de la compañía encargada del proyecto, la BLS AlpTransit, quien no olvidó que, en estos once años de difíciles condiciones de trabajo por la naturaleza de la obra, cinco personas perdieron la vida.

2.500 personas en el proyecto

Las primeras obras de este proyecto iniciaron en 1994, para abrir paso a una galería de sondeo en la región de Frutigen y para una galería de acceso lateral en Mitholz, en la región montañosa del cantón de Berna.

Los trabajos para la perforación del túnel propiamente dicho comenzaron en 1999. En suma, los mineros sustrajeron 16 millones de toneladas de material y cruzaron en total más de 90 kilómetros de roca.

Este conducto (en partes, doble) une al poblado bernés de Frutigen, en el valle del Kandertal, con Rarogne, situado en el valle del Ródano, en el cantón del Valais.

Unas 2.500 personas participan en el proyecto, entre ellas, 1.800 trabajando directamente bajo la superficie montañosa de manera ininterrumpida, en tres turnos diarios.

La temperatura media allí es de 42°C y puede elevarse aún a causa del calor producido por las máquinas. Por ello, fueron instalados sistemas de aire acondicionado. Además, el grado de humedad en esa inmensa cavidad llega al 80%.

Los primeros rieles ya han sido colocados

En la parte del Valais ya fueron colocados los primeros metros de la vía férrea en diciembre pasado. La tarea comenzará en la parte bernesa en 2006.

Según las previsiones, la inauguración de este túnel ferroviario está prevista para 2007, y constituirá, con el enlace del túnel del Simplon, la primera red ferroviaria de gran velocidad a través de los Alpes.

Este proyecto se denomina NLFA (Nuevas Líneas Ferroviarias Alpinas). Su objetivo principal es transferir el tráfico de la carretera a las vías férreas, además de formar parte de las medidas de integración en la red europea de gran velocidad y encontrarse en el marco de los esfuerzos para la protección ambiental contra el ruido.

El pueblo suizo aprobó en 1998 un crédito global por 14 mil 500 millones de francos para la primera etapa de las NLFA que concierne a dos proyectos, el del Lötschberg y el del Gothardo.

Los costos de la obra del túnel de base del Lötschberg se calculan actualmente en 4 mil 200 millones de francos suizos, mil millones de francos más del presupuesto previsto inicialmente.

110 trenes diarios

Una vez la obra inicie su funcionamiento se espera que unos 110 trenes recorran el túnel diariamente, aproximadamente 20% de estos vagones serán de pasajeros, mientras que el 80% restante será destinado al transporte de mercancías.

Según indica BLS AlpTransit, los trenes de mercancías podrán alcanzar velocidades de entre100 km/h y 160 km/h, dependiendo de su tipo. En lo que respecta a los trenes de pasajeros, las velocidades rondarán entre los 200 km/h e incluso los 250 km/h para los trenes inclinables.

Se calcula que los trenes de mercancías transportarán hasta 4.000 toneladas de cargamento y podrán tener una longitud de hasta 1.500 metros.

Y lo más atractivo para los viajeros, el territorio helvético en el eje Lötschberg-Simpon podrá cruzarse en dos horas.

swissinfo, Patricia Islas Züttel

Datos clave

El túnel del Lötschberg conforma el proyecto de la primera línea férrea a gran velocidad a través de los Alpes.

Costo aproximado del túnel: 4.200 millones de francos suizos.

Fin del recuadro

Contexto

Se requirieron 11 años de labores para concluir la perforación.

Se escavaron 16 millones de toneladas de material.

Los mineros cruzaron en total más de 90 kilómetros de roca.

Alrededor de 20% del túnel fue atravesado a través de perforadoras, mientras que el 80% restante fue dinamitado.

Se espera que en diciembre de 2007 entré en operación el túnel ferroviario del Lötschberg.

La duración del trayecto entre Berna y el Valais se reducirá a la mitad con lo que Suiza podrá cruzarse en el eje Lötschberg-Simpon en dos horas.

El Túnel de base del Lötschberg se convertirá tras su inauguración en el túnel más largo de Suiza y el tercero en el mundo.

El pase del Simplon es actualmente el túnel en operación más largo de Suiza con 16 km. de longitud.

En el mundo, el mayor túnel es el de Seikan, en Japón, con 53,9 km. de longitud, seguido por el Eurotúnel de 50 km. de longitud.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes