Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Jornada de duelo en Suiza

Velas en memoria de las 14 víctimas mortales del atentado.

(Keystone)

En una jornada de duelo nacional, gobernantes y gobernados asistieron este lunes a ceremonias religiosas a lo largo de todo un país que se unió en un minuto de silencio en memoria de las 14 víctimas de la inédita masacre perpetrada el pasado 27 de octubre, en Zug, por un desequilibrado mental.

Al filo de las 10:00 horas se detuvieron las actividades y la sociedad en su conjunto guardó recogimiento para recordar a los 11 legisladores y 3 funcionarios que perdieron la vida cuando Friedrich Leibacher, un demente, descontento con la administración, abrió fuego al interior del recinto legislativo de la capital del cantón del mismo nombre.

El presidente de la Confederación, Moritz Leuenberger, asistió a los servicios religiosos ecuménicos que se llevaron a cabo en la Iglesia de Saint Michel, en Zug, a los que acudió más de un millar de personas, incluidos ciudadanos y funcionarios que se desplazaron desde diversos puntos del país.

Los ministros de Finanzas, Kaspar Villiger y de Justicia y Policía, Ruth Metzler, también toman parte en la ceremonia de Zug.

El obispo de Basilea. Monseñor Kurt Koch, inició la ceremonia con la lectura de un telegrama del Papa Juan Pablo II. El Pontífice deseó "una vida eterna a los muertos y un pronto restablecimiento a los heridos". Su misiva destacó que el máximo jerarca de la Iglesia Católica oraría por las necesidades de las personas "frente a esa situación humanamente incomprensible".

El presidente del Consejo Nacional, Peter Hess, oriundo de Zug, rindió homenaje a las víctimas en nombre del poder legislativo federal, del pueblo suizo y de los representantes de los países acreditados en Suiza. "Nuestro Estado, como el cantón de Zug, se caracteriza por sus pequeñas dimensiones y por una cercanía, única en el mundo, entre autoridades y población", enfatizó.

En momentos en que la comunicación electrónica tiene una gran amplitud, Hess habló a favor del diálogo directo entre las personas, destacando una tendencia creciente a reaccionar con violencia. "Frente a la banalización de la violencia, la política y los medios (de comunicación) deben actuar como contrapesos de moderación".

En la ceremonia ecuménica que se llevó a cabo en la iglesia de Saint Michel y en preámbulo de la cual tañeron las campanas por espacio de quince minutos, participan seis representantes de las Iglesias Católica y Protestante.

Christoph Luchsinder, presidente de Zug, pronunció igualmente unas palabras en medio de los oficios religiosos en los que se distribuyeron veladoras y rosas.

swissinfo y agencias


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×