Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Recuento de un siglo de relación hombre-montaña

Expedición Suiza al Himalaya en 1956 (Museo Alpino Suizo).

(Dölf Reist)

El único museo consagrado a los Alpes suizos desde una óptica que cubre el país en su conjunto celebró su primer centenario.

Con una colección que incluye 20.000 objetos y 165.000 fotos, el Museo Alpino Suizo (MAS) da cuenta de un siglo de relación entre el hombre y la montaña.

"Antes el hombre temía a la montaña hoy es la montaña la que teme al hombre", sentenció Georges Pellaton en la ceremonia conmemorativa de la institución, celebrada este lunes (02.05) en la capital suiza.

Nacido al mismo tiempo que el MAS e integrante del Club Alpino Suizo (CAS) desde 1929, Georges Pellaton se cuenta entre los miembros más conocidos y más estimados de la sección de Berna de ese organismo.

El también "padrino" de la montaña Tödi -su predilecta-, se inició en el deporte del alpinismo desde muy temprana edad y dedicó más de medio siglo de vida a esa actividad.

Todavía hoy recorre regularmente la naturaleza y dirige los paseos de los miembros de mayor edad de la sección de Berna del CAS.

"Georges Pellaton encarna 100 años de entusiasmo por las cumbres -una vida pletórica de confrontación activa con la montaña; es decir, el tema principal del Museo Alpino Suizo: una viva historia cultural", señaló Urs Kneubühl al hacer la presentación del antiguo miembro del CAS.

Un interés constante

En efecto, el Museo Alpino Suizo recoge los más antiguos testimonios del sempiterno anhelo humano de alcanzar las cumbres.

A lo largo de su siglo de vida, el MAS ha podido reunir una serie de objetos y de fotografías que dan cuenta de la evolución en las técnicas y en las estrategias que el hombre ha empleado para lograr esa meta.

Desde su inicio en los albores del siglo pasado, en la sede del Club Alpino Suizo, el museo ha suscitado el interés creciente del público.

En los últimos cuatro años el porcentaje de frecuentación del MAS se ha incrementado en 80 puntos. Y entre los ejemplos del interés que la institución suscita entre los visitantes están las 30.000 entradas a la exposición temporal consagrada a los cambios climáticos.

Sin embargo, el museo confronta ahora serias inquietudes financieras.

No se trata de problemas derivados de la gestión del museo sino de la disminución del aporte público, de las divergencias entre las políticas aplicadas por los poderes públicos y de la complejidad del financiamiento según el estatuto de la fundación.

No todos los miembros de la Fundación del Museo Alpino Suizo han confirmado la declaración de intención en favor de un apoyo financiero a la institución cultural, con lo que el Consejo Comunal de Berna no ha podido emitir una decisión definitiva.

La Fundación ha manifestado su malestar por el hecho de no haber podido asegurar el futuro próximo del museo para la celebración del centenario.

No obstante, la dirección estima que hay "buenas posibilidades de encontrar una solución".

La Confederación, el cantón y la ciudad de Berna destinan cada uno 231.000 francos anuales al MAS.

Un festejo austero

En la preparación de los festejos del centenario incidieron los recortes presupuestales y la incertidumbre relativa a la participación pública. De ahí que el programa se concentrara en tres actividades:

Exposición del centenario "La eternidad del instante –La fotografía de montaña y de viaje de 1860 a la fecha" (03.03-23.10); Noche de los museos (18.03) y la ceremonia oficial efectuada este lunes (02.05).

Una ceremonia en la que Georges Pellaton denunció las actitudes nocivas del hombre en detrimento de la naturaleza y se pronunció en favor de un mayor respeto por el paisaje, por la montaña.

swissinfo, Marcela Águila

Datos clave

Con una colección que incluye 20.000 objetos y 165.000 fotos, el Museo Alpino Suizo (MAS) da cuenta de un siglo de relación entre el hombre y la montaña.

Fin del recuadro

Contexto

El Museo Alpino Suizo fue inaugurado en 1905 en la sección bernesa del Club Alpino suizo.

En 1930 el sueño de abrigar al museo en sus propias instalaciones se concretiza.

Para la construcción y explotación del museo se crea una fundación en 1933.

Ese mismo año el museo se muda a sus nuevas instalaciones en Helvetiaplatz, donde funciona desde entonces.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes