Navigation

¿La ONU se volverá obsoleta?

El Estado de derecho, una cuestión clave de la democracia directa

Manifestación frente al Tribunal Supremo de Estados Unidos. Rod Lamkey / DPA

En Estados Unidos, después de las elecciones es ahora el turno de los tribunales; en Alemania lo es antes -en Suiza (todavía) casi nunca.  Detrás de las diferentes interacciones entre la democracia y el Estado de derecho se esconde una lucha constante por el poder.

Este contenido fue publicado el 07 diciembre 2020 - 08:53
Bruno Kaufmann

Apoyándose en todo un ejército de abogados, el presidente de Estados Unidos, que no ha renovado el cargo en las urnas, ha querido llevar a los tribunales los resultados habidos en más de 3 000 distritos electorales (counties) y estados. El 4 de noviembre, noche de las elecciones, el candidato republicano a la presidencia del país exigió que “debe contarse cada voto legal”.

En EE.UU. los jueces federales son favorables a la democracia

"Básicamente no hay nada de malo en eso", dice Paul Jacob, presidente de la oenegé conservadora de Estados Unidos CiEnlace externotizens in ChargeEnlace externo: "En Estados Unidos, los tribunales intervienen sobre todo después de una decisión democrática", subraya Jacob, cuya organización ha recurrido repetidamente a los tribunales federales de Estados Unidos. "Hemos comprobado que los jueces federales protegen nuestros derechos electorales y de voto más que los tribunales locales", asegura Jacobs. Explica esto, entre otras cosas, por el hecho de que los jueces de los estados, a diferencia de los jueces federales, tienen que ser reelegidos periódicamente. "Eso crea dependencias políticas y un desequilibrio entre la democracia y el Estado de derecho", explica.

"Trump esperaba que los tribunales se ocuparan de estas elecciones, como afirmó en sus tuits", dice el experto en procesos electorales Justin Lewitt, de la Loyola Law School (Facultad de Derecho de Loyola) de Los Ángeles y añade: "Pero ha obtenido una única respuesta por parte de los hombres y mujeres vestidos con toga: Lo sentimos, nos atenemos a la ley”. Sin embargo, es frecuente que las decisiones populares tomadas en los referéndums sean invalidadas posteriormente por un tribunal -en Estados Unidos, los ciudadanos de la mayoría de los estados tienen derechos democráticos directos,Enlace externo pero no a escala federal.

"En California, casi una tercera parte de los resultados de los referéndums son posteriormente revocados por un tribunal", afirma la politóloga Anna Christmann en Direct Democracy and the Rule of Law (Democracia directa y Estado de derecho)*. Christmann obtuvo el doctorado sobre este tema en la Universidad de Zúrich y desde 2017 es miembro del Parlamento alemán y portavoz de los Verdes por el compromiso cívico.

Alemania: la experiencia histórica da forma a la práctica jurídica

También en Alemania la tensión entre la voluntad del pueblo y el Estado de derecho es siempre un tema de debate, aunque en unas circunstancias completamente diferentes a las de Estados Unidos: "Aquí en Alemania, los tribunales se muestran muy activos antes de que se tome una decisión democrática", afirma Theo Schiller, profesor emérito de ciencias políticas de la Universidad de Marburgo.

"Esto se debe sobre todo a nuestra experiencia histórica entre las dos guerras mundiales", subraya Schiller, que ofrece una interpretación apasionante sobre esta cuestión en su nuevo libro**: "En Alemania, los tribunales desempeñan un papel ambivalente en lo que se refiere a la protección de los derechos populares".

Esto conduce a que muchas iniciativas populares presentadas en los municipios y los estados federados (länder) – al igual que Estados Unidos, en AlemaniaEnlace externo no existen derechos Enlace externopopulares de democracia directaEnlace externo a nivel federalEnlace externo- sean paralizadas por los tribunales antes incluso de que se haya iniciado la recogida de firmas.

“Es particularmente difícil para las iniciativas que abordan cuestiones financieras o que quieren ampliar los propios derechos populares”, señala Schiller, sin olvidar que en otros temas, como las infraestructuras o la educación, los tribunales suelen estar bastante dispuestos a permitir procesos democráticos de formación de opinión. Según un nuevo estudioEnlace externo publicado por la asociación More Democracy, desde la Segunda Guerra Mundial se han aprobado casi 500 iniciativas de democracia directa a escala de los länder.

En Baviera, el referéndum a favor de una "congelación de los alquileres" había sido firmado por unos 52 000 ciudadanos. En julio de 2020, el Tribunal Constitucional de Baviera prohibió la iniciativa legislativa. Stephan Rumpf / Süddeutsche Zeitung

En comparación con la intervención a posteriori del Estado de derecho en Estados Unidos, Theo Schiller ve una gran ventaja en la práctica alemana de revisión judicial previa: “En nuestro país, si se recogen firmas y se emiten votos, es seguro que estos tendrán un efecto vinculante y no podrán ser declarados nulos posteriormente”.

Suiza: el pueblo como legislador constitucional

A pesar de estas funciones diferentes del Estado de derecho en la democracia, Alemania y Estados Unidos se parecen en que los ciudadanos no pueden actuar como legisladores a escala federal. Esto difiere completamente de lo que ocurre en Suiza. "Aquí todos los cambios constitucionales deben ser aprobados por el pueblo y los cantones, pero no disponemos de un tribunal constitucional", afirma la abogada Nadja Binder Braun, que trabaja en la Universidad de Basilea.

De hecho, en la historia de la Suiza moderna solo un referéndum ha sido declarado nuloEnlace externo posteriormente por el Tribunal Federal, la más alta instancia judicial de Suiza. A esto se añaden algunas declaraciones previas de nulidad de iniciativas populares por parte de los cantones (tribunales) y, en cuatro casos, nacionales (por el Parlamento federal).

En la primavera de 2019, el Tribunal Federal en Lausana aprobó la denuncia de un grupo de iniciativa y declaró inválido el referéndum sobre la "penaEnlace externolizaciónEnlace externo del matrimonio"Enlace externo. Según el alto tribunal, el Consejo Federal (gobierno) había proporcionado información incorrecta en sus explicaciones a los votantes, es decir, en el denominado “folleto de Enlace externola Enlace externovotaciónEnlace externo”.

El Tribunal Federal de Suiza ha decidido: la votación sobre la “penalización del matrimonio” no es válida. La repetición de la votación queda a discreción del Consejo Federal. Peter Schneider / Keystone

Sin embargo, un desafío constitucional mucho mayor para la democracia suiza son los conflictos con los derechos humanos principales, consagrados en el ConvenEnlace externoioEnlace externo EuropeEnlace externooEnlace externo de Derechos HumanosEnlace externo ratificado por Suiza. "Estrasburgo sigue diciéndole a Suiza cómo lograr la igualdad", reconoce Sibilla Bondolfi en un artículo reciente publicado por SWI swissinfo.ch.

Tensión entre los centros de poder

Por muy diferente que sea la práctica en los Estados constitucionales federalistas desarrollados como EE. UU., Alemania o Suiza, las áreas concretas de tensión entre los diversos centros de poder son, en última instancia, similares. Mientras que para EE. UU. y Alemania, Suiza es un modeloEnlace externo para la introducción de los derechos populares democráticos directos a escala federal, las influencias jurídicas basadas en el modelo estadounidense y alemán son cada vez más notorias en Suiza.

Esto incluye la declaración de nulidad de un referéndum a posteriori y el papel cada vez más importante del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, pero también las propuestas para un análisis preliminar más intenso de las iniciativas populares a fin de comprobar su conformidad con el derecho internacional. Theo Schiller está convencido de que “un examen preliminar de este tipo sería beneficioso para la democracia en Suiza, porque entonces solo se votarían las iniciativas que se puedan implementar”.

Por muy diferente que sea la práctica en Estados de derecho como Estados Unidos, Alemania o Suiza, las zonas concretas de tensión entre los diversos centros de poder son, en última instancia, similares.

* Direct Democracy and the Rule of Law: Direct Democracy and Minorities (Democracia directa y Estado de derecho: democracia directa y minorías), Wiesbaden (Springer VS) 2012

**Aufbruch zur Demokratie: Die Weimarer Reichsverfassung als Bauplan für eine demokratische Republik (Camino hacia la democracia: la Constitución de Weimar como modelo para la creación de una república democrática), Baden-Baden (Nomos) 2020

Traducción del alemán: José M. Wolff

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo