Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El diablo anda suelto... ¿Acudir al sacerdote o al psiquiatra?

Cada año, alrededor de 1400 personas llaman a la puerta de las iglesias suizas para solicitar un exorcismo. Ese número está en aumento. (SRF/swissinfo.ch)

La práctica de liberar la gente del demonio o de espíritus malignos persiste en Suiza. El país cuenta con seis exorcistas capaces de ayudar a los “poseídos”. Periodistas de la emisión ‘Rundschau’, de la televisión pública suiza en lengua alemana, acudieron a Coira, capital de los Grisones, donde hay tres exorcistas. Hablaron con uno de ellos, Cesare Truqui, así como con la persona a la que trata de ayudar, Laura, quien se considera “maldecida”.

Los periodistas también se reunieron con un miembro del Ejército de Salvación, que dirige una escuela de exorcismo. Afirma que cada año recibe a alrededor de 2 000 personas, de las cuales unas 900 están “habitadas por el diablo”.

No a todo el mundo le agrada que las personas recurren a lo sobrenatural para resolver problemas. Samuel Pfeifer, profesor de Psiquiatría y psicoterapeuta, estima que los exorcistas son irresponsables. Considera que privan a personas mentalmente perturbadas del apoyo psiquiátrico y la medicación urgentes que requieren.

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo