Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Cuba, apreciaciones encontradas del bastión comunista

Familiares de opositores del gobierno cubano encarcelados en la isla reclaman su liberación.

(Keystone)

Una delegación parlamentaria suiza de vuelta de un viaje de trabajo a Cuba y Haití, el primero al Caribe en el marco de los periplos anuales de la Comisión de Política Exterior de la Cámara Baja, se dice atenta a la relación entre Cuba y EE. UU.

Entre sus 7 integrantes hay percepciones distintas sobre la situación actual en la isla.

El diputado Geri Müller, del Partido de los Verdes (ecologista) -quien preside actualmente la Comisión de Política Exterior de la Diputación Federal helvética- propuso y argumentó el interés de viajar al Caribe a sus colegas de las diversas fracciones en el Legislativo.

De este modo, seis legisladores le acompañaron en un periplo a Cuba y Haití del 13 al 19 de junio: Francine John-Calame (también de los Verdes), Kathy Riklin (del Partido Demócrata Cristiano), Hans-Jürg Fehr y Rudolf Rechsteiner (Partido Socialista) Walter Müller (del Partido Radical) y André Reymond (de la Unión Democrática de Centro).

Los representantes de izquierda (Verdes y socialistas) afirman a su regreso de Cuba que en La Habana persiste un intenso temor en lo que se refiere a la actitud estadounidense hacia el gobierno cubano.

El presidente de EE. UU. Barack Obama ha dicho que estaría dispuesto a normalizar las relaciones con La Habana y a ablandar el embargo impuesto desde 1962 a la isla, pero los interlocutores cubanos advirtieron que esperan gestos concretos por parte de Estados Unidos, indicó Müller a swissinfo.ch.

Sobre la situación económica de la isla, la delegación parlamentaria observó los considerables problemas de Cuba en los ámbitos de la agricultura, la balanza de pagos y el suministro energético.

"Esa sociedad bloqueada tiene muchas carencias en lo económico. Hay una cierta penuria de profesionalismo y la iniciativa privada está muy limitada". ahonda Rudolf Rechsteiner.

"La mayor debilidad, la económica"

"Lo que comprendemos como libre mercado actualmente es casi imposible en Cuba, El gobierno controla mucho esas actividades económicas privadas, lo que afecta al país. Esa es la mayor debilidad, la económica. Los salarios son extremadamente bajos, menos de un dólar por día", menciona Rechsteiner.

Y mientras los dos representantes de izquierda coinciden en que esa situación es una consecuencia del bloqueo de Washington, la diputada Kathy Riklin, demócrata cristiana, rechaza esa visión:

"No. Mucho de esto lo han provocado ellos mismos. Los campesinos dicen que cada hectárea de azúcar sembrada cuesta más dinero de lo que recaudan; la miseria campesina la han construido ellos mismos. Ahora dependen totalmente de Venezuela, que les envía petróleo. También tienen un escaso suministro eléctrico, incluso cortan la luz en la universidad".

Sobre esas diferencias de opinión entre los miembros del grupo parlamentario de viaje en el Caribe, advierte Riklin:

"Cada uno realiza su evaluación selectiva; y si bien hay ventajas en comparación con el otro país caribeño al que visitamos, también prevalecen muchos problemas en Cuba. Es un sistema cerrado en el que la gente no tiene la libertad de salir del país, lo que no cumple mi visión social. La libertad es muy limitada para la población".

Sobre las libertades en Cuba

En el intento de que Cuba se sume al coro de voces democráticas en la región, Washington, en voz de su Secretaria de Estado, Hillary Clinton, expresó hace poco su deseo de que Cuba reingrese a la Organización de los Estados Americanos (OEA), foro del que fue expulsada en 1962, y mismo que ahora ha reflexionado sobre su posición.

Pero la exigencia de mayor respeto a los derechos y libertades de sus ciudadanos está en primera línea para que este proceso se concretice. "La integración de la OEA conlleva responsabilidades", ha subrayado Clinton.

Entre tanto, disidentes cubanos llamaron a la Unión Europea a abrir el diálogo con la sociedad civil y la oposición cubana, al considerar que las discusiones con el gobierno de Raúl Castro no han logrado avance alguno en el tema de los derechos humanos en la isla.

Los opositores al gobierno castrista advierten que el Viejo Continente escucha apenas un monólogo de las autoridades de La Habana.

Al respecto, Geri Müller arremete: "La situación de los derechos humanos es un proceso largo y permanente en el que no hay que olvidar que Cuba se siente aún en una guerra, amenazada por una superpotencia cercana geográficamente. Por eso aún hay grandes reservas en la aplicación de los derechos humanos. Cuba quiere ser vista y medida con la misma vara con la que se mide a los demás y lamenta ser atacada por Occidente".

Apreciado el diálogo con el gobierno de Suiza

El legislador ecologista apunta que las contrapartes cubanas con las que se encontraron en La Habana "valoran el diálogo de derechos humanos que mantienen con Suiza".

"Hay diálogo desde hace años sobre derechos humanos entre Cuba y Suiza, que se realiza junto con Noruega. Es importante abordar este tema sin presionar, lo que Cuba valora mucho. Es fundamental que ese diálogo siga porque es un camino para que Cuba vuelva a la comunidad internacional", indica al respecto el socialista Rudolf Rechsteiner.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Suiza mantiene encuentros anuales con contrapartes cubanas en materia de derechos humanos, lo que ha permitido establecer el contacto permanente entre Berna y La Habana sobre ese renglón, confirma, por su parte, el portavoz del Ministerio, Georg Farago.

Y mientras los legisladores Müller y Rechsteiner afirman que se diseña en Cuba una apertura en el tema, su colega Rikling indica:

"Creo que de los derechos humanos podemos decir poco: 250 detenidos políticos, -que ni los delegados del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) pueden visitar-; la gente está bajo control, no tiene periódicos, no puede usar el internet, ni tiene acceso a teléfonos móviles. No tiene comunicación con el resto del mundo, no pueden instalar antenas de satélite sobre sus hogares... Yo he estado en muchas partes del mundo en viajes privados y puedo reconocer lo que es un espectáculo político y dónde, en realidad, están los problemas."

La parlamentaria subraya que se esperan mejoras en los derechos humanos en Cuba: "No podemos forzar a país alguno en cuestión de derechos humanos, pero es una preocupación de Suiza defenderlos. Sólo nos queda repetirlo."

Por otra parte, Rikling reconoce que es necesario cuidar los contactos en Cuba, pues "en caso de una apertura, seguramente será benéfico que Suiza esté bien posicionada".

Esta muy claro que "la clave es la relación futura de Cuba con los Estados Unidos. Mucha gente espera una apertura rápida para el turismo y se cree que una liberalización económica es posible", concluye Rudolf Rechsteiner, quien afirma que Cuba tiene aún mucho por contribuir en América Latina.

Patricia Islas Züttel en Berna, swissinfo.ch

Para qué y con quién

El objetivo de los viajes anuales de la Comisión de Asuntos Exteriores de la diputación suiza es procurar relaciones pacíficas entre Estados y mantener el contacto con sus homólogos en esos países.

En Cuba, los parlamentarios suizos se reunieron con el vicepresidente de la Asamblea Nacional, Jaime Alberto Crombet, el presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales, Ramón Pez Ferro, y con miembros del Grupo Parlamentario de Amistad Cuba-Suiza.

Fin del recuadro

Homenaje

La delegación también visitó proyectos respaldados por la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) y reconoce el gran aprecio en la isla a la ayuda helvética y rinde homenaje al buen desempeño de los actores de la ayuda humanitaria y al desarrollo de Suiza en Cuba y Haití.

En La Habana, el grupo parlamentario visitó un instituto de investigación sobre el cáncer y el proyecto de renovación del casco viejo de la ciudad. En Villa Clara conoció proyectos de investigación y desarrollo de materiales de construcción ecológicos y de reforestación con plantíos de bambú.

En Haití, conoció una plataforma logística del Programa Alimenticio Mundial respaldada por Suiza.

Fin del recuadro

Visita a Haití

La delegación se reunió con representantes del Ejecutivo y Legislativo, con el Primer ministro y el jefe de la Misión de la ONU para la estabilización de Haití (MINUSTAH) y con miembros suizos de la ayuda humaniaria en esa isla.

Se entrevistaron con miembros de la comunidad suiza en Haití quienes por iniciativa propia han promovido el desarrollo: un expatriado que participó en el abastecimiento de agua en Haití y otro compatriota que dirigió por muchos años una gran escuela, ejemplos de algunas iniciativas privadas helvéticas que gozan de gran confianza en ese país de acogida.

Fin del recuadro

Asociación Suiza-Cuba

La Asociación Suiza-Cuba (ASC) saluda el diálogo establecido por la delegación de parlamentarios helvéticos de visita en ese país, indicó su coordinador nacional Samuel Wanitsch.

El objetivo prioritario de la ASC es la lucha contra el bloqueo económico, comercial, financiero y cultural impuesto por Estados Unidos a Cuba desde hace más de cuarenta años.

La solidaridad de la ASC hacia Cuba se expresa en diferentes formas y se manifiesta, en particular, a través de acciones como conferencias, debates, encuentros, proyecciones, publicaciones, y exposiciones, sobre Cuba y su proceso histórico.

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×