Navigation

Una importante comunidad suiza en Israel

Jerusalén bajo la nieve... Keystone

Israel alberga la más importante comunidad de expatriados suizos de todo el continente asiático. Cerca de 12.000 suizos están matriculados en el consulado de Tel-Aviv.

Este contenido fue publicado el 12 febrero 2007 - 10:07

Encuentro con dos de ellos, Marcelo Hess, de Basilea y propietario de un restaurante en Jerusalén y Taly Bollag, estudiante de Zúrich.

Según Jean-Pierre Pauneyer, cónsul de Suiza en Tel-Aviv, Israel se encuentra a la cabeza del conjunto de los países asiáticos en cuanto al número de ciudadanos helvéticos que residen allí.

Cerca de 12.000 suizos están matriculados en el consulado de Tel-Aviv. Esa cifra hace de esa comunidad la más importante de ex patriados en Asia. Mucho más distante se encuentra Tailandia con 4.000 y, en tercera posición, Filipinas, con 2000 suizos.

A la pregunta sobre si el asunto de los fondos de los desheredados había acelerado el movimiento migratorio hacia Israel, Jean-Pierre Pauneyer responde negativamente.

"El crecimiento de esta comunidad es constante desde hace una veintena de años. Un aumento que varía anualmente 3 a 5%", subraya. La mayoría de esos suizos se instalaron en la planicie costera, pero los hay también en Jerusalén y en Eilat, ciudad costera sobre el Mar Rojo.

Dueño de un restaurante en Jerusalén

Entre las personalidades notables de esta comunidad de ex patriados: Alfonso Nussbaumer, uno de los constructores del puerto de Eilat y guía turístico, Jeanine Bollag, responsable de los clubes suizos, y Marcel Hess, antiguo diputado liberal del parlamento cantonal de Basilea, vicepresidente de los salchicheros del cantón, propietario de un restauran en Jerusalén y actual figura emblemática.

Todo en su restaurante recuerda cierto arte de vida. Judío religioso, Marcelo Hess quiere ser un lazo de unión entre su país de nacimiento y su país de adopción. Inmigró a Israel en la Navidad de 1998.

"Sentí la necesidad de reencontrar mis raíces", dice. Explica la inmigración de numerosos suizos en este país por el hecho de que "a pesar de la situación en las fronteras, la economía de Israel se desarrolla positivamente y hay aquí una calidad efectiva de vida".

Un personaje notable de Basilea

¿Por qué Marcel Hess, que era una figura notable en Basilea, hizo su equipaje para instalarse con mujer y niños en Israel?

"Primero, dice, a finales de los años 90 golpeaba fuerte la enfermedad de la vaca loca y toda mi producción se basaba en la carne de res. Mientras que en Israel el problema no existía. La segunda razón: la educación de los niños, la posibilidad para ellos de estudiar en la universidad y de practicar su religión".

"En tercer lugar, a causa de los efectos del asunto de los fondos de los desheredados, que me pusieron en una situación en la que debía estar siempre a la defensa contra toda suerte de acusaciones. Estas tres razones me hicieron tomar la decisión de continuar mis actividades profesionales de salchichero en Israel".

Seriedad y competencia

Marcelo Hess destaca un punto que considera importante: "debido a que soy suizo mi integración fue fácil. La gente veía en ese hecho una prueba de seriedad y de competencia. Esto me permitió establecer aquí un islote de gastronomía suiza de alta calidad" .

¿A pesar de su éxito no experimenta momentos de nostalgia o hasta el deseo de regresar a Basilea? Su respuesta, un grito del corazón: "siempre tengo nostalgia de Suiza".

Dobles raíces

Taly Bollag, estudiante, originaria de Zúrich, llegó con sus padres a Israel a los 14 años, hace más de una década. Su integración en la sociedad fue muy rápida debido a su juventud.

"Para los israelíes, ser suizo tiene algo especial. Al principio tuve algunas dificultades a causa de la lengua, pero ahora me siento también israelí".

¿Está en relación con otros jóvenes suizos? "Debo reconocer, dice, que casi no tengo amigos suizos".

"Los clubes suizos organizan muchos encuentros, pero en general son adultos o personas de edad quienes asisten. No hay actualmente clubes suizos para jóvenes. Es un vacío que habrá que colmar. Hablaré de eso a mi madre, que dirige los clubes suizos en Israel", precisa, sonriendo.

¿Un poco de nostalgia a pesar de todo? "Sobre todo en los períodos de tensión, Suiza me falta por la seguridad, la vida apacible que ofrece. Cuando estoy en Suiza me falta Israel, cuando estoy en Israel es Suiza la que me falta. Ambos países forman parte de mí, componen mi personalidad".

swissinfo, Simon Leger
(Traducción, Marcela Águila Rubín)

Datos clave

Israel es un país de inmigración. Desde su creación en 1948, su población se ha multiplicado por siete. Cuenta actualmente con más de 6.000.000 de habitantes.

Los judíos representan cerca del 79.2% de la población del país, mientras que los no judíos, en su mayoría árabes palestinos, son cerca del 20.8%.

Largo y estrecho, el país tiene 470 km en su longitud más grande y 135 km en su parte más ancha.

Lenguas oficiales: hebreo, árabe
Capital: Tel-Aviv

Comunidades suizas en algunos países de Asia:

Israel: aproximadamente 12.000 suizos están matriculados en el consulado suizo

Tailandia: 4.000 suizos registrados

Filipinas: 2.000 suizos registrados

End of insertion

Comunidades suizas en algunos países de Asia:

Israel: aproximadamente 12.000 suizos están matriculados en el consulado suizo

Tailandia: 4000 suizos registrados

Filipinas: 2000 suizos registrados

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo