Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Punto de vista La integración del español en el sistema educativo suizo

Alumnos y padres en torno a una mesa preparando una actividad de lectura

Alumnos y padres preparando una actividad de promoción de la lectura en español en la Biblioteca de Lausanne Jeunesse en 2018.

(ALCE Suiza)

En Suiza residen hoy más de 83 000 españoles y otros 30 000 ciudadanos que proceden de países hispanohablantes de América. ¿Qué oportunidades brinda el sistema educativo suizo para la preservación de esta lengua familiar?

PV Carlos Lázaro Melús

Punto de vista Carlos Lázaro Melús

Por Carlos Lázaro Melús

No solamente la situación geográfica de Suiza en el cruce de tres enormes esferas culturales europeas –alemana, francesa e italiana– convierte a este país alpino en un crisol de lenguas, sino que la enorme variedad de población de origen extranjero, alrededor del 24%, procedente de más de 200 países de los cinco continentes, hace brotar el plurilingüismo en las calles helvéticas. Paseando por los soportales de Berna o a las orillas del lago de Zúrich es posible oír todo tipo de idiomas, desde la variedad local de Schwytzerdütsch [dialecto suizo alemán] hasta el turco, pasando por el resto de lenguas nacionales y, obviamente, el español.

Carlos Lázaro Melús, Consejero de Educación para Suiza y Austria.

(ALCE Suiza)

¿Y cómo trata el sistema educativo suizo la enseñanza de lenguas extranjeras? Es preciso matizar el concepto de lengua extranjera cuando estamos en Suiza. Los estudiantes cursan lenguas nacionales diferentes a la suya materna y, además, habitualmente en determinadas etapas educativas estudian lenguas no nacionales, que pueden ser maternas o no en función de la procedencia del alumno. En términos generales, a lo largo de la escolaridad obligatoria lo habitual es que una persona estudie otra lengua nacional diferente a la suya materna y el inglés.

Parecería que el español no tiene cabida en este sistema complejo de lenguas nacionales y lenguas extranjeras. ¿Es realmente así? No exactamente; puede estudiarse español en la enseñanza secundaria superior, es decir, en los Gymnasien, collèges o licei, como materia específica o de opción. El número de horas semanales y de años de estudio puede variar de unos cantones a otros, pero en general, se puede decir que al final de esta etapa educativa los alumnos alcanzan un buen nivel de español, muchas veces superior al B2 del marco común europeo de referencia para las lenguas

¿Muchos estudiantes suizos optan por el español en la secundaria? Los últimos datos muestran que en el curso 2017-2018 estudiaron español como materia específica 7 888 alumnos de bachillerato en 115 centros de toda Suiza, lo que supone un 11,10% del total. Si se tiene en cuenta la naturaleza y el enorme peso lectivo de las materias específicas y la competencia del español con el resto de asignaturas, como Economía y Derecho, por ejemplo, se puede concluir que existe un gran interés por el español, no solo por su valor como lengua extranjera, sino como medio de comunicación global: no en vano el español es la segunda lengua materna del planeta, solo por detrás del mandarín.

¿Y en las universidades? Aquí se puede estudiar español bien siguiendo estudios de lingüística o bien en los institutos de idiomas. Las cifras son modestas, hablamos de algo más de 2 100 personas.

¿Y los adultos y la enseñanza no reglada? Mucha población estudia español en las universidades populares o en academias o centros privados, así como en las escuelas de hostelería suizas. Es complicado hablar de cifras, pero por poner un ejemplo, la Klubschule Migros, en su publicación “Cifras y hechos” 2017 indica que existen 11 021 estudiantes de español en sus centros, en los que el español se sitúa por detrás del alemán, inglés y francés, pero por delante del italiano.

El plazo de inscripción para las clases de Lengua y Cultura españolas (ALCE) está abierto, como cada año, del 15 de febrero al 31 de marzo. Más información en la página web de la Consejería de Educación de la Embajada de España en SuizaEnlace externo, donde puede descargar un informe sobre la situación del español en el mundoEnlace externo.

La web informa sobre las distintas acciones educativas que se realizan en Suiza en apoyo de la enseñanza del español: formación del profesorado, concursos para escolares, administración de la educación española a distancia, homologaciones de títulos, exposiciones y eventos culturales, ciclos de cine español por todo el país, etc.

Fin del recuadro

Oficialmente, algo más de 83 000 españoles residen en Suiza, aunque en este cómputo no se incluye a los españoles nacionalizados suizos. A estos hablantes de español hay que añadir otros 30 000 residentes procedentes de los países hispanohablantes de América. La colonia española en este país, de profundas raíces históricas desde la segunda mitad del siglo XX está plenamente integrada en la sociedad suiza, pero conserva su lengua de herencia, a veces sus lenguas de herencia, cuando proceden de regiones bilingües, como un tesoro que conviene preservar.

¿Qué oportunidades brinda el sistema educativo suizo para la preservación de esta lengua familiar? Basándose en el principio de que un buen conocimiento de la lengua materna favorece la adquisición de otras lenguas, los cantones favorecen la enseñanza de lengua y cultura de origen. En el caso del castellano, es el Ministerio de Educación y Formación Profesional español quien gestiona estas enseñanzas en Suiza, a través de las ALCEEnlace externo (Agrupaciones de Lengua y Cultura Españolas), de las que se benefician aproximadamente unos 4 500 hijos de españoles prácticamente en todos los cantones.

¿Cómo se organizan estas clases? Los alumnos cursan en horario extraescolar 3 horas semanales de lengua y cultura españolas, de las que al menos una hora y media es de enseñanza presencial en alguna de las 103 aulas cedidas por las escuelas suizas; el resto, en línea a través de una plataforma digital del Ministerio español. El profesorado es nativo y español de origen. La variedad de castellano que se enseña es la española, pues se trata de mantener la lengua de herencia, aunque también tiene cabida el estudio de la riqueza del español de América. Además, existe un amplio plan de actividades extraescolares, muchas veces en colaboración con entidades suizas y con las familias.

En definitiva, si bien el sistema educativo suizo favorece el estudio del español únicamente en una de sus etapas debido a la complejidad lingüística del país, el interés global por este idioma crece en paralelo al de los países vecinos, donde la ausencia de diferentes idiomas oficiales hace que la lengua de Cervantes o García Márquez se esté consolidando cada vez más como segunda lengua extranjera. Baste citar el ejemplo de Francia, donde más de tres millones de estudiantes de secundaria hablan español.

swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes