Navigation

De refugiado a abogado

Este contenido fue publicado el 17 junio 2017 - 11:00

Seth Médiateur Tuyisabe llegó a Suiza como refugiado a la edad de nueve años. Ahora realiza sus exámenes para convertirse en abogado. Esta es su historia.

La guerra civil en Burundi inició en 1993 y fue una amenaza para la vida del padre de Seth, un empleado bancario que se vio forzado a huir. Llegó a Suiza, donde recibió cobijo en una congregación católica. De vuelta a Burundi, un amigo cercano murió al explotar una mina en el camino, mientras usaba el auto familiar.

Seth, su madre y hermanos lograron salir del país en el último vuelo posible en ese momento. Huyeron a Camerún, donde permanecieron dos años, antes de reunirse con el padre de la familia. Al llegar a Suiza vivieron en varios centros de acogida para refugiados. Finalmente obtuvieron un hogar en Lausana.

Todo les resultó extraño: la nieve, el servicio tan vasto de autobuses, los parques públicos con juegos para los niños, gente corriendo para llegar a la parada y subirse al bus (en Burundi, la gente solo corre si se trata de una emergencia) y personas que besan a sus perros y los visten.

Seth aprendió francés en Camerún, lo que fue una gran ventaja para integrarse en Suiza. Pero para él, la clave para sentirse en casa fue la cálida recepción que recibió de la gente que conoció aquí. Seht es un oficial del ejército suizo de milicias.

El próximo 20 de junio es el Día del Refugiado. 




Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.