Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Monja, nieta de suizos, quiere enseñar a mapuches

Sor Consolata tiene 84 años y la alegría de emprender un nuevo reto. (Fot: N.Muñoz)

(swissinfo.ch)

Sor Consolata tiene 84 años, ha educado a cinco generaciones en Chile y se propone levantar una escuela en el campo, para enseñar sobre todo a mapuches.

Sus abuelos, Juan Senn y Maria Margarita Nott llegaron con los primeros colonos suizos, en 1883, y por años se dedicaron a la siembra y cosecha del trigo.

Sor Consolata nació bajo el nombre de Elsa Frida, por el cual fue conocida hasta los 15 años. En 1936 ingresó al convento en la ciudad de Victoria, claustro perteneciente a la congregación Santa Cruz, que actualmente tiene unas 540 hermanas en suiza.

"Mi padre, como buen suizo, no quería gastar en colegio y me envió a una escuela pública a iniciar mis estudios básicos. Los estudios medios los inicié en colegio Santa Cruz, que tenía su casa matriz aquí en Victoria, en el mismo lugar donde se encuentra ahora".

"El bachillerato lo rendí estando ya en el convento, y el 21 de febrero de 1937 hice mis votos, me consagré en la fe, y aquí me tiene sirviéndolo", dice a swissinfo.

Ya convertida en religiosa viajó a Santiago a estudiar pedagogía en la Universidad de Chile "sin pagar nada", recuerda. A renglón seguido, explica: "La educación superior era gratuita en ese tiempo, el sistema era así hasta que llegó el caballero en el año 73", dice refiriéndose al general Augusto Pinochet y a la reforma universitaria.

Tras educar a cinco generaciones, la mayoría madres, hijas y nietas de colonos franceses, italianos y suizos, Sor Consolata se ha instalado ahora en la localidad de Sara, cerca de Lebu, en los alrededores de la ciudad de Concepción.

A pedido del párroco del lugar y junto a otras dos religiosas de su congregación, Sor Consolata levantará allí una escuela básica para niños y adultos, en su mayoría mapuches.

"Para la mayoría de quienes fuimos sus alumnas podemos decir con orgullo que conservamos muchos de los valores de tipo social y el apego a la búsqueda de conocimientos por medio de la lectura, fue lo que ella nos enseñó" agrega Patricia Schifferli Coloma, una de sus ex alumnas.

Legado suizo

Sor Consolata está orgullosa de su sangre helvética. Dice que de su padre heredó "la disciplina, el respeto y el amor por el trabajo, porque él era un madrugador, y cuando se le ponía una idea en la cabeza no descansaba hasta sacarla adelante".

De su madre, en cambio, sostiene que obtuvo "la acogida, el cariño y el amor por el prójimo, porque ella respetaba y ayudaba a quien podía, tenía una solidaridad indiscutible, compartía todo, aunque fuese un pedazo de pan".

En la búsqueda de sus raíces, Sor Consolata viaja a Suiza en 1954 y trae consigo el escudo familiar. También conoció parte del cantón de Vaud, encontró a uno de sus parientes, un señor dedicado al trabajo de anticuario, y vio la iglesia donde se casaron sus abuelos, en el cantón Solothurn.

Abuelo emprendedor

"Gracias al esfuerzo, la perseverancia y conocimiento de las actividades agrícolas, mi abuelo comienza a comprar tierras de otros colonos", cuenta a swissinfo.

Con una precisión asombrosa para su edad, Sor Consolata, recuerda que "en período de cosechas llegaban al su campo a trabajar obreros que venían del norte del país, luego de trabajar temporalmente en las faenas mineras. Mi abuelo fue uno de los primeros en trabajar en esas temporadas con obreros".

Su abuelo se dedicó a la siembra de trigo y cebada y a la crianza de animales. Destacó como pionero en el uso de maquinarias que importaba directamente: cosechadoras, trilladoras fijas, tractor y arado.

Apoyada en los valores heredados de su familia, Sor Consolata emprende ahora un nuevo reto: seguir enseñando a niños y adultos, sobre todo mapuches. A sus 84 años, desborda de entusiasmo y firmeza.

swissinfo, Nelson Muñoz, Chile.

Datos clave

Sólo entre diciembre de 1883 y diciembre de 1884, 1.311 suizos se establecieron como colonos en la Araucanía.

Entre el Puerto de Talcahuano y Algol hay 54 kilómetros de distancia y 35 de ésta a Victoria.

Fin del recuadro

Contexto

Los abuelos de Sor Consolata llegaron al puerto de Talcahuano en 1883 y se trasladaron en tren hasta Angol y en carreta hasta su nuevo hogar, en las cercanías de Victoria.

Para reconstruir su árbol genealógico, la religiosa viajó en 1954 a Suiza, pero sólo encontró a un pariente lejano y obtuvo algunos documentos en el cantón de Vaud.

La congregación Santa Cruz se fundó en el año 1884 en Menzingen, cantón Zug, la iniciativa correspondió al padre Théodose Florentini y la Madre Bernarda Heimgartner, quienes además levantaron hospitales y escuelas para la atención de los pobres del campo y las montañas.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes