Necesidades educativas especiales

Dominic Steinmann/Keystone

En materia de educación, Suiza ofrece un enfoque inclusivo para los niños con discapacidad o dificultades de aprendizaje. Existen también ayudas para niños superdotados y para aquellos que no hablan la lengua local.

Este contenido fue publicado el 30 abril 2020 - 10:51

La educación especial, que está amparada por la ley, abarca las necesidades educativas de un niño desde su nacimiento hasta los 20 años. Durante este periodo de tiempo los niños tienen derecho a una educación especial con apoyo de especialistas.

Normalmente, en Suiza los niños con alguna discapacidad acuden a escuelas normales, a tiempo completo o parcial. Sin embargo, hay diferencias regionales debido a que la educación es una competencia cantonal y, por tanto, cada cantón puede tener su propio concepto de necesidades educativas especiales.

Existen también centros educativos especializados en ciertos tipos de discapacidad o de dificultades de aprendizaje o comportamiento. Algunos cantones tienen clases de necesidades educativas especiales (un punto intermedio entre la escuela normal y la educación especial).

Para obtener más información sobre las diferentes necesidades en educación para alumnos sordos, pinche en este enlace.

 + Aquí tiene más información sobre cómo se atienden las necesidades de niños sordos

Ayuda en la escuela

La educación especial puede también aplicarse a niños con dificultades de aprendizaje graves o menos graves. Normalmente, los maestros reciben apoyo de profesores especializados en educación especial que se centran en integrar a este tipo de alumnos en el programa regular de la clase. Se ocupan fundamentalmente de las áreas de alfabetización y matemáticas, así como de los temas de concentración, motivación y comportamiento.

Algunos alumnos pueden también recibir terapia para los trastornos de la comunicación y el habla o terapia psicomotriz, orientada esta última a desarrollar el movimiento, la coordinación y el equilibrio.

Necesidades de lenguaje

Además, existe también apoyo al aprendizaje de idiomas para hablantes no nativos hasta el primer nivel de secundaria. Se trata, por lo general, de clases adicionales de idiomas (alemán, francés o italiano, dependiendo del cantón) entre una y tres veces durante la semana escolar normal. Algunos cantones organizan clases de idiomas separadas durante un periodo limitado de tiempo para preparar a los recién llegados a la escuela normal.

En el cantón de Tesino, de habla italiana, el objetivo es contribuir a la integración de los niños de lengua extranjera y mejorar su italiano, al tiempo que se salvaguarda su identidad cultural.

Niños superdotados

El apoyo a los niños superdotados difiere también de un cantón a otro: desde saltarse un año hasta acudir a centros educativos especializados, pasando por tutorías para actividades extraescolares. Los maestros pueden también dar a sus alumnos brillantes trabajo adicional para realizar en clase. Pero el apoyo a niños superdotados es solo prioritario en algunas escuelas y varía mucho también la cantidad de fondos destinados a esta actividad.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch