Navigation

Skiplink navigation

Micheline Calmy-Rey en Ramallah

Micheline Calmy-Rey y Mahomud Abbas. Keystone

En el primer día de su visita de una semana a Medio Oriente, la ministra suiza de Relaciones Exteriores conversó con el presidente palestino, Mahmoud Abbas.

Este contenido fue publicado el 03 febrero 2005 - 20:27

El sucesor de Arafat agradeció el "apoyo reiterado" de Suiza a los palestinos. Poco antes, Calmy-Rey se entrevistó con el primer ministro Ahmed Qorei.

El periplo se produce cuando parece recuperarse la esperanza de paz. Las autoridades israelíes aprobaron el retiro militar de cinco ciudades de Cisjordania.

En ese contexto se inscribe la entrevista de 40 minutos con el presidente Abbas en Ramallah, Cisjordania.

En su comparecencia ante la prensa, la máxima autoridad palestina declaró, en árabe, que agradeció personalmente a la jefe de la diplomacia helvética por el apoyo de Suiza a los esfuerzos de paz en la región y al proceso democrático en la Autoridad Palestina.

Cabe recordar que Berna envió una decena de expertos a los territorios palestinos durante las elecciones de enero.

A su turno, la ministra Calmy-Rey expresó, en inglés, que esperaba que la Iniciativa de Ginebra sea evocada durante la Cumbre que celebrarán el próximo martes el presidente Abbu Abbas y el primer ministro de Israel, Ariel Sharon, en Charm el-Cheik.

Aspectos humanos

Durante el primer encuentro político de su estancia en territorio palestino, la titular de la cartera suiza de Exteriores fue recibida por Qoreï en sus oficinas de Ramallah.

El encuentro se prolongó por espacio de 45 minutos. “Hablamos del plan israelí para el retiro de la Franja de Gaza”, declaró Calmy-Rey a la prensa al término del encuentro.

“Suiza puso énfasis en la necesidad de que los aspectos humanos no sean olvidados”, declaró.

“El señor Qoreï me hizo una larga exposición sobre la situación (…) y pidió que se suspenda la construcción de la barrera de separación y la construcción de casas en las colonias judías”, precisó la ministra.

Durante el recorrido entre Jerusalén –a donde había llegado la víspera- y Ramallah, Calmy-Rey observó la barrera de separación y pudo advertir “sus implicaciones sobre la vida cotidiana de las poblaciones palestinas”, según comentó a los periodistas.

Apoyo y cooperación

La ministra recordó que “la preocupación de Suiza concierne los derechos de las poblaciones civiles y la aplicación del derecho humanitario”.

Subrayó también que la Confederación apoya logística y financieramente la Iniciativa de Ginebra para el Oriente Medio y “seguirá haciéndolo”.

Calmy-Rey se entrevistó más tarde con el responsable de la cartera palestina de Planificación, Ghassan Khatib, con el que examinó los proyectos de la cooperación bilateral. “Los palestinos manifiestan su reconocimiento a Suiza por su apoyo y su cooperación”, declaró el ministro.

Más simbólico

Menos político, pero más simbólico, la responsable de la diplomacia suiza visitó en horas de la mañana, la Explanada de las Mezquitas, en Jerusalén, tercer lugar santo del Islam. Más tarde tomó la ruta en dirección de Ramallah para allegarse a la tumba de Yasser Arafat.

Luego de unos minutos de recogimiento, Micheline Calmy-Rey, con la representación de su país, depositó una ofrenda floral ante el sepulcro del líder palestino.

Centro de formación

También en Ramallah, la ministra suiza visitó el Centro de formación para ex prisioneros palestinos.

Berna invirtió dos millones de francos en ese establecimiento en el que se imparten cursos de mecánica y de programación en informática.

Durante su visita de tres días a los territorios palestinos Calmy-Rey tiene programada una visita a los proyectos de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), así como a la misión de observación en Hebrón.

Micheline Calmy Rey viajará luego a Israel.

Esperanza de paz

La visita de la ministra suiza se produce en momentos en que parece reavivarse la esperanza de paz para el Oriente Medio tras la elección de Mahmoud Abbas a la cabeza de la Autoridad Palestina.

Este jueves, las autoridades israelíes aprobaron, por otra parte, el retiro militar de cinco ciudades de Cisjordania, así como un plan para la liberación de unos 900 detenidos palestinos, indicaron fuentes ministeriales.

Esas medidas forman parte de un conjunto de decisiones tendientes a “restaurar la confianza” con la nueva dirección palestina.

De acuerdo con las mismas fuentes, esas decisiones serán oficializadas el martes próximo, en Egipto, durante el encuentro entre el dirigente palestino y el primer ministro israelí, Ariel Sharon, el primero de una envergadura semejante desde el inicio de la segunda Intifada en septiembre del 2000.

swissinfo y agencias

Datos clave

La Iniciativa de Ginebra fue difundida en octubre del 2003.

Propone soluciones al conflicto del Oriente Medio.

El texto resulta del diálogo entre personalidades de las sociedades civiles palestina e israelí.

Un total de 23 Estados se han adherido.

El presupuesto de la Iniciativa de Ginebra asciende a 9.1 millones de francos

End of insertion

Contexto

1988: El Consejo Nacional Palestino proclama el Estado de Palestina y reconoce el principio de dos Estados, árabe y judío.

1993: Yasser Arafat e Yitzhak Rabin firman el Acuerdo de Oslo.

2000: Las negociaciones entre Yasser Arafat y Ehud Barak en Campo David fracasan. Inicio de la segunda Intifada.

2003: Firma de la Iniciativa de Ginebra.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo