Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Mezcla de libertad mexicana y orden suizo

Dominique Hummel ha hecho su vida en México.

Dominique Hummel disfruta la libertad que la vida en México le ofrece, pero los valores suizos de la puntualidad y la formalidad siguen siendo prioritarios para él.

El zuriqués vive con su familia en el Estado de Puebla y dirige la sucursal de una empresa helvética que arma transformadores térmicos con torres de refrigeración.

El especialista llegó a México hace unos diez años, poco después de haber terminado su formación técnica.

"Postulé a un puesto de una empresa suiza que buscaba gente en México. La oferta era para mí una aventura. Lo cierto es que me gusta estar aquí y he echado raíces", comenta Hummel, quien pronto cumplirá 36 años.

Transcurrida esa primera década, siente que pertenece mitad al país en el que vive y mitad a su Suiza natal. Su esposa es mexicana y su hija habla principalmente español, aunque asiste a una escuela en la que aprende alemán, pero no es fácil.

Una experiencia que vive en cabeza propia: "Claro que entiendo todo en alemán, pero cada vez con más frecuencia debo esforzarme para encontrar la expresión adecuada".

Valores

El joven padre busca transmitir los valores suizos y algunas tradiciones europeas a su hija, como la de San Nicolás, gracias a contactos con otras familias del Viejo Continente.

"El sentido de la responsabilidad y la puntualidad me son muy importantes. También acudir a la escuela aun cuando no se tienen muchas ganas de ir".

Mantiene el contacto con Suiza sobre todo a través de su familia y, en particular, de su hermana. Esto incluye llamadas telefónicas regulares y visitas mutuas. Lo que no resulta fácil con las amistades que quedaron del otro lado del Atlántico: "Con el paso del tiempo es cada vez más complicado mantener esas relaciones".

Abismo entre pobres y ricos

El pasado mes de diciembre estuvo de vacaciones en su tierra natal y pudo esquiar, una de las pocas actividades que extraña a veces en México.

Pero no hay duda, Hummel está muy satisfecho de su vida en ese país latinoamericano. "Es hermoso y vivimos bien".

No obstante, al principio no fue fácil aceptar y comprender las grandes diferencias sociales en México. "Con el tiempo aprende uno a vivir con ello, pese a la incapacidad de poder ayudar a luchar contra la pobreza. Siempre trato a la gente correctamente y en la medida de mis posibilidades, intento ofrecerles un trabajo".

Orden y libertad

La vida en México es más libre, pero con frecuencia también más caótica. Pero en el reducido territorio helvético, Hummel se siente observado.

"Allá todo camina por sí solo y la puntualidad es muy cuidada. Aquí hay que ocuparse uno mismo del agua y del gas", indica con un ligero tono melancólico.

El tema del futuro prefiere dejarlo abierto. Todo depende del trabajo. Este miembro de la Quinta Suiza bien podría vivir en Estados Unidos, Europa o México. ¿Y de vuelta en Suiza? "En ese caso debería realizar un gran proceso de adaptación, pero puedo hacerlo".

swissinfo, Urs Geiser, México
(Traducido por Patricia Islas Züttel)

Datos clave

A finales de 2007, 668.107 suizos vivían en el extranjero, de acuerdo con el Ministerio suizo de Exteriores.

5040, en México.3833 contaban con la doble nacionalidad y 1207, con sólo el pasaporte helvético.

En México hay 3.666 suizos con derecho a participar en las elecciones y votaciones de su país de origen; sin embargo, el año pasado sólo se inscribieron 611 personas para ejercer ese derecho.

Fin del recuadro


Enlaces

×