Más que nunca al servicio de la Quinta Suiza

Keystone Archive

El diputado liberal Jacques-Simon Eggly, el más antiguo en funciones en el Parlamento Federal, anunció que ya no se presentará a las elecciones federales de otoño próximo.

Este contenido fue publicado el 03 enero 2007 - 09:50

Sin embargo, el ginebrino confirmó a swissinfo que no tiene intención de retirarse de la Organización de Suizos en el Extranjero, donde tiene el puesto de vicepresidente.

En 2007, el diputado liberal ginebrino vivirá su 24° año (y el último) de actividades parlamentarias bajo la cúpula del Palacio Federal de Berna. En total habrá cumplido 30 años de vida dedicada a la política.

Este gran partidario de Europa y vicepresidente de la OSE (Organización de Suizos en el Extranjero) espera incrementar su desempeño al servicio de la Quinta Suiza.

¿Cuál es su sentir al anunciar su partida de la vida parlamentaria?

Jacques-Simon Eggly: Usted me dirá tal vez que hice este anuncio de forma un poco prematura, (casi) con un año de antelación, pero como ya comienza la preparación de la campaña electoral para las elecciones de otoño de 2007, decidí informar a mi partido para evitar ambigüedades.

Estos 30 años de política me han dado un enorme placer. He tenido la oportunidad de conjugar la conciencia y la voluntad de haber ejercido una actividad con un sentido de servicio y de interés general. Estoy satisfecho de ello y tengo la sensación de haber cumplido una tarea que tiene sentido.

¿Qué balance hace usted de su desempeño?

J.-S.E: Contrariamente a otros, yo no relacioné mi nombre con una ley o una propuesta. No soy un hombre de 'dossiers', sino más bien de palabra. Así batallé en acalorados debates, como los relacionados con nuestras relaciones con la Unión Europea (los fracasos y éxitos de los acuerdos bilaterales), o la batalla perdida no hace mucho o aquella ganada después para entrar a la ONU.

Fui en varias ocasiones relator, por ejemplo, para la reforma del Ejército 21 y otros temas de seguridad. Me comprometí en los esfuerzos para modificar el Código Penal para el encarcelamiento de criminales sexuales o en la revisión – por fin aprobada – de la ley sobre la interrupción del embarazo.

swissinfo: ¿A qué se debe su interés por la Quinta Suiza?

J.-S.E.: Existe como una tradición en el Partido Liberal que ha hecho que varios de sus miembros presidan la OSE, como Olivier Reverdin o Louis Guisan. Por otra parte, me parece que una buena presencia de la Suiza francófona es indispensable en la OSE.

Las cosas han ocurrido de tal forma que me convertí en vicepresidente (de esa organización). Le confirmo que, pese a mi partida del Parlamento, voy probablemente a comprometerme aún más en esa institución.

Me parece vital contribuir al reconocimiento del papel de los suizos que viven en el extranjero y de sus derechos políticos. Más aún cuando la barra de los 100.000 inscritos en los registros electorales ya ha sido rebasada, lo que permitiría a los suizos en el exterior lanzar una iniciativa popular.

swissinfo: ¿Cuáles han sido los momentos fuertes en 2006 para los suizos en el extranjero?

J.-S.E: El año 2006 vio la consagración de los acuerdos bilaterales concluidos en 2005 con la Unión Europea y me imagino que nuestros compatriotas de la Quinta Suiza estuvieron muy interesados en las nuevas relaciones con la UE.

En verano, tuvimos pensamientos especiales para los suizos en el Líbano. Constatamos con satisfacción que Suiza pudo cumplir su papel para evacuarlos, incluso entre dificultades, ya que fue necesario hacerlo por mar, porque las vías terrestres y aéreas estaban cerradas.

¿Los suizos del extranjero han cambiado?

J.-S.E.: No realmente. Constatamos – siempre con cierta sorpresa – que se encuentran muy ligados a nuestras tradiciones. Pero, probablemente debido a la evolución de la economía, hay cada vez más idas y venidas. Muchos se integran menos en su nuevo país de residencia y se ven poco en las asociaciones de suizos en el extranjero o en las instancias de la organización.

La mayoría de los que nos encontramos en nuestras manifestaciones son, en general, más mayores. Pero todos saben que uno lucha por ellos. Ese fue el caso en el Parlamento Federal a favor de los suizos en Argentina, víctimas de la crisis económica, a favor de los derechos cívicos, etc...

swissinfo: ... y en favor de swissinfo...

J.-S.E.: Sí, estoy contento de que pudimos salvar a swissinfo del desmantelamiento proyectado por la Sociedad Suiza de Radio y Televisión y, sobre todo, que el régimen definitivo se salvaguarde.

swissinfo: ¿Y en el futuro? ¿Puede uno imaginarse que los suizos vuelvan a partir en una emigración masiva como ocurrió hace cien años?

J.-S.E.: Afortunadamente las cifras económicas de Suiza son buenas. Por lo que creo que habrá cada vez más suizos que ocupen puestos en filiales helvéticas en el extranjero. Por ejemplo Ruth Metzler, exconsejera federal, que fue enviada por Novartis a París. Ahora ha regresado a la sede del grupo farmacéutico basilense, pero se puede uno imaginar que podría partir de nuevo.

No imagino una emigración de gente sin trabajo en nuestro país sino, más bien de gente que contribuirá a la expansión de su país de residencia y, por ende, de Suiza.

Entrevista swissinfo, Isabelle Eichenberger
(Traducido del francés por Patricia Islas)

Datos clave

A finales de 2005 había 634.216 suizos registrados en el extranjero, 71,2% cuentan con la doble nacionalidad.

105.212 de ellos se encuentran inscritos en el registro electoral de alguna comuna suiza para poder ejercer sus derechos cívicos.

End of insertion

Jacques-Simon Eggly

Nació en 1942 en Ginebra.

Licenciado en Derecho, fue redactor en el 'Journal de Genève' y es aún cronista político en 'Le Temps'.

Fue presidente del Partido Liberal Suizo (PLS) de 1997 a 2002.

Antes de ser elegido en 1983 a la cámara baja del Parlamento Federal, ocupó un escaño del gobierno unicameral de Ginebra, de 1977 a 1983.

Es vicepresidente de la Organización de los Suizos en el Extranjero (OSE) y es presidente de la Fundación suiza de ayuda a las víctimas de minas antipersona.

End of insertion

OSE

Fundada en 1916, la Organización de los Suizos en el Extranjero reagrupa a 750 asociaciones e instituciones.

Su órgano supremo es el Consejo de los Suizos en el Extranjero (CSE), un "parlamento" de 160 representantes suizos en el exterior (tres de cada cinco, como mínimo), además de contar con representantes de instituciones de la vida pública suiza.

La secretaría de los Suizos en el Extranjero es el órgano ejecutivo y emplea a 21 colaboradores en su sede en Berna.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo