Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El cinismo y terrorismo de Estado crean escuela

Siete años de "guerra contra el terror": Imagen del 31 de octubre de 2001 en el primer bombardeo estadounidense en tierra afgana.

(Reuters)

Secretismo en torno a la detención, interrogatorios con tortura, impunidad: ocho destacados juristas -entre ellos el argentino Raúl Eugenio Zaffaroni- denuncian las violaciones cometidas a escala mundial en nombre de la lucha contra los terroristas.

En un informe de 200 páginas, presentado esta semana en Ginebra y Londres, señalan que siete años depués del 11-S es momento de revocar leyes y políticas abusivas.

La investigación es una iniciativa de la Comisión Internacional de Juristas (CIJ), presentada esta semana en Ginebra y en Londres. El 27 de marzo se hará en Washington.

Mary Robinson, ex alta comisionada de derechos humanos de la ONU y presidenta de la CIJ, advirtió sobre la reproducción de prácticas de los gobiernos en su política contra el terrorismo: "Para justificar sus medidas, los gobiernos utilizan el mismo lenguaje de las dictaduras sudamericanas de las décadas de 1970 y 1980".

La 'guerra contra el terrorismo' iniciada por EE UU erosionó los derechos humanos en el mundo, creando un cinismo persistente que ahora debe combatir la ONU, declaró la abogada irlandesa. "Ha habido daños graves y tienen que ser afrontados", agregó dirigiéndose en especial al gobierno de Obama para que dé el buen ejemplo, pero no sólo en la forma (cerrando Guantánamo) sino también en el fondo.

El estudio denuncia el abuso de la excusa de 'la amenaza excepcional' y los "superpoderes" ilegales de las agencias de inteligencia, sin que se haya aumentado paralelamente la responsabilidad política y legal sobre su actuación. Critica además la complicidad o tolerancia de los estados ante violaciones perpetradas por otros, sin denunciarlos.

Se trata de una exhausta investigación, de 3 años de duración, dirigida por un panel de ocho eminentes juristas, entre ellos, la propia Mary Robinson, el suizo Stefan Trechsel, ex presidente de la Comisión Europea de Derechos Humanos, y el ministro de la Corte Suprema de Justicia de Argentina, Raúl Eugenio Zaffaroni, quien conversó con swissinfo:

swissinfo: Juez Zaffaroni, ¿para qué sirve en el ámbito práctico este informe tan vasto, es decir, este intento de poner la mirada en lo ocurrido sobre las violaciones a los derechos humanos en los últimos siete años en la guerra contra el terrorismo?

Raúl Eugenio Zaffaroni: En principio, yo no creo en ninguna guerra contra el terrorismo. El terrorismo es un método táctico, abominable, en consecuencia, no es un enemigo. En cada conflicto usan ese método distintos protagonistas del conflicto, no hay un único protagonista en todo el planeta, de modo que decir 'guerra al terrorismo' puede ser en un sentido muy metafórico.

En segundo término, creo que se ha configurado en torno del terrorismo una suerte de emergencia única, como si fuese el único riesgo que tenemos en el planeta en este momento. Como resultado de esto, como siempre que se genera una emergencia de esta naturaleza, se excluyen las otras y se va estableciendo un sistema de tipo inquisitorial.

Los sistemas de tipo inquisitorial, históricamente, sabemos que se establecen respecto de un delito y excepcionalmente, y luego se provoca un desplazamiento, es decir que contaminan todo el ejercicio del poder punitivo, contaminan todo el sistema penal y la limitación temporal desaparece. Esto es histórico y se ha dado en distintos periodos de los últimos siglos, de modo que tampoco está cambiando una regla que todos conocemos.

Pero además, -y esto nos preocupa a quienes lo hemos vivido en el Cono Sur-, la llamada ideología de la seguridad nacional -que nace con la política o la guerra colonialista de Francia en Indochina y en Argelia- se trasladó después o fue incorporada a la ideología de las agencias norteamericanas. Y a través de la Escuela de las Américas de Panamá se difundió a todas las cúpulas de nuestras fuerzas armadas de la región, lo que dio lugar a las dictaduras terribles de seguridad nacional de los años 70. La base ideológica de esta doctrina totalmente simplista es que si alguien combate con reglas que no son limpias, hay que responderle con las mismas reglas, entonces se habla de guerra sucia.

Esta guerra sucia es una tierra de nadie donde no se respetan las leyes de Ginebra, por un lado, porque se dice que es sucia, entonces no se pueden respetar. Por otro, lado tampoco se aplica el derecho penal clásico, porque se dice que es guerra y entonces no hay que respetarlo, y entonces queda una tierra de nadie donde la represión no tiene límite; y del terrorismo subversivo pasamos al terrorismo de Estado; y el riesgo que vemos personalmente es que esto, que en un momento fue regional, tiende a convertirse en planetario.

swissinfo: ¿Es decir que estas prácticas que conocíamos en el Cono Sur en décadas pasadas se están reproduciendo a escala mundial?

R.E.Z.: Bueno, creo que sí. La evidencia, la tenemos. La característica de estas prácticas es que el sistema penal se diversifica en tres. La seguridad nacional da como resultado un sistema penal formal que más o menos sigue funcionando para la delincuencia común. Un sistema penal paralelo de detenciones sin intervención del poder judicial, -ahora sería Guantánamo; en nuestros países siempre fue el estado de sitio, el estado de emergencia, detenciones a disposición del poder ejecutivo sin puesta a disposición de los jueces. Y el tercer sistema penal que crea esta diversificación, que es el más terrible, es el subterráneo: desapariciones forzadas, secuestros, torturas, etc.; sí: los 30 mil desaparecidos de la Argentina...

A nivel internacional, en este momento con gran alarma vemos las 'extraordinary renditions' (rendiciones extraordinarias) y vemos los centros de detención clandestina o ilícita que han existido en Polonia y en Rumania del 2002 al 2007, que están denunciados en el informe del senador (suizo) Dick Marty.

swissinfo: ¿Usted constató que se reproduzca o copie la política antiterrorista de EE UU?

R.E.Z.: Evidentemente tiende a reproducirse, porque cualquiera aprovecha oportunísticamente el mensaje. Eso es inevitable. Es decir, de alguna manera, los países centrales -EE UU, Canadá, Europa, etc.-, para nosotros tienen un valor ejemplar en esto y si este valor ejemplar se derrumba, ¿qué nos queda a los africanos y a los latinoamericanos?

Observamos este tipo de reproducción, observamos este aprovechamiento oportunístico. Sobre todo en los países periféricos esto es bastante claro. Por suerte, ahora en el Cono Sur no tenemos fenómenos de esta naturaleza en general, pero sí en otras latitudes.

swissinfo: Por ejemplo, Colombia adoptó una legislación antiterrorista. ¿A nivel jurídico, cuáles son las lagunas en ese país?

R.E.Z.: Yo no creo que sea un problema de carácter jurídico, de carácter legal. Lo que creo es que hay una situación de violencia real que tiene un conjunto de factores. Desde mi punto de vista absolutamente personal -esta no es la opinión del panel-, me parece que la violencia colombiana se ha vuelto estructural, en el sentido de que los distintos sectores involucrados en ella entiendo que obtienen algún beneficio de la misma, y en consecuencia, nadie está interesado en desarmarla totalmente.

swissinfo: Con este estudio, ¿usted cree que pueden ser escuchadas las demandas por parte de ustedes de defender los derechos humanos, los Convenios de Ginebra, el derecho internacional humanitario?

R.E.Z.: Yo espero que sí. Espero que esto sea una contribución más. Por supuesto que esto no va determinar a nadie, no tiene ningún valor vinculante, pero creo que, por lo menos le decimos a un organismo y a gente responsable de todo el mundo: 'Miren, por favor no destruyan estos valores que justamente ustedes han luchado en el siglo pasado por sostenerlos. Ustedes han tenido millones de muertos para sostener esto, no destruyan esto, no lo tiren por la ventana en este momento. Si hacen esto ustedes, ¿qué nos queda para nosotros que estamos en países periféricos?'

swissinfo: Un mensaje final...

R.E.Z.: Sólo quisiera agregar que no se le puede dar el triunfo al terrorismo. Si el terrorismo quiere destruir estos valores, lo que tenemos que hacer es defender estos valores y no suicidarnos destruyéndolos en una supuesta guerra al terrorismo. Creo que el peor daño que le podemos hacer a nuestras democracias, a nuestros Estados de derecho, justamente, es ceder al terrorismo entregando estos valores.

swissinfo, Patricia Islas Züttel

'Evaluar los daños y actuar'

Investigación del Panel de Juristas Eminentes sobre Terrorismo, Lucha Antiterrorista y Derechos Humanos, bajo mandato de la Comisión Internacional de Juristas (CIJ), con sede en Ginebra.

Los ocho jueces y abogados del panel: Arthur Chaskalson (Sudáfrica), Georges Abi-Saab (Egipto), Robert K. Goldman (EE UU), Hina Jilani (Pakistán), Vitit Muntarbhorn (Tailandia), Mary Robinson (Irlanda), Stefan Trechsel (Suiza) y E. Raúl Zaffaroni (Argentina).

Varias entidades -entre ellas, el Ministerio suizo de Exteriores-, apoyaron financieramente la realización del informe, resultado de 16 audiencias en más de 40 países.

El vicepresidente de la Asociación Internacional de Derecho Penal, Eugenio Raúl Zaffaroni participó en las audiciones que se realizaron en Londres, Belfast, Yakarta, Lima, Bogotá y Buenos Aires.

Fin del recuadro

Eugenio Raúl Zaffaroni

Nació en Buenos Aires, el 7 de enero de 1940.

Doctor en Ciencias Jurídicas y Sociales ha sido nombrado Doctor 'honoris causa' por doce universidades de Latinoamérica, España e Italia.

Es abogado y autor de proyectos de reformas a los códigos penales argentino, ecuatoriano y costarricense.

Ha publicado 25 obras, entre ellas: Manual de Derecho Penal, Tratado de Derecho Penal en cinco volúmenes, En busca de las penas perdidas y Estructuras judiciales.

El otrora director del Instituto Latinoamericano de la ONU para la Prevención del Delito (ILANUD) obtuvo el 'Premio Estocolmo de Criminología 2009'.

Fin del recuadro

Audiencia en Colombia

Una de las premisas de la política de seguridad de Bogotá es que no existe un conflicto armado interno en Colombia sino una guerra contra el terrorismo.

Sin embargo, el Panel destaca que, si bien el derecho internacional humanitario prohíbe la comisión de actos terroristas, el hecho de que tales actos sean cometidos durante un conflicto armado no altera ni el estatuto jurídico de las hostilidades, ni el de las partes en conflicto, ni el deber de las partes de observar el derecho internacional humanitario.

Denuncias:

La Corte Constitucional declaró inconstitucional ciertas medidas antiterroristas. En particular, las facultades de policía judicial conferidas a las fuerzas militares, lo que provoca un número altísimo de detenciones arbitrarias y allanamientos sin orden judicial.

Información sobre intromisiones del poder ejecutivo en decisiones judiciales y de tentativas para limitar la competencia de la Corte Constitucional.

Preocupación por algunas expresiones de altas autoridades que estigmatizan a defensores de derechos humanos.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes