Navigation

OTAN: embajador suizo sugiere mayor implicación

Mediante la Swisscoy, Suiza está en Kosovo. Keystone

La participación militar de Suiza en el marco de la OTAN es esencial para testimoniar la solidaridad internacional que caracteriza al país, señala Robert Mayor.

Este contenido fue publicado el 27 febrero 2007 - 14:38

A juicio del saliente embajador suizo ante la OTAN, la cooperación militar funciona bien, pero lamenta que su evolución fuera frenada por las realidades de la política interior helvética.

Suiza tendría que enviar más soldados en las operaciones de mantenimiento de la paz, juzga Robert Mayor. Desde 2003 es director de la embajada que se ocupa de las relaciones con la OTAN y las autoridades belgas en Bruselas, cargo que dejará de ejercer desde el próximo 1 de marzo.

Además sería "muy lamentable" que Suiza renuncie a su cooperación militar internacional, considera el diplomático.

Al no ser miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Suiza es en cambio integrante de la Asociación por la Paz (ApP), una plataforma de cooperación entre los países miembros y no miembros de la alianza atlántica.

Después de la cumbre de 2004 que la OTAN llevó a cabo en Estambul, los consejeros federales (ministros) encargados del asunto Samuel Schmid y Micheline Calmy-Rey dejaron de participar en encuentros oficiales de la organización.

"Esa ausencia no tiene consecuencias en las relaciones de Berna con la OTAN, precisa Robert Mayor. La cooperación es vista sobre todo en el nivel de los expertos".

Maniobra táctica antes de las elecciones

En su opinión, la reciente petición de la Unión Democrática de Centro (UDC/derecha dura) de que Suiza se retire de la Asociación por la Paz es una maniobra táctica previa a las elecciones federales. Es bueno remarcar que la colaboración de Suiza en éste órgano es más prudente que la de los otros cuatro países de Europa occidental integrantes (Finlandia, Irlanda, Asutria y Suecia).

Sólo falta que la "alianza" de la izquierda con la UDC en el Parlamento frene, a su juicio, la participación militar de Suiza en el extranjero. Aludiendo a las "realidades de la política interior", el diplomático admite que en Afganistán, por ejemplo, la presencia suiza es "simbólica" (dos oficiales).

En cambio precisa que la Confederación Helvética ofrece una contribución "muy apreciada" en los Balcanes, sobre todo en Kosovo. Berna ha puesto allí 200 soldados a disposición de la fuerza de mantenimiento de la paz de la OTAN (KFOR).

Más militares suizos en el extranjero

La Confederación Helvética desempeña asimismo un papel en el plano civil, subraya Robert Mayor al tiempo de citar el Centro para el Control Democrático de las Fuerzas Armadas (DCAF) y el Centro Político de Seguridad (GCSP), dos instituciones basadas en Ginebra.

A juicio del embajador, sería deseable que Suiza enviara más soldados en las operaciones internacionales de mantenimiento de la paz que son ejecutadas bajo las banderas de la OTAN, ONU o la UE.

Añade asimismo que el ejército suizo saca provecho concreto de sus participaciones en el extranjero, porque incluso un ejército de milicias debe poder enfrentar las nuevas amenazas, como el terrorismo.

swissinfo y agencias

Misión de Suiza ante la OTAN

Una misión representa a Suiza desde 1997 ante la OTAN, en el cuartel general de la organización en Bruselas.

Esa misión defiende los intereses de Suiza ante los representantes de la OTAN. sus miembros toman parte en varios comités y contribuyen al desarrollo de diversas asociaciones.

La misión informa a las autoridades política suizas sobre las opciones tomadas en materia de política de seguridad. Esa tarea es particularmente importante en tiempos de crisis.

End of insertion

Asociación por la Paz

Después de la Guerra Fría, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) propuso a sus antiguos adversarios del Pacto de Varsovia crear una nueva plataforma común. Así nació en 1994 la Asociación por la Paz.

Hasta ahora se han adherido a esa esa asociación 20 Estados europeos del Este, Sudeste, Cáucaso del sur y Asia central, así como los cinco países no alineados que son Suiza, Austria, Finlandia, Irlanda y Suecia.

Cada país es libre de fijar bilateralmente con la OTAN los ámbitos en los cuales desea cooperar con la Organización y los otros miembros de la Asociación por la Paz.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo